Estéreo Beach 2018, una gran fiesta al lado de la playa

La semana santa ya tiene instaurado un evento que cada año reúne música, medio ambiente y mucho baile junto al mar. Suena idílico, ¿verdad?, ¡lo fue!

Playa, brisa y mar es lo más bello de la tierra mía, sí señor, y más si se pasa viernes santo en Estéreo Beach, un festival delicioso en donde los sentidos y la conexión con la sierra Nevada son los protagonistas. Este año, se realizó el 30 de abril y reunió a más de 2000 personas alrededor de buena música, una gran oferta gastronómica, yoga, juegos y buen mood.

Li Saumet (Bomba Estéreo), la anfitriona de la fiesta, compartió con todos, encendió savia para atraer energía bonita y cantó “a capela” To My Love, de su álbum Amanecer. Ságan y Elsa y Elmar  recibieron a los festivaleros y prendieron el mood de lo que sería una gran tarde musical. Pick a Piper (proyecto del baterista de Caribou, Brad Weber), subió el tono en el atardecer y encendió al público con su electrónica dance y su percusión poli rítmica, lo que siguió Ghetto Kumbé con sus tambores y show de colores. Y para rematar la noche, un delicioso sereno que duró hasta el cierre de un festival que estuvo lleno de todo tipo de emociones.

La gente de Estéreo Beach...

En esta gran fiesta llena de color, maquillaje brillante y de “pintas” relajadas, se unieron personas de todos lados del país y del mundo. Erick Diamond, un joven canadiense de 24 años que llegó invitado por su combo de amigos samarios, nos contó que la experiencia había sido única en su vida. Los colores y el mood relajado y tranquilo de la Casa de Piedra (ubicación Festival) lo llenaron de las mejores energías para regresar a Toronto. Se "matriculó" para el próximo año y prometió venir con más amigos.

A Nathashia Franco, barranquillera de 29 años, le encantó la estética del festival. Para ella, la mezcla de mar, la buena música, el clima rico y el lugar, convierten a Estéreo Beach en un plan perfecto para pasar un muy buen rato; y eso mismo pensó Daniela Gómez, que vino exclusivamente al evento desde Bogotá. Tiene 20 años y nos contó que planeó el viaje desde el año pasado con sus amigas. Se vino en plan mochilera y se quedó en un hostal en Palomino.

Pero no sólo el público nos contó su experiencia. También hablamos con varios artistas que se presentaron y les preguntamos sobre el festival.

Mónica, vocalista de Ságan, nos contó que esta fue su primera presentación en playa. Para ella fue una experiencia muy bonita ya que todos los asistentes, por estar en el mar, estaban en una onda muy bacana y disfrutando mucho el concierto. “El festival pasa en un lugar que es muy especial y la gente se pone en una onda muy chévere, creo que esa es la magia que tiene Estéreo Beach. La playa, el mar, la naturaleza se siente súper presente”.

“El festival Estéreo Beach me pareció uno de los festivales más bonitos que hay en Colombia. Tocar en frente del mar, debajo del sol, fue una experiencia divina. Nos trataron increíble, y honestamente, fue uno de los shows más bonitos que hemos tenido. Fue hermoso ver cómo el público se iba conectando poco a poco y al final terminamos en una fiesta increíble”, nos dijo Elsa, de Elsa y Elmar.

En resumen, Estéreo Beach es un evento al que hay que ir. ¿Y tú qué esperas para asistir? Les dejamos una galería fotográfica para que se antojen el próximo año: 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Register

Enviar