[Reseñas de Discos] Marteko Euriak de 1280 Almas

Repasamos el nuevo álbum de una de las leyendas del rock colombiano.

Un disco de una banda colombiana, no una cualquiera, sino una de las más importantes del país. Un disco grabado en el País Vasco. Un disco cantado en castellano pero con título en Euskera. Así, en medio de lo que podría considerarse una (o varias) contradicción/nes, las 1280 Almas entregan con Marteko Euriak, su nuevo álbum, tal vez el disco más equilibrado y coherente de su carrera musical.

Equilibrado y coherente para retratar, desde las letras, nuestras propias contradicciones. Canciones que explican, o por lo menos lo intentan, una sociedad llena de gente que posa de decente, pero al mismo tiempo, miente sin arrepentirse. Una sociedad que busca la paz pero no aprueba plebiscitos ni consultas anticorrupción. Todo esto, a través de la visión de un personaje que habita este mundo y es parte de esta realidad pero que sus pensamientos, ideales y convicciones lo hacen parecer proveniente de un mundo inexistente.

Con la dignidad moral que se le da a los vencidos, a esos que sin cansancio y a pesar de los golpes continúan denunciando desde el arte las irregularidades de nuestro actuar, ‘las almas’ en Marteko Euriak vuelven a declarar principios con la inteligencia del obstinado. Sin las estrategias del miserable, consiguen en este trabajo la actualización de su sonido, ese que desde principios de los años 90 ha sido referente indiscutido de la música alternativa en Bogotá.

Grabado en el mes de enero de 2018 en Usúrbil (Guipúzcoa, País Vasco), el disco consigue un admirable balance de cada uno de sus elementos: balance entre la base rítmica y las guitarras (Corrimiento al Rojo); entre la introspección y el mundo exterior (Salvaje Vagabundo, Rey en Harapos, Pasajero); y entre el descontrol y la calma de un estilo que se podría definir como género propio, el género 1280 Almas (La Estrategia del Miserable, La Ruta del Asteroide, Canción de la Cuna Macabra).

En medio de un panorama en el que las bandas clásicas nacionales intentan actualizarse en discursos y estéticas, Marteko Euriak se planta como un manifiesto, como una muestra de que la madurez no va acompañada de ligerezas y mucho menos de trivialidades. Un placer desde el sonido, la producción y el concepto para los que siempre han seguido a las 1280 Almas, una gran carta de presentación para sus nuevos seguidores, y una cátedra de congruencia artística para toda una escena musical nacional.

El equipo Radiónica opina:

Maria Alejandra Calderón: Marteko Euriak suena a rock, a Colombia, a las 1280 Almas. Y suena muy bien. Resistentes a su sonido y a su discurso, la banda presenta un disco cargado de potencia sonora fiel al estilo que ha construido en sus más de 20 años en donde, mayoritariamente, se habla del terror, de la realidad y la estupidez humana, pero se guarda espacio para la melancolía en canciones como Herencia y Sol de Apocalipsis.

Llega en un momento justo para demostrar que el rock capitalino está vivo, que hay espíritu de revolución y que hay una rabia que se puede cantar bien. Canción recomendada: Chica FeralCalificación: 8

Juan Sebastián Jaramillo: Con Marteko Euriak las 1280 Almas demuestran que no le tienen miedo a arriesgarse instrumentalmente y salir de esa zona de confort que tanto agobia a las bandas clásicas del país. Son capaces de entender la realidad y moldearla en una masa digerible pero directa que busca el cambio tanto musical como social de Colombia.

Más allá de lo netamente musical, este es un disco, desde lo conceptual, necesario para entender el rumbo que debe tomar la resistencia y el inconformismo en el país. No se trata solamente de quejarse y alzar la voz, se trata de hacer cosas nuevas y construir un mejor futuro desde las acciones propias. Canciones recomendadas: La Ruta del Asteroide, Corrimiento Al Rojo y Chica FeralCalificación: 8.5

Laura Ubaté: Es una delicia escuchar a 1280 Almas grabada en la calidad que está este disco, porque hizo que los talentos de cada intérprete resalten como nunca, aportando relieve y texturas a cada canción. Así como el suelo se hizo árido por la Lluvias de Marte, éste es un álbum que reflexiona nuestra sociedad fértil erosionada por la corrupción, un mundo donde nos resistimos a la resignación a través de la poesía. 
Puntuación: 9

Manuel Carreño: Las Almas logran en este disco un sonido ecléctico en donde se arriesgan con todo tipo de ritmos. Es un trabajo que viaja desde fuertes momentos de punk a cosas más melódicas, incluso acercándose al pop el algunos momentos. Con letras interesantes y con contenido social, como nos tienen acostumbrados, ‘Las Almas’ completan este álbum que sin duda es un paso en su evolución. Calificación: 6

¿Qué te pareció este contenido?