Entrando al universo de Ibeyi

El pasado 29 de abril, minutos antes de su show en Bogotá, y luego de un par de intentos fallidos, por fin logré sentarme frente a frente con ellas. Me les metí al camerino y les hice esta entrevista.

Todo comenzó el 11 de noviembre de 2014. Recibí un correo electrónico con un nombre totalmente nuevo para mí. Asunto: Ibeyi. Sin dudar le di play a la canción y lo primero que escuché fue “The man is gone and mama says…”. A partir de ese momento entré en un enamoramiento profundo con ellas, Naomi y  Lisa – Kaindé Díaz.

Recuerdo bien que muy pronto le dije a Simona Sánchez: “¡Mira esta maravilla!”. Y desde esa fecha empezamos a buscar un encuentro con ellas. La pasión nos llevó a buscarlas, pero su agenda apretada, el lanzamiento de su EP debut, y luego la grabación de su disco, hicieron que todo se postergara hasta que ellas pisaran uno de los templos culturales de nuestra ciudad y del país, el Teatro Jorge Eliécer Gaitán de Bogotá.

Subí al segundo piso acompañado de algunas preguntas formuladas por Simona, esperé mi turno y luego entré al lugar sagrado, su camerino. Me presenté y comenzamos…


Fotos: Alexia Giorgi

Gonzalo (G): ¿Qué tal la gira, Estados Unidos, Coachella, México, Vive Latino…?

Naomi (N): (Risas) Desde que llegamos a México nos lo han preguntado…

(G): Pero ¿Cómo les fue en estos festivales, cómo fue la experiencia, ya conocían Coachella o alguno de estos?

Lisa- Kaindé (L): Sí conocíamos Coachella pero nunca habíamos ido, era la primera vez.

(N): Era bien lindo.

(L): A mi me encantó tocar en México. En el Indie Rocks hicimos como un showcase que era genial de verdad. La gente gritó mucho, muy bello. Y el Vive Latino, lindo también. Mucha gente y es un festival muy grande. Se siente que para los mexicanos es muy importante.

(G): ¿Es muy difícil estar en festivales tan grandes cuando los shows están pensados para grandes multitudes y una infraestructura enorme ¿Es muy complicado para ustedes solo siendo dos en escena?

(N): No.

(L): Yo creo que es un reto, siempre lo es. Ya conocemos los festivales grandes, así que ya sabemos, mas o menos, lo que tenemos que hacer, siendo una banda nada más de dos personas. Pero si es un reto. Hay mucha gente, y muchos grupos vienen con saxofones, trompetas y  juegos pirotécnicos…  y nosotras dos ahí sentaditas, tocando juntas. Pero sabes es un bueno esto porque nos enseña mucho.

(G): La música siempre ha estado en sus vidas ¿Cuál podría ser esa primera imagen que tienen grabada en su mente?

(N): Un concierto de nuestro padre.

(L): Y después de eso. La flauta encantada de Mozart que me lo ponía mi abuelo, en las noches para que no nos asustáramos.

(G): ¿Cuándo se dieron cuenta que querían hacer música y qué las llevo a crear Ibeyi?

(L): Pues alguien me preguntó si quería ser Hippie y Naomi me dijo que no lo iba a ser sola y ahí empezamos a tocar. La vida nos puso juntas. No fue una decisión, nunca se levantó Naomi y dijo vamos a hacer un grupo. Es que apareció este momento y ella dijo que iba a ser parte de ello.

(G): En Francia la cultura musical es impactante, la pluriculturalidad es infinita, ¿Qué tanto las afecta esto a la hora de hacer música?

(L): Afecta mucho a nuestra música, hace poco me comentaban, “En su sonido se escucha mucho la influencia cubana pero no tanto la francesa”. Yo le decía, ahora nuestra música es la francesa. Tuvimos acceso a música Inglesa, americana, japonesa y africana. Se puede llegar a todo muy fácil. Hay museos en todas partes, arte en todas partes. Y también clases de música que las familias pueden pagar y que no es demasiado caro. Fue genial crecer entre París y La Habana.

(G): Hay algo que ustedes dijeron en algún momento para definir su música como “Piezas espirituales negras contemporáneas”. ¿Es cierta esta definición?

(L): No, dijimos que hacíamos negro spiritual in a contemporary way, y no que fuera espiritual, casi religioso. Lo dijimos cuando recién estaba comenzando Ibeyi pues ya la gente nos pedía una definición de nosotras. Lo que no queríamos decir era: pop, hip hop, soul, down tempo… ¿Qué otra cosa?

(N): Yoruba.

(L): Queríamos otra definición y que no diera un género preciso, entonces lo dijimos en ese sentido. Y es verdad porque mezclamos cantos yoruba, que son rezos, con nuestra música.

(G): Ustedes son muy jóvenes, llegar a XL Recordings para muchos es un sueño. ¿Cómo se dio este proceso?¿Fue muy difícil llegar allá, un poco de suerte, cuál es la historia?

(L): La suerte nos ayudó, fue muy fácil, muy lindo, como enamorarse. Muy inesperado y pasó. Suerte, eso es muy importante. Claro, hay mucho trabajo, quizá un poquito de talento, pero hay mucho trabajo, pero después hay suerte. Encontrar todo en el buen momento.

(G): Ustedes hablan inglés, francés y español. ¿Cómo llegan las letras de las canciones, en qué idioma?

(N): En inglés, siempre llegan en inglés.

(G): ¿Qué tanto cambia o varia el libreto de ustedes en las presentaciones?

(L): Es la misma cosa, lo hemos ido cambiando poquito a poco. Pero es la mejor manera de ir presentando a Ibeyi. Fue evolucionando durante este año y medio de gira. Pero sentimos que ya todo está bien.

(N): No queremos cambiar por ahora. Cuando todo el mundo nos conozca quizá lo cambiaremos.

(G): ¿Sienten que ya son conocidas? ¿Pasaron del underground? ¿Cómo se ven ustedes en este momento?

(N): Entre los dos.

(L): Estamos con un pie en el underground y con el otro afuera.

(G): ¿Qué  tanto va a afectar todo lo que les ha pasado en estos años, recopilarán algunas experiencias para el nuevo disco? Por cierto, ¿cuándo van para el estudio?

(L): Queremos estudio ya. No más giras. Nos quedan unos meses del tour. Ya estamos escribiendo, nos falta producir, queremos hacer el disco. Ya teníamos pensado hacer un segundo disco cuando estábamos haciendo el primero.

(N): Sí, cuando estábamos en el estudio queríamos hacer esto y lo otro y bueno, dijimos, quizá para el segundo.

(G): ¿Ya tienen en mente algún invitado, de pronto James Blake?… ¿Con quiénes sueñan ustedes?

(L): ¿James Blake? No creo que sea posible ya, pero…

(N): Sí …

(L): Mi sueño es …

(N): Kendric Lamar.

(L): Sí, pero mi sueño para James Blake es que él produzca un disco de Ibeyi, que sea el siguiente o el que sea, no me importa. Y creo sería  interesante para él producir algo que no escribió. Pero los sueños: Kendric, Meshell Ndegeocello y mucha gente. A mí me gustaría Sting, pero no sé ni cómo contactarlo. Nada es imposible

(G): Y alguien de cuba…

(L): En Francia vamos