“Acts of rebellion” de Ela Minus: El disco del año

Ela Minus ha dado un despliegue de su ingenio musical. Este año nos dejó ver con claridad tres de sus facetas: productora, cantante y performancer.

Para Ela Minus este año pintaba como uno memorable. Una gira con Caribou (una de sus bandas favoritas); shows en Coachella, en Primavera Sound; el lanzamiento de su disco y, por supuesto, el anuncio de su fichaje en Domino Records (la casa disquera de agrupaciones como Arctic Monkeys, Blood Orange o Hot Chip). Los planes se tuvieron que volver a armar, las ganas de tocar ese nuevo disco se vieron contenidas. Y sí, quizás el año estaba planeado de otra forma, pero pese a las circunstancias terminó siendo más que memorable para ella. 

Gabriela Jimeno, la artífice de Ela Minus, no solo lanzó su disco debut Acts of Rebellion, sino que se posicionó como uno de los nombres más importantes de la electrónica en el mundo.

Los medios especializados en música han sido testigos de su envergadura: Pitchfork eligió “Dominique” como una de sus 100 canciones del año; The Guardian describe su álbum como “Un disco que comparte mensajes de amor propio y resistencia que, integrados en su enfoque de bricolaje, atraviesan con resonancia real”; “They told us it was hard, but they were wrong” cerró la imponente pasarela de Chanel e incluso Vogue le dedicó páginas a su trabajo, al igual que Future Music. 

En este disco Gabriela condensó los esfuerzos de una larga carrera en la independencia, un legado académico que estrechó su relación con los sintetizadores y las máquinas, esa entrañable pasión por la música palpable en cada track. Nos mostró sus múltiples facetas: la de productora de música electrónica, la de una voz versátil que no le tiene miedo a codearse con el pop, la de una perfomance hipnótica y, sin duda, la de una artista integral que ha logrado que su proyecto resuene en el mundo. 

En el Radiónica Top 25 estuvo presente con canciones como “They told us it was hard but they were wrong”, “Megapunk” y “Dominique”, consiguiendo ser número 1 en varias ocasiones, pero la claridad de la relevancia de “Acts of rebellion” la entendimos en el Concierto Radiónica 2020, cuando, sobre el escenario, la vimos caminar y bailar con desenvoltura y parsimonia, yuxtaponiendo los sonidos que salían de su boca con los que construía con las manos, envolviéndonos en un memorable show magnético. 

Entonces nos complace anunciar que “Acts of rebellion”, de Ela Minus, es nuestro álbum más importante del 2020, una oda a la resistencia y a la revolución desde la música que, como dicen en The Guardian, resultó ser un disco casi profético ante este año pandémico. Sabemos que este es apenas el comienzo, pero nos enorgullece hacer parte del proceso.

¿Qué te pareció este contenido?