Vladdomanía, los apuntes del caricaturista en papel, TV e Internet

Al trabajo de este caricaturista oriundo del Eje cafetero ya lo hemos visto en papel y en televisión. Ahora más cercano a otras audiencias se ha lanzado como youtuber; uno nuevo mayor de 50. En Pereira, en una visita a la Fundación Universitaria del Área Andina, Vladdo nos contó sobre su trabajo.

Cuenta Vladimir Flórez que si hubiera sido actor le hubiese gustado interpretar a James Bond y no por estar rodeado de mujeres hermosas sino por saber manejar tantas situaciones peligrosas sin estrés. Cuenta que quiso ser futbolista también, pero escuchó siempre que en la cancha no se permiten más de dos pelotas, y desistió.

Hoy y desde hace 31 años, Vladimir, más conocido como Vladdo, se dedica a hacer caricaturas y vivir de ellas como método de defensa contra los utilitarios. 

Nació en Armenia en 1963 pero reside en Bogotá, donde trabaja como columnista, caricaturista y presentador de noticieros en medios como El Tiempo, Semana, y Red Más Noticias. Ha ganado varios premios de periodismo, y sueña con que algún día Aleida, la profesional que se acerca a los cuarenta, géminis, clase media alta, sin acción de club, pero al que la invitan - según su presentación - lo mantenga.

Vladdo, “tanguero aficionado, seguidor de Shakira y fan de los Rolling Stones, autor de seis libros y coautor de una hija”, nos contó un poco sobre su oficio, el mismo que se convierte en un ejercicio de deporte extremo cuando ha de esquivar banderazos en marchas anticorrupción.
 

Se convirtió en el nuevo Youtuber mayor de 40 en Colombia, ¿qué espera con esta nueva faceta?

El youtuber mayor de 50 soy ahora. La verdad no es hacer nada extravagante, es simplemente hacer lo que yo sé hacer y lo que me gusta hacer, que probablemente es lo que a la gente le gusta que yo haga, opinar. Mostrar ciertos temas, comentarios, hablar de ciertos asuntos que a veces no se pueden abordar en las columnas o en las caricaturas, pero siempre desde la opinión, sin disfrazarme, sin hacer payasadas, sin imitar personajes públicos. Simplemente conversar.


¿Tiene alguna opinión frente a los youtubers menores de 40 años?

No, yo pienso que ese es simplemente un espacio de otro tipo de opinión, una distinta tal vez de a la que tenemos los más adultos. Hay cosas que obviamente yo no haría, hay cosas que no me gustan, así como hay otras que me parecen simpáticas. Pero yo creo que uno tiene que entender que esa es una plataforma que cada día tiene más entrada y está transformando la forma en cómo la gente consume productos audiovisuales porque ya no es el televisor a una hora determinada, sino que ya son los celulares cuando a mí se me da la gana con el tema que se me de la gana, todos con su público, y al público hay que respetarlo.
 

Junto al otro youtuber mayor de 40 que tiene el país, salieron a la marcha del primero de abril y los sacaron, ¿de dónde más cree que lo sacarían y por qué?

Pues como están las cosas hoy por hoy, yo creo que de pronto de alguna celebración de Santa Fé probablemente me sacarían teniendo en cuenta que soy hincha de Millonarios, pero yo creo que en general, en otros temas que no son políticos, la gente es un poco más tolerante por fortuna.
 

¿Siente alguna responsabilidad educativa cuando publica cualquier tipo de caricatura?

La verdad a mí lo que me interesa es compartir la opinión. Ya todo lo demás que pase con ella es ganancia. Lo que pasa es que yo no puedo pretender buscar efectos didácticos en la caricatura, aunque uno trata de ayudar a dar elementos de juicios a la personas que lo leen, pero se queda ahí, porque yo no puedo obligar a la gente a que esté de acuerdo conmigo o a que se identifique con mis planteamientos ni nada de esas cosas. Lo que sí es que a uno al final del día lo que le queda es la satisfacción que uno a veces advierte y le queda la frustración que esas advertencias no son tenidas en cuenta.
 

Qué es lo bueno, lo malo y lo feo de ser caricaturista

Lo bueno es poder hacer un trabajo que me gusta y por el cual me pagan, eso no lo puede decir todo el mundo porque hay muchos que van al trabajo a regaña dientes; yo puedo hacer un trabajo que me llena y que me da de comer, tengo la ventaja de poder vivir de mis manos.

De la caricatura en general, es que es una manera poco convencional de decirle la verdad a la gente en la cara sin que la gente se moleste. De hecho hay gente que cree que uno les está haciendo un homenaje.

Lo malo es que es un trabajo que no es cabalmente comprendido ni por las empresas que contratan a los caricaturistas, ni por el público, porque muchas veces el público como lee una caricatura tan pronto y tan rápido como la lee, la olvida y esa parte no es tan grata.

Y lo feo es que para alimentarse de la actualidad y la agenda política, le toca a uno aguantarse discursos del Centro Democrático, o mamarse la hipocresía de tantos políticos, dirigentes, a veces empresarios; que dicen una cosa y hacen otra, y viven tratando de engañar a la gente y uno tiene la ingrata tarea de trata de desenmascararlos, pero generalmente ellos tienen más poder que uno.


¿Escucha música cuando dibuja, o prefiere el silencio?

Cuando ya tengo la idea resuelta sí escucho música, pero cuando no sé qué voy a dibujar, necesito silencio total. No acepto ni el teléfono, ni el perro, nada. Cuando ya tengo la idea, escucho música dependiendo del estado de ánimo en que esté y puedo ir desde tango hasta boleros, pero también desde los Rolling Stones a Mozart. Todo depende, eso sí, nunca dependo de nada para no escuchar reggaeton.

Vean a continuación, el piloto del nuevo youtuber mayor de 40, un espacio de opinión... ¿Qué opinan ustedes? 

¿Qué te pareció este contenido?