[Reseña] 'Buitres' de Diamante Eléctrico

Cuarto álbum en estudio para una banda que en 6 años creó su propia identidad en el rock nacional.

El nuevo disco de Diamante Eléctrico, ‘Buitres’ (2018), presenta un sonido más alegre y abierto que se expone alrededor de nueve temas de su autoría. El disco es un ágil, meloso y radial recorrido que durante treinta y seis minutos no hace más que invitarnos a querer escuchar más.

Se abre el telón y encontramos que la banda nos lleva directamente Hacia La Noche, primer sencillo del álbum y canción que presenta oficialmente el potente sonido del disco. Desde ese momento es clara la intención de llevarnos por caminos más rítmicos, un poco aparte del puro rock and roll y blues que nos habían presentado a la fecha.

Inmediatamente después, entramos en una faceta de nombre Rotos, en donde los aportes de Mauricio García (Monitor) en la coproducción junto a Juan Galeano, son cada vez más claros y presentes.

Se enriquecen entonces las texturas y sonoridades del grupo que nos tomó por sorpresa, incorporando de manera exquisita una serie de melodías pegajosas, permeadas de soul y pop que estarán latentes a lo largo de todo el disco.

Esto se puede apreciar claramente en temas sutiles pero potentes como Oro (de las mejores canciones del album), la brit pop Buitres, y la muy de carretera Mérida.

A esta altura también hay que destacar canciones híbrido entre rock pop y fraseos blues en atmósferas que acarician la intensión de loop, como lo es Casino, o el gran balance radial entre El Náufrago (Salvavidas) y la enigmática Nefertiti.

Con ‘Buitres’ (2018), el grupo no se quedó quieto en una zona de confort alrededor de su potente desempeño en el rock visceral.

Sin dejar de ser consecuente con la evolución para cada uno de sus discos, se siente que complementaron el capítulo con la experiencia y no se limitaron en la propuesta.

Tal vez por eso mismo la música se escucha natural y a la vez motivada por un recorrido y visión de mundo que los lleva a otro paso. Es un disco de una banda grande, que con cada trabajo demuestra cuánto puede todavía crecer el rock nacional.

A diferencia de los discos anteriores de Diamante Eléctrico, en ‘Buitres’ (2018) cada instrumento fue grabado por separado en Nébula estudios, y fue mezclado en el Electric Lady Studio de Nueva York, por Brandon Bost.

Casi que a manera de rareza experimental aparece al final un ejercicio de psicodelia, carretera y aire mariachi de nombre No Me lo Pidas. Tema en donde el aporte del grupo mexicano Flor de Toloache, también ganadores de Premios Grammy, hace que se sienta un cierre grande para el disco. Finalmente es un álbum de rock and roll ecléctico, arriesgado y agresivo.

Es evidente su intensión de no quererse parecer a los discos anteriores del grupo y también revela otra de las múltiples caras que puede tener un diamante, que no ha sido todavía reconocido en nuestro país por todo su brillo y aporte al rock nacional.

Esto opina el equipo de Radiónica

'El Profe': En 6 años, 4 grandes discos, eso por sí solo es ya algo histórico, pero más allá de eso, en 'Buitres' (2018) el trío colombiano Diamante Eléctrico da muchos más pasos hacia adelante. En este disco la banda se desprende del rótulo de ser una agrupación de rock para convertirse en un 'combo' que sabe hacer muy buenas canciones, independiente de cualquier género sonoro. Si bien, ya nos habíamos sorprendido con la frescura de Hacia la Noche, canciones como Casino y No Me Lo Pidas evidencian que este es un disco que marca un nuevo ciclo, por cierto, muy bienvenido.

Calificación: 7.9

Eduardo Rendón: 'Buitres' (2018) muestra una faceta de Diamante Eléctrico en la que las bases funk se mezclan con el rock y el pop, dando como resultado un trabajo muy interesante en el que el medio tiempo y el groove son protagonistas.

A pesar de que por momentos el disco se siente plano y monótono en el ritmo, el álbum tiene grandes canciones con potencial de éxitos como Hacia La Noche, Rotos y Oro, además de la arriesgada No Me Lo Pidas que cierra el trabajo. 

Calificación: 6.8

Simona Sánchez: Escuchar 'Buitres' (2018) es escuchar por primera vez al Diamante Eléctrico como el Diamante Eléctrico. Un álbum honesto en donde por fin se escuchan canciones sin pretensiones rockeras hechas desde la más pura historia musical de Juan, Daniel y Andy. La música siendo música. Sin categorías. Con la canción y su alma como protagonista con todo lo que eso implica. Pop hecho con visceras rompiendo esquemas y paradigmas para una escena musical colombiana que necesita replantear sus dinámicas y ser más sincera consigo misma.

Calificación: 7.5

Diana Bejarano: Con este álbum el trío bogotano pone en evidencia el buen momento creativo por el que pasa. Un álbum que no solo refleja que vienen explorando con la esencia rockanrolera de su propuesta inicial sin perder el camino, sino que contrario a ello, han indagado en colores, sonidos y formas para hallar su propio lugar en una escena latinoamericana. 'Buitres' (2018) es el álbum más redondo del Diamante, un diamante más fresco y orgánico, lejos de lo pretensioso de sus trabajos anteriores, uno que nos permite ver a unos músicos más humanos, más cercanos, más sensibles, artistas dispuestos a tomar riesgos y a buscar en otros lugares eso que podría llevarlos a ser únicos.

Calificación: 6.5

¿Qué te pareció este contenido?