[Reseña] ‘II’ de Ságan

Repasamos el nuevo álbum de Ságan, ‘II’.

45 minutos dura el nuevo disco (bueno, el primero en formato larga duración) del dúo colombiano Ságan que combina muchas atmósferas electrónicas y elementos pop en su propuesta.

Luego de un EP que llamó la atención desde su primera canción hasta la última, Ságan ha regresado con 'II', un trabajo que en la superficie sigue por el mismo camino sonoro que su debut, pero que cuando se escucha con atención, se perciben algunas variaciones en su propuesta. 

Todo el primer corte del disco da un aviso a lo que va a pasar. Es una canción "fuerte", mucho más arriba de lo que uno recuerda cuando piensa en la banda. Esta canción tiene todo el potencial de un sencillo poderoso y con unos coros que lentamente se van pegando.

Polaridad, que ya la habíamos escuchado en la programación musical de Radiónica, no trae esos cambios o variables rítmicas, todo lo contrario, reafirma un sonido que es el sello del dúo.

Con Cada Paso el beat vuelve a este viaje musical, aunque es una canción tranquila. Probablemente será una de las canciones que más se disfruten en vivo.

Altamar es otra canción que vuelve a bajar los ánimos en 'II', con muchas capas electrónica e infinidades de clips sonoros, que para muchos pasarán desapercibidos. La canción se va desarrollando como una especie de aventura conducida por una voz dulce, suave y agradable, que de vez en cuando se acompaña de unos coros digitalizados.

Después de la inmensa tranquilidad de Altamar, llega la que hasta el momento podría ser la canción más up tempo de Ságan. La libertad de caer también vuelve a encender la velocidad en el disco. Vale la pena destacar el arreglo de la guitarra en esta canción.

Los bajos poderosos se apoderan de gran parte de Circulando. Este track es otro fiel ejemplo de la intensa producción y arreglos que tiene cada una de las canciones de este disco.

Al empezar a escuchar Frío se puede llegar a pensar que otra vez van a dejar la voz como un elemento principal y que las texturas harán de las suyas. Pero todo cambia cuando llega el estallido de la canción. Una canción que también rompe con lo "establecido" por ellos. Es una canción que propone momentos íntimos pero también explosivos.

El disco sigue en un crescendo con Viento Solar, una de las canciones más largas del disco, con un desarrollo interesante, altibajos y una presencia de sintetizadores muy notoria. También se puede percibir un color distinto en el trabajo de la voz principal.

La intensidad baja un poco con Cambiar de Piel, pero las percusiones y los sintetizadores siguen en primer plano, casi como protagonistas de una canción alegre y brillante.

El disco cierra con O Cometa, una linda canción, perfecta para concluir ese viaje propuesto por Ságan. Alejándose del español pero acercándose a la belleza sonora que imprime la banda Kanaku y el Tigre, quienes son los invitados a esta canción. 

El equipo Radiónica opina:

Eduardo Rendón: En este nuevo disco Ságan deja en evidencia su gran capacidad para mezclar los sonidos electrónicos con el pop, logrando un equilibrio entre los dos géneros que puede ser disfrutado por los oídos menos exigentes y por los receptores más especializados. El resultado, un trabajo más digerible que su debut Cada Célula con grandes canciones como Todo y Circulando. 

Aunque por momentos el disco se siente pesado y monótono consigue dejar un buen sabor de boca y sirve como radiografía de la explotación sonora por la que pasa el dúo. Calificación: 6.5

Laura Ubaté: Pienso que Ságan se dedicó a expandir y perfeccionar los límites de su identidad sonora en este trabajo. Lograron comunicar quienes son y cuál es su estética, pero el precio de esta exploración hizo que el disco tenga momentos de ensimismamiento, lo que hace que se sienta monótono por momentos y falte de canciones memorables. Calificación: 6.0

Mariel Bejarano: Qué capacidad la de esta dupla para llevarnos a lugares que pareciera solo ellos imaginan. Ságan ha llevado con este disco esa exploración que los caracteriza a otro nivel, han indagado en otros lugares sonoros y en otras historias. María Mónica con su voz encantadora sigue atrapándonos y sumergiéndose a su propio ritmo en ese universo de sonidos, texturas, atmósferas y beats que Felipe Ortega indaga con maestría. Calificación: 6.0

Jairo Rocha: ¡Experimental! Es un álbum que deja claro el sonido de un dúo que se ha movido en la escena de musical colombiana, y mas exactamente, en los sonidos electónicos. II (Dos) plasma esa esencia de Ságan: un sonido místico, armonioso y con mucho por explorar y dejarse llevar. Calificación: 8.5 

¿Qué te pareció este contenido?