Colombia se anima digitalmente

¿Cómo está actualmente la animación digital en Colombia? Esto descubrimos en la reciente edición de Colombia 4.0

El ejercicio de crear la imagen animada en Colombia ha sido un trabajo llevado a pulso, alimentado de talento, compromiso y bastante dedicación, y justamente en la reciente edición de la plataforma de economía naranja, Colombia 4.0, se evidenció el buen momento que vive la animación digital en Colombia.

Si nos vamos a la historia de la animación digital en nuestro territorio, podríamos remontarnos a los años 60 cuando surgió el primer stand de animación en el país de la mano de Roberto Rossé con la productora Cinesistema. Más adelante, en los 70, se hizo el primer largometraje animado: La pobre viejecita (1978).  En los 90 vimos una de las primeras series animadas para adultos hechas en Colombia con El Siguiente Programa, ya con animaciones en 2D. Luego llegaría el 3D, y con él y otras técnicas de animación, aterrizamos a unos días en los que Colombia se destaca en el campo por largometrajes como Virus Tropical (Timbo Estudios) que entre el 2017 y 2018 participó en varios festivales internacionales de cine como el de Berlín y el Libro de Lila (Fosfenos Media) que rodó en varios teatros tanto dentro como fuera de Colombia.

Pero los frutos de esos éxitos vienen de una cosecha que se ha labrado con tiempo y trabajo. Es por eso que desde el 2015 el MinTic se ha comprometido con la creciente industria de la animación colombiana con la realización de la plataforma digital Colombia 4.0, que entre sus componentes (música, medios, emprendimiento, etc.) tiene a la animación digital como uno de sus estandartes con miras hacia la consolidación de una industria.

Además del talento que hay en los artistas de la animación, la formación de las diferentes técnicas de producción -algunas veces de manera autodidacta ayudados por las bondades de la tecnología-,  también encontramos actores que están comprometidos con la tarea como Procolombia, el BAM, inversionistas y medios de comunicación como Señal Colombia, lo que está logrando generar contenido para tener y entender nuevos mercados.

Eso se evidenció en esta edición de Colombia 4.0 donde en medio de las conferencias de invitados internacionales, se exhibieron los trabajos locales de alta calidad y además, se realizó una rueda de negocios para que productoras y estudios pudieran ofrecer su talento hacia ventanas mundiales. Según el  Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el salón enfocado solamente en industrias creativas digitales donde 45 emprendedores colombianos se dieron cita con 30 compradores internacionales, lograron ventas spot por US$170.000 y expectativas de negocios por más de US$10 millones.

Viendo este crecimiento y la perfección de las técnicas en cortometrajes, largometrajes y series animadas, que poco tienen que envidiarle a producciones internacionales, y que están llegando a mercados tan distantes como competidos (Asia y Norteamérica), decidimos preguntarles a los mismos animadores cómo está actualmente la industria, si se puede hablar de una existente y qué retos hay para el futuro. Esto nos contaron:
 

Cinespina

La productora caleña lleva 6 años creando productos y contando historias. También dan talleres de escritura. Actualmente están trabajando en el cortometraje El Libertario que hace parte del universo transmedia Canchimalo, Guerrero Marimba.

“La gente está cosechando lo que sembró hace 10 años, lo que está sucediendo ahora no es una cuestión de generación espontánea de talentos, hay ejemplos de estudios que han crecido como  Fosfenos, Timbo, etc., en Cali también están pasando buenas cosas, la gente se está arriesgando a hacer cosas y el gran problema es que los espacios del Fondo de Desarrollo Cinematográfico se están reduciendo, hay más gente apostándole a lo mismo, pero eso hará que la gente se diversifique y abra más espacios.   

Hay pocos animadores que se hayan formado en animación y hayan hecho estudios en el exterior, pero muchos sí se han valido de tutoriales y de manera intuitiva se han hecho excelentes animadores.

Entre más productos se hagan, más se visibiliza el trabajo, el llamado es a ser más solidarios, y eso servirá para que no hayan excusas para ser mediocres”, cuenta Eugenio Gómez.


