David Viola, el escritor del punk en Medellín

David Viola, el escritor del punk en Medellín

Tres libros son los que ha escrito ya el vocalista de I.R.A. y los tres tienen algo en común: el punk.

La Antileyenda (2007), Punk Medallo y Aguante I.R.A. 30 años (2014) son los títulos de las 3 obras literarias de David Viola, un paisa que desde muy joven hizo una apuesta por la música, en especial por el punk, cuando a mediados de los 80 fundó su banda y su terquedad y perseverancio la mantuvo a flote llegando a ser uno de esos referentes a nivel nacional.

Sin embargo, otra de esas pasiones de Viola es escribir y fue puliéndose poco a poco para poder llegar a ese momento. Aunque como él mismo lo afirma, desde que comenzó a componer canciones ya estaba construyendo ese camino: “a través de ese proceso se va armando una literatura que va incluida en las canciones”.

Pero en un momento sintió que ese proceso no era suficiente para contar muchas cosas y que alguna historias que se quedaban por fuera: “después uno se da cuenta que tiene más anécdotas y cosas que contar con más lujo de detalles y no va ser una letra de una canción precisamente donde te pueda alcanzar para decir todo lo que quiere en forma de escrito”.

Por esta razón, a mediados de la década pasada, a David le 'picó' el bicho de escribir y comenzó a recopilar aquellas historias que estaban en el aire, que se sabía de memoria y que enriquecían el proceso de muchas personas que apenas comenzaban en la música y que querían conocer más acerca de la autogestión. Ahí nació La Antileyenda (2007), un libro donde se cuenta la historia, en primera persona, de los primeros 20 años de I.R.A., cómo fue ese inicio de un parche de amigos alrededor del punk y que con el paso del tiempo se fue volviendo algo más serio: una apuesta de vida.

En ese proceso como escritor, David asumió un reto: “te enfrentas a un nuevo público que no es el que está en tus conciertos sino gente que está más inmersa en la literatura, entonces toca pulir ese discurso si se le puede llamar así. Toca también entrar en campos como la gramática y saber muy bien qué es lo que le querés decir al que va a leer”. Pero como es usual, David no está solo, su compañera de vida lo acompaña en cada paso: “Mónica lee los textos antes que todo el mundo, y ella me dice si lo entendió o no y si le llegó rápido”.

Casi una década después, y en un ejercicio más depurado, David decidió retomar la historia de su banda para contarla en las letras: "Aguante I.R.A. 30 años (2014) tiene una mejor visión de lo que se trata hacer un camino de vida con una banda de punk en la ciudad de Medellín y hasta en Colombia. Tiene cosas más generales que pueden aplicar al movimiento rock, siendo (este libro) un poco más pulido ya que La antileyenda era un poco más salvaje, con historias un poco incluso salidas de lo musical, anécdotas que la gente no pensaría que nos han sucedido a nosotros”.

Pero Viola no dejó pasar tantos años para publicar aquellas historias que, de su ingenio y su pluma, se iban convirtiendo en literatura. Quiso asumir el compromiso de contar una historia única en el mundo, la del Punk Medallo, nombre que además lleva su segundo libro: “lo que más resalta (el libro) es que es increíble que un movimiento cultural en una ciudad tenga que sufrir tanto para sobrevivir. Trata lo agreste que ha sido desde que empezó este movimiento, ya que ha nacido desde las calles y en los barrios”.

Pero va más allá de contar la historia, “cómo son las luchas con la ciudad cuando decides enrolarte y ponerte unas botas y tu chaleco y tu cresta, cómo son las luchas dentro de la escena que se forma, lo increíble que es la supervivencia dentro de este movimiento tan sufrido, tan olvidado, tan molestado por tanta gente que olvida que este movimiento es música, que es cultura y es vida”. En conclusión, Punk Medallo es una historia de resistencia y terquedad, fundamentada en sueños e ideales.

¿Por qué es importante contar estas historias alrededor de la música y, de cierta forma, construir legado y memoria? Para Viola, conocer las experiencias de otros es vital para conocer el camino: “ A nosotros nadie nos dijo cuando iniciamos en el punk, no teníamos ni un referente. Ahora alguien puede leer y se puede hacer una idea más o menos de dónde se están metiendo, de qué quieren hacer, porque se dibujan los pro, los contra, los logros, los problemas y las alegrías de hacer rock”.

Las curiosidades de David Viola van más allá de la escritura alrededor de su banda y la música. Él quiere explorar esa capacidad de contar historias desde otras de sus pasiones como lo son el skateboarding, las motos y por supuesto, la vida: “yo tengo un escrito que es un viaje de Medellín a Santa Elena, cuando fuimos a vivir allá y ya va en 40 páginas, también he escrito acerca de mi vida con la patineta, acerca de las motos, que es una historia que inició cuando aprendí a montar bicicleta y a quebrarme las rodillas y a descalabrarme y a sentir un cariño con las motos. Yo quiero escribir cosas sobre todo lo que nos pasa, aunque se salgan del tema de I.R.A. que si bien es un tema obligado alrededor de ello pasan otras cosas".

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar