Milmarías: Araucaima en mucho más que once dimensiones

Con motivo del lanzamiento oficial de su nuevo disco 'Araucaima', el trío hizo un  minucioso y decidido repaso por su repertorio en La Piel Roja (Bogotá) el viernes 21 de abril.

Es como si se le hubiera puesto a Lucho Bermúdez un sintetizador en frente. Como si a El Loco Quintero lo hubiera acompañado uno de los mejores bateristas del país. Como si La Banda Nueva, aquella legendaria agrupación colombiana de los años 70, continuara su exploración de sonidos populares con rock uniendo elementos acústicos y electrónicos.

Así es Milmarías, el proyecto musical de los hermanos Erick y Kike Bejarano complementado con el ya mítico Gregorio Merchán (Morfonia, Odio A Botero, Aterciopelados, y más, muchos más) en la batería. Lo suyo, la actualización del sonido tropical colombiano, representándolo en un lenguaje actual y gratamente digerible para el oído entrenado y no tan entrenado.

Con motivo del lanzamiento oficial de su nuevo disco Araucaima, el trío hizo un  minucioso y decidido repaso por su repertorio en La Piel Roja (Bogotá) el viernes 21 de abril. Aliento Jarocho, Cachito, La Palmera Voladora, Amor Ninjutsu, Un Poquito Animal, Araucaima y Margo, estas últimas con la participación en los coros de Jimena Ángel, Diana Tovar y Diana San Miguel, entre otras, mostraron a un Milmarías firme, con un concepto musical y artístico bien definido que se dispone a conquistar a más de un desprevenido.

Armonías vocales atractivas, el bajo rítmico que evoca pasos traídos de otras épocas, el trombón y una batería totalmente arrolladora, marcaron la presentación de una propuesta que poco a poco reclama su lugar en la escena alternativa nacional. 

Es que lo de Milmarías es llamativo no solo por su presente, sino porque en el mismo ha podido recoger parte de nuestra historia musical tropical para transmitirla en una jerga año 2017. Eso promete, y mucho. Muestra de eso fue su interpretación de La Ola 2000, canción original de Noel Petro que fue interpretada con una fuerza y un respeto que emociona.

Pasado interpretado en este presente en un lenguaje que le da una vigencia a futuro. ¿Complicado? No. Como le dijo El Burro Mocho en su canción: “lo que está gustando y te va a gustar”.

#Radiónica2, sonidos colombianos 24/7. ¡Escuchen aquí!

¿Qué te pareció este contenido?