Naska Digital

 

 

Fundada en 1997. Nació como una post productora de televisión, haciendo todo lo que se pudiera hacer en 3D y efectos visuales.Luego con el tiempo se fueron convirtiendo en un centro de capacitación y entrenamiento de éstas técnicas. Han vivido la evolución del 3D en Colombia y brinda acreditación internacional para los animadores que allí se capacitan.

"La industria empezó a crecer, capacitamos a muchos de los que ahora están en el medio, que están trabajando en las compañías de televisión y videojuegos.

Ahora afortunadamente hay un boom y creemos que la tecnología digital es una de las líneas más importantes como oportunidad para la gente que vive en Colombia porque se compite de igual con las empresas más grandes del mundo a través de internet, allí se tiene las mismas oportunidades.

A veces la gente empieza crear ideas y no ven toda la oportunidad de mercado que hay internacionalmente. Somos felices cuando vemos que el gobierno apoya y hacen proyectos en donde los jóvenes de diferentes partes del país se puedan capacitar  y certificar. Eso hace que se les abra la mente al mundo y eso realmente es una oportunidad con la que uno puede hacer una empresa con la que pueda vivir, hacia allá va el presente y yo creo que a eso le apostamos.

Hay que hacer una “evangelización” en contenidos digitales. Debemos invertir más en este tipo de eventos, el nivel que tenemos es muy bueno, el problema no es el talento, el problema es que la gente se entere, se capacite y se arriesgue a hacer cosas con una visión clara del mercado", asegura Jimmy Martínez.


Signos Estudio

Productora de contenido animado en 3D fundada en Zipaquirá. La empresa tiene 18 años y empezaron con clips de animación científica. Ahora se dedican a realizar cortometrajes para sitios turísticos en Colombia y otros países, así como experiencias de realidad virtual y realidad combinada. Son el único estudio en Colombia en tener el laboratorio de captura en movimiento propio.

Según Jairo Arcos, el momento actual hace que los proyectos audiovisuales tengan nuevos rumbos:

El trabajo con cortometrajes para sitios turísticos ha logrado que tengan reconocimiento en el país, hemos tenido la oportunidad de mostrar los cortos en festivales y ferias, eso ha coincidido con un momento muy importante que está pasando con la animación en el país y es que hemos contado con mucho apoyo para participar en festivales, tener eventos como este en el que puedes mostrar tu trabajo, conocer posibles clientes, poder viajar a países de Norte América y Asia.

Están pasando cosas muy interesantes en temas de animación, eso nos ha llevado a participar en más proyectos como con Proimágenes, Fondo de Desarrollo Cinematográfico (FDC), Mintic y el año pasado ganamos una convocatoria con Canadá estamos produciendo series y contenido propio".


Silent Art

Esta productora audiovisual funciona desde hace 7 años, está formada por un grupo de artistas profesionales en el manejo de la imagen y la comunicación que se unieron para crear cine bajo un sistema de producción alternativo donde reúnen a diferentes artistas de Colombia y de Latinoamérica procedentes de diferentes empresas para crear grandes proyectos cinematográficos de ficción, animación y documental, que transitan por festivales y diferentes mercados.

Actualmente están produciendo Petroglifos, proyecto transmedia que tiene tres plataformas, una de ellas es una serie animada que produjeron gracias al premio Crea Digital que se incentiva la creación de series animadas. También están enfocados hacia la producción de contenidos audiovisuales en colaboración con músicos alternativos. 

Sí ha crecido la industria de la animación en Colombia. Hay muchas empresas a las que les falta mostrarse, muchas trabajan de manera independiente, pero también creo que los apoyos de Procolombia y el BAM (Bogotá Audiovisual Market) ha ayudado bastante porque con eso hemos ido aprendiendo a conocer el mercado, cómo se venden elementos de animación,  cómo le hacen entender a uno que además de artista, uno también es negociante.

Ya se puede hablar un poco de industria, han venido cambiando muchas cosas, pero es un mercado difícil, si bien se habla a veces de mucho dinero en realidad queda muy poco. Aquí lo que queda es meterle pasión al arte para hacer que siga pasando.

Nos hemos encargado de generar un lenguaje propio para todo lo que hacemos, además todo tiene un fin consciente  y mágico, que no sea solo entretenimiento sino que también sirva para aprender, que sirva para educar contando nuevas cosas.

La animación en Colombia es realmente nuevo, la academia sigue en construcción, hay escuelas y talleres independientes. Estamos en un momento importante en aspectos de la tecnología y la comunicación, y a través de internet uno consigue muchísima información, es un momento en el que la escuela tiene que repensarse un poco, contaron Fabián Villamil, Ricardo José Márquez y Alexander Lossa.


Timbo Estudio

Timbo es uno de los estudios con mayor importancia en el país, la realización de Virus Tropical (2017) ha puesto su nombre en diferentes festivales internacionales no solo de animación sino del universo cinematográfico y actualmente están en preproducción de Chandasma, un largometraje que ya obtuvo el beneficio para largos de animación a cargo del FDC.

Creo que actualmente hay mucho interés hacia la animación en Colombia, el hecho de que ya exista una carrera universitaria como la de la Jorge Tadeo Lozano (Realización en animación) y una especialización como la de la Universidad Nacional, dan fe de las ganas que tiene la gente por esta profesión.

Algo que ha sido fundamental para impulsar la animación en el país, han sido sin duda los estímulos, las becas y los mercados de coproducción, pero no hay un equilibrio entre el número de proyectos que viene en aumento y la cantidad de estímulos que se otorgan anualmente; nosotros en Timbo hemos sido muy afortunados porque tanto Virus Tropical como Chandasma se beneficiaron de los estímulos a desarrollo y producción del FDC al primer intento, pero conocemos proyectos maravillosos que se van quedando en cola, esperando varios años hasta que les llegue el turno de recibir el apoyo que les permita ver la luz y eso es frustrante, más aun teniendo en cuenta que quienes nos dedicamos a esto lo hacemos movidos por la pasión y el amor al oficio.

El reto diario es seguir aprendiendo sobre la marcha, buscando soluciones creativas que nos permitan hacer nuestros proyectos como nos los soñamos, sin matar los presupuestos. Con internet se nos han abierto las puertas del conocimiento, podemos acceder a escuelas online, a tutoriales y a infinidad de referentes con propuestas estéticas que son muy importantes porque son una fuente de inspiración y nos ayudan también a “pulir el gusto”.

El mayor reto a largo plazo creo que es lograr llegar a ese punto de equilibrio que nos permita hacer nuestros proyectos sin depender tanto de las becas y los estímulos, poder ser auto sostenibles y poder hablar realmente de una industria", cuenta David Restrepo, director de Chandasma.


Estudio Marañacos

Productora de contenido para público infantil, lleva haciendo animación hace 5 años en Colombia. En este momento, gracias a Procolombia que ayuda a ir a diferentes ferias de público infantil y de animación en diferentes partes del mundo, llegaron a un acuerdo de distribución con China y en este momento tienen la primera temporada de su serie Juani y Gatón traducida al mandarín para los territorios de China, Taiwán y Hong Kong.   

En los últimos 5 años la animación en Colombia ha crecido un montón, hay muchas más empresas, esto se debe también a los estímulos del estado y al apoyo de la televisión pública y también por la oportunidad que han tenido muchos artistas de ir a estudiar y trabajar en el exterior, y traer esa experiencia para crear industria en el país.

En este momento la animación en Colombia está pasando por un muy buen nivel, tenemos grandes artistas que han podido trabajar en diferentes series y el trabajo constante hace que la gente mejore su nivel, encuentre nuevos retos, cada día nuestros proyectos son mejores.

También contar con el apoyo en diferentes etapas del proceso, en la creación del contenido por las convocatorias por parte del Ministerio de Cultura, o Mintic, en la parte de producción y emisión gracias a la televisión pública, en especial a Señal Colombia, y el reto siguiente es la distribución, poder llevar nuestros productos colombianos a que se ven en otros mercados y otros países. asegura Julián Manrique, director del estudio. 

¿Qué te pareció este contenido?