La Muchacha presenta: “No azara”, una canción para tiempos convulsos

Un canto de resistencia que hace un llamado a la paz.

“No azara” es un homenaje a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó y a la resistencia de los pueblos de Colombia y el mundo que también promueven la paz. Es un canto de resistencia que vuelve a tener esta forma cruda de la que tanto habla La Muchacha en sus temas y que se convierte en un retrato desnudo de las contradicciones de un país como el nuestro, donde la resistencia civil late cada vez más fuerte frente a una violencia estatal que aplaca y oprime. 

Esta canción toma la voz de un personaje que se para frente a la violencia. Le habla a otro cuerpo, otro ser que violenta, despoja y desplaza. “A mi no me calla su sevicia, ni sus máscaras de maldad porque vengo con combo azaroso, que no come de su autoridad”, dice la Muchacha. Y agrega con fuerza mientras el ritmo acelera y las venas de su garganta se dilatan: “le hacemos fuerza a la semilla porque usted la trata de ilegal. Tenemos el power de la minga. Power y junta para alimentar”. 

La canción se convierte así en un canto de esperanza para nuestros tiempos, en los que Colombia ha dejado ver sus más profundas heridas y sus pasiones más sangrientas. La música de La Muchacha es verdaderamente cruda, no en un sentido de la superposición de distintos ruidos, sino en el sentido que nos permite apreciar la desnudez de su mirada ante un sistema opresivo, su voz propia, sus dolores más profundos.

No hay muchos efectos sonoros, ni una súper producción detrás de la escena. Está ella ahí, con toda su presencia, su cuerpo, su pulso, su guitarra reaccionando ante la música y dejando que a su garganta la atraviese el dolor, la esperanza y todas esos polos de emociones que lejos de ser contradictorios entre sí, hoy habitan los cuerpos de quienes hoy se siguen resistiendo a la violencia desde distintos frentes.

¿Qué te pareció este contenido?