La familia campesina que está revolucionando Youtube

A un mes de volverse virales esta iniciativa ha llegado a millones de colombianos enseñando las labores del campo colombiano.

Internet ha sido una herramienta para visibilizar realidades, talentos e historias de vida que nos inspiran y conectan como sociedad. Durante las últimas semanas se ha convertido de manera extraordinaria en un vector que acercó al país rural con el urbano, después de que una familia de campesinos humildes que, a pesar de no tener servicio de energía ni mucho menos internet, decidiera incursionar en YouTube para hacerle frente a la crisis actual y ofrecer sus conocimientos sobre la producción de comida agrícola.

En el altiplano cundiboyacense, exactamente en el municipio de Chipaque, viven Nubia y sus dos hijos, Jaime Alejandro de 9 años y Arley David de 14 años, a quienes en medio de la cuarentena se les ocurrió una idea: volverse “youtubers” con el objetivo de mostrar cómo es el diario vivir de un campesino.

Con cero dubitaciones emprendieron la labor y, sin cámaras profesionales ni tecnicismos ni grandes pretensiones, buscaron la ayuda de Sigifredo Moreno, un vecino ingeniero de la Universidad Nacional dedicado a ayudar a campesinos a comercializar sus productos.  Sigifredo, junto con su esposa, grabaron y editaron de manera sencilla el primer vídeo de la familia, sin contar que aquella grabación luego sería difundida en redes sociales masivamente volviéndose viral.

“Les vamos a contar cómo una familia campesina decidió volverse‘yutuber’”, con esa frase comienza el video y el sueño de esta familia. Nubia cuenta que tras la muerte de su esposo hace dos años, ahora es madre cabeza de hogar, cuida de sus dos hijos y se dedica a cultivar.

David, por su lado, relata las dificultades que ha representado el coronavirus y la actual situación de emergencia para ellos, “Mi familia, como otros campesinos, nos hemos visto afectados por la baja de los precios de nuestros productos”.

Y es que la situación en las zonas rurales del país ha sido históricamente compleja, en la producción agrícola se suman dificultades como los altos precios del mercado, la competencia inequitativa y el alto número de intermediarios que hacen aún más difícil para los campesinos y habitantes rurales sobrevivir.

De hecho, según el estudio de Misión Rural el 90% de las familias campesinas viven en pobreza extrema, un hecho paradójico cuando en el campo colombiano se produce más del 80% de los alimentos que consumimos diario, según datos del Ministerio de Agricultura.

En el canal “Nubia e hijos” esta familia tiene como objetivo mostrar la cotidianidad en el campo colombiano, prometiendo enseñar, además, cómo sembrar frutas, hortalizas, aromáticas y otros productos agrícolas, buscando así alternativas para sostenerse económicamente.

Es así que, para tal fin, los nuevos “youtubers” se unieron con 20 familias más que hacen parte del emprendimiento social “Huertos de la Sabana” y lanzaron dos kits de siembra. Uno de los kits incluyen tres semillas, 500 gramos de tierra, 3 bolsitas para siembra y una caja para sembrar, por un valor de $ 18.000; el otro kit contiene 3 semillas, 500 gramos de tierra, 3 mini macetas para siembra y una caja para sembrar, a $ 25.000 pesos. Ambos se pueden solicitar a través del Whatsapp 3133592010.

Sin embargo, en caso de que alguien no pueda adquirir los kits, “no se preocupe, les vamos a enseñar cómo hacerlos en casa”, afirma Nubia. De esta manera realizan tutoriales sobre cómo hacer huertos en nuestras casas o apartamentos, instruyen sobre cómo cultivar alimentos que no son de un único uso e incluso enseñan a hacer dulce de leche artesanal, entre muchas otras cosas.

A un mes de haber creado su canal y de haber labrado en familia este sueño campesino, “Nubia e hijos” ya cuenta con más de 427.000 suscriptores y entre los nueve vídeos que han subido a la fecha ya superan los 2,573,613 reproducciones, siendo su primer vídeo el que más visitas tiene. Asimismo, crearon cuentas en otras redes sociales que también han tenido gran éxito con miles de seguidores.

Entre otras temáticas de las que habla la familia se encuentran la realidad de las clases virtuales en el campo, el día a día en su hogar y la vida junto a los animales que los acompañan: las gallinas, su perra Luna y un cerdito que también tienen como mascota.

“Hagamos esto viral y que nadie se tenga que ir a acostar sin comer, sabiendo que podemos cultivar nuestros propios alimentos en casa”, así finaliza el primer vídeo que llevó a esta familia campesina a los hogares de millones de colombianos y que vale la pena apoyar para descubrir la realidad del campo colombiano y las necesidades de su gente.

 

 

 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.