Captain America: Civil War… Marvel juega a lo seguro

Diego Bolaños pudo haber sido un superhéroe, un superhéroe geek. Pero no quiso, más bien se dedicó a estudiarlos, analizarlos y a hablar de ellos y sus películas. Aquí sus reacciones después de ver lo más reciente del Capitán América.

Se estrenó la tercera entrega de la saga del Capitán América en el MCU (Marvel Cinematic Universe) y en un mundo lleno de trilogías, cuando uno espera cierres, recibe otro capítulo más. Así es, otro más, de esos que venden, que complacen y que cumplen.

Civil War continúa la tradición de la saga de Steve Rodgers al más puro estilo del cine de espías. Una trama clásica, escenas de acción impresionantes y la promesa de enfrentamientos entre compañeros se cumple de punta a punta. Tal vez cumple en exceso cuando uno se da cuenta que vino a ver lo que esperaba, eso y nada más. Eso tampoco está mal, pero la falta de sorpresa que empiezan a tener las películas de superhéroes puede que en el futuro pase una factura que la incorporación de nuevos personajes no pueda pagar.

La incorporación de Spiderman y Black Panther refrescan un grupo que cada vez tiende a verse más abultado, pero es innegable que uno de los personajes más queridos de los cómics siempre será bienvenido, y que esta encarnación de Peter Parker fue una decisión acertada por parte de Sony Pictures (dueños de sus derechos cinematográficos) y Marvel. Spiderman llega como lo que es, el nuevo del salón y lo hace magistralmente.

Las escenas de acción son excelentes y mantienen la tradición de Marvel. Hay que recordar que Marvel Studios hace películas de cómics y no tiene aspiración a grandes despliegues dramáticos como los de la saga de El Caballero De La Noche. Sus películas son viñetas en movimiento en la que se captura el espíritu de los superhéroes que han inspirado generaciones, mezclado con una pizca de humor para el público mainstream.

Por otro lado, Marvel empieza a confiarse demasiado de sus gráficas a computador y esto puede empezar a afectar un poco la percepción de calidad final de la película (algo que requiere cuidado). Por último, aún no sabemos si su decisión de apegarse al terreno conocido se agradece o empieza a mostrar un agotamiento del género. En todo caso, Capitán América: Civil War cumple, sin sorpresas, pero cumple. Vayan a verla.

¿Qué te pareció este contenido?