[Reseña] Call me by your name (2017) de Luca Guadagnino

Luca Guadagnino apela al naturalismo para mostrarnos a sus personajes, la película crece con ellos, se hace cada vez menos compleja y más trascendetal.

Call me by your name (2017) es la tercera y última entrega de la trilogía temática Desire de Luca Guadagnino, la anteceden A Bigger Splash (2015) y I Am Love (2009). Sin dudarlo mucho, quienes la vieron completa (la trilogía), dirán que su última entrega es la mejor de todas, pues aunque I Am Love vale mucho la pena, A Bigger Splash es más bien poco recomendable. 

La historia que se narra en Call me by your name (2017) ocurre en la Italia de los años 80, la protagonizan Elio (Timothée Chalamet), un joven de 17 años cuyo padre, un prestigioso académico e investigador, recibe a Oliver (Arnie Hamer) en temporada vacacional para que le ayude con sus artículos académicos. Oliver es mucho mayor que Elio, pero lo que ocurre entre ellos, que va entre el rechazo inicial convertido luego en amistad, el deseo, la atracción sexual y la complicidad, da pie a uno de los discursos más poderosos y elocuentes sobre el amor.

En Call me by your name (2017) nos relatan y recrean la historia de amor de dos personas del mismo sexo con tanta naturalidad que cada detalle se hace trascendental. Aquí no hay ni homosexuales, ni heterosexuales, ni bisexuales, no hay términos para definir a los protagonistas o referirse a ellos, nadie nunca habla de sexualidad ni de orientación sexual, y este manejo del discurso en una era donde predominan y abundan las categorías y definiciones sobre lo que somos o queremos, nos pone frente a un problema que ya superó el rechazo social y el escarnio publico.

La sociedad opresora que tantas veces ha servido de argumento para películas sobre homosexualidad apenas tiene cabida en Call me by your name (2017), aquí la presión y el rechazo no la ejercen otros sino los propios protagonistas hacia su propio ser, no hay batalla más allá que la aceptación propia; y aunque este es uno de los aspectos que se abordan en esta película, los personajes logran trascender y plantear una discusión que va más allá del género, recreando el descubrimiento, el despertar sexual, la aceptación y la liberación de prejuicios para contarnos una historia de amor con encantos y desencantos. 

Oliver: ¿Hay algo que no sepas?
Elio: No sé nada, Oliver.
- Bueno, sabes más que nadie por aquí.
- Si supieras lo poco que sé sobre las cosas que en realidad importan.
- ¿Cuáles son las cosas que importan?
- Ya sabes qué cosas.
- ¿Por qué me estás contando todo esto?
- Porque pensé que debías saberlo.
- ¿Porque pensabas que debía saberlo?...
- Porque quería que lo supieras... (repitiendo para sí mismo) Porque quería que lo supieras... Porque quería que lo supieras... Porque quería que lo - ¿Estás diciendo lo que creo que estás diciendo?
(Elio afirma con la cabeza)
- Espérame aquí. No te vayas.
- Sabes perfectamente que no me voy a mover de aquí.

Call me by your name (2017) fue una producción conjunta de Estados Unidos, Italia, Brasil y Francia, y está basada en la novela homónima de André Aciman publicada en el año 2007; Sony Pictures Classics tiene los derechos de distribución y su estreno mundial fue el 22 de enero de 2017 en el marco del Festival de Cine de Sundance, donde recibió buenas críticas destacando la dirección, el guión, la banda sonora y sus interpretaciones. 

Además de ser nombrada por el Consejo Nacional de Crítica de Cine y por el American Film Institute como una de las mejores diez películas del año. La cinta también consiguió tres nominaciones al Globo de Oro en las categorías de mejor película dramática, mejor actor dramático y mejor actor de reparto, y una nominación para los Premios del Gremio de Actores en la categoría de mejor actor. Para los Oscar 2018 ha sido nominada a Mejor Película, Mejor actor principal (Timothée Chalamet), Mejor Guión adaptado y Mejor canción original para Sufjan Stevens por Mystery of Love.

¿Qué te pareció este contenido?