El amor de Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar

Como parte de la serie El Amor en los Tiempos del Rocanrol de Días de Radio, les presentamos el capítulo de la historia de amor del líder de Soda Stereo. 

Gustavo Cerati fue dueño de un amor real y amarillo, como el de su canción. Dueño de una historia musical que plasmó en: Te llevo para que me lleves, y por eso acá en Radiónica les contamos esta historia. 

Gustavo tenía una relación especial con Chile. No sólo porque era un país vecino y tocó allí varias veces en sus inicios con Soda Stereo, sino más bien porque allí conoció a su segunda esposa, Cecilia Amenábar, con quien tuvo dos hijos: Benito y Lisa.

Todo comenzó así. En 1989 ella era una activa adolescente de 17 años que no sólo cantaba en el coro de su acomodado colegio, sino que también modelaba desde los 15 años para la Revista Paula. Y fue ese mismo año, en el que cumplió su sueño: conocer a Gustavo Cerati, a quien admiraba. Fue en una conferencia de prensa y se gustaron de inmediato. Tanto, que se pasaron sus números de teléfono.

¿Quieren saber más sobre esta historia de amor?

Los invitamos a escuchar este podcast que hace parte de la serie El Amor en los Tiempos del Rocanrol de Días de Radio. 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar