Terror y terrorismo en la nueva obra del Teatro Petra: Cuando Estallan las Paredes

Ya se estrenó la nueva obra de Fabio Rubiano, uno de los mayores referentes del teatro colombiano.

(...) ¿a quién le interesa que haya terrorismo?, ¿a quién le interesan los actos de terror?; claro, al grupo que lo pone, aunque también hay algunos líderes o falsos líderes que están interesados en que haya actos de terror, en que se maten policías, necesitan la foto de un policía muerto para exhibirla frente a la opinión pública y que su presencia en el universo político sea necesario. Por eso tanto nerviosismo con que se firme la paz, con que se acabe el terror, con que se acaben los actos terroristas, con que podamos convivir en paz, eso debe asustar a muchos, porque tienen como negocio la muerte... 

Fabio Rubiano presentó el 9 de mayo su nueva obra, Cuando Estallan las Paredes, la historia de un atentado, o de varios atentandos, con víctimas que son victimarios y victimarios que a la vez son víctimas; ambos agentes con poder sobre los otros, ambos títeres en unas lógicas sociales que han inculcado el terror y la defensa como método de supervivencia, propio, y de un sistema que necesita de los dos bandos para permanecer y mantener en el poder a quienes son verdugos y obligan al otro a tomar el papel de ajusticiador. 

Marcela Valencia como M. Isabel de W. Lombana (la medre), Liliana Escobar como Molina Rana (la pulpa), Jacques Toukhmanian como Patricio W. Lombana (padre), Jonatan Cabrera como Única Doméstica, Ana María Cuéllar como Hermana Lara, Mónica Giraldo como Clemencia muy delagada (hija), Mauricio Santos como Niño Gaby (hijo), Santiago Londoño como El maestreo Luna / Perro, y Fabio Rubiano como Doctor Brasil -además de dramaturgo y director- componen este elenco, encargado de dar vida a una historia que más allá del placer estético (con una dirección de arte magistral) con algo de drama, terror y humor, nos pone a reflexionar sobre el conflicto que se genera en una relación de poder donde hay buenos y malos y donde no solo los individuos directamente involucados salen perdiendo, sino todos aquellos que lo rodean y también tienen con él una relación de dependencia emocional. Cuando Estallan las Paredes no hace señalamientos, ni especulaciones ni análisis, Cuando Estallan las Paredes hace preguntas que pasman, que nos dejan amarrados a la silla del teatro durante algunos minutos intentando pensar en nuestras realidades, con ganas de indagar en nuestras verdades y el sentido o el no sentido de estas. 

La nueva obra de Fabio Rubiano es una coproducción del Teatro Jorge Eliécer Gaitán con el Teatro Petra y la colaboración de Daniel Álvarez Mikey de Vivemikey Producciones, como productor ejecutivo: "Realmente fue Daniel Mikey quien buscando alianzas y recursos para hacer la obra de teatro le propuso a IDARTES por medio de Lina María Gaviria (Subdirectora de Equipamentos Culturales del Teatro Jorge Eliécer Gaitán) hacer la coproducción, imagino que para ellos también es una garantía el Tetro Petra, los 33 años y las obras que ha hecho, y venir con una coproducción con el Teatro Colón como Labio de Liebre, decidieron hacerla y creo que no los defraudamos", cuenta Marcela Valencia, socia de Fabio Rubiano desde la fundación del Teatro Petra en 1985.

Según le contaba Fabio Rubiano a IDARTES (ver entrevista) "desde hacía mucho tiempo, había una idea de hacer teatro sobre quienes ejercen acciones de terror, o quienes ejercen el terrorismo, pensando, por ejemplo, en cuáles serían las razones (...) Luego eso pasó a un segundo plano, el primer borrador (de Cuando Estallan las Paredes) se hace en un viaje, me acuerdo que estábamos girando con Labio de liebre y aparece el primer borrador: es un grupo que prepara un atentado contra una familia y vemos la familia, cuál es la vida de la familia, la vida de la gente que prepara el atentado, cómo los dos empiezan a hablarse, ahí está el germen."

Hablando con Marcela Valencia del nacimiento de la nueva obra del Teatro Petra y del momento de Labio de Liebre en el cual irrumpió, ella dice que "El Teatro Petra tiene un director y un dramaturgo que es Fabio Rubiano, eso no quiere decir que los actores no propongan ni que dentro de un proceso de montaje no se cambien cosas, pero ralmente las obras surgen desde la cabeza de Fabio, yo no puedo decir que mientras estábamos haciendo Labio de Liebre Fabio planteó tal cosa e improvisamos y se creó un texto, no, Fabio ya tiene los textos claros, la mayoria de las veces llega con un texto completo que claramente se puede transformar; Cuando estallas las paredes tuvo muchas muchas versiones, de una propuesta general de él mas las propuestas de los actores, pero yo sí tengo claro que Fabio es el director y el dramaturgo y mañana nos puede decir 'Tengo un Shakespeare para montar de esta manera o estoy escribiendo algo sobre...' y personalmente yo que soy su socia, lo sigo porque creo infinitamente en sus propuestas y en su dramaturgia."

Marcela Valencia tiene en Cuando Estallan las Paredes, uno de los papeles más arrolladores y divertidos, es ella, quizá, la cuota de humor de este terror, respecto a su M. Isabel de W. Lombana (madre) y los demás personajes que Fabio ha creado y ella ha interpretado dice que "la mayoría de las veces Fabio nos pone a todos los actores a improvisar en todos los personajes, uno a veces no sabe qué personaje va a ser, en otras él llega y dice 'yo quiero  que Marcela haga esto y aquel esto', lo tiene claro, de hecho Cuando Estallan las Paredes partió de que todos los actores nos doblarámos, que por ejemplo la mamá que yo hago la hiciera en un pedazo y otra actriz la hiciera luego, y otra en otro pedazo, y lo mismo con todos los personajes... Al principio a uno como actor le encanta, si a uno le ponen 10 personajes uno es feliz mirando a ver cómo hace, es como lo más maravilloso, pero finalmente la obra se fue dando como quedó, como ya la vieron, y el reparto quedó así. Obviamente Fabio después de muchos años de trabajo -y comenzando conmigo-, confía en mí como actriz y supongo que yo soy acreedora a los mejores personajes, pero Fabio tiene una cosa, y es que en todas las obras todo el mundo participa de la misma manera, o sea, todo el mundo tiene una importancia, quizá en Cuando Estallan las Paredes participan unos más que otros, pero la idea es que todos los personajes se vean, no que hayan algunos más importantes."

Respecto al miedo, al miedo de asumir un personaje, o a estrenar una obra, ella segura que el personaje que encarna en Cuando Estallan las Paredes es uno de los que más le ha costado: "Este, para mí, ha sido uno de los personajes más difíciles, tal vez porque estabámos con la apertura de la sede (Petra estrenó nueva sede en carrera 15 bis n.° 39-39 ), estabámos con Labio de Liebre, yo estaba con Yo no estoy loca (Otra obra escrita y dirigida por Rubiano a partir de anécdotas de Marcela), salimos fuera del país, estaba haciendo casting para una peli, entonces a mí me costaba, yo como que no encontraba y finalmente la obra crece y se concreta cuando uno la estrena al público, claramente hay un proceso de ensayo muy fuerte pero uno lo logra alimentar, por ejemplo en Labio de Liebre después de dos años y más de 100 funciones yo todavía le encuentro cosas al personaje. ¿Y el miedo? El miedo siempre va a estar presente porque uno nunca sabe el público cómo lo va a recibir, el miedo es controlable, el pánico es otra cosa- hay pánico el día del estreno, yo el día del estreno siempre maldigo y digo 'pero yo por qué me metí a esto y por qué tengo esta sensación tan terrorífica, tan de ir al baño dos o tres veces antes de que suene el tercer timbre-, no es lo mismo el miedo del estreno y el miedo después de 100 funciones."

Respecto a la rspuesta del público en la semana de estreno de Cuando Estallas las Paredes, Marcela habla de nuevos espacios para el teatro: "El Teatro Jorge Eliécer hasta ahorita está creando un público, es un teatro muy grande, no es fácil, pero cuando a mí me entran 500 personas a una función es un record, es una fiesta, pero para un teatro de 1700 pues no es mucho, yo personalmente me siento feliz, nos ha ido bien, hemos tenido un primedio de 250 a 300 espectádores por función y a mí eso me parece buenísimo, la idea es llegar por lo menos a mil, pero no es fácil. La apuesta que están haciendo IDARTES y el Teatro Jorge Eliécer Gaitán es buenísima porque si esta coproducción ya lleva público y entran a otra con otro grupo y empiezan a crear así espacios alrededor del teatro colombiano ya sea de Bogotá, Cali, Medellín... llegará un momento donde la gente dirá: 'Vamos a ir al Teatro Jorge Eliécer Gaitán porque allá hay obras de teatro colombiano buenas que queremos ver'.

De la evolución del teatro en Colombia y la formación y/o consolidación de públicos Marcela recuerda sus primeras obras y celebra el presente: "Hace 15 años, incluso si uno se presentaba en un teatro de 100 personas, ¿lleve 100 personas a ver cómo nos va? Llegaban 10... Yo empecé a hacer teatro y en mis primeras funciones iban 5 personas, entonces ahora, primero, hay muchos más grupos; tú hoy puedes revisar la programación y hay por lo menos 60 ofertas en Bogotá, eso es maravilloso, cada vez hay más gente, hay más grupos y cada vez más público, porque tú hablas con compañeros de distintas sedes y ya llegan 70, 80, 100, 200 personas y eso es maravilloso, esperamos que eso se siga fortaleciendo. Creo que el público bogotano tiene una cantidad de ofertas que además han tenido respuesta.También es cierto que cada vez salimos más, Brasil., Costa Rica, Venezuela... siento escalofríos de la felicidad de decirlo. 

Cuando Esrallan las Paredes es una obra necesaria para el presente del país, así se lee desde el público y también desde dentro: "Yo creo definitivamente que Cuando Estallan las Paredes es una obra que tiene que ver con el momento actual, es una obra fuerte, a mucho sectores no les gustará, y perfectamente se podría salir cierto público, lo cual sabemos, pero el teatro o el arte que no corre riesgos, pues... A mí me parece que no vale tanto la pena. Ahora, creo que el teatro colombiano está dejando un nombre muy alto, nosotros vinimos de Francia de un mes y medio de recorrernos el sur y el norte de Francia con Labio de Liebre y las críticas en la prensa, mas los comentarios que los directores de los festivales le envían al Ministerio de Cultura... es una cosa maravillosa. Nos sentimos felices de que la gente pueda hablar de eso y no de ese pasado oscuro que tuvimos con el narcotráfico, lo tuvimos, es una cosa que no podemos olvidar, pero ya lo superamos, acá tenemos cosas muy buenas por mostrar y eso es lo que hace el arte en general."

Si pueden vayan a ver Cuando Estallan las Paredes en sus últimas funciones en el Teatro Jorge Eliécer Gaitan: miércoles, jueves y viernes a las 8:00 p.m. y sábado con doble función: 5 y 8 p.m.

No se arrepentirán, disfrutarán estéticamente de una puesta en escena impecable y algo de ustedes no será igual tras salir del lugar. 

¿Qué te pareció este contenido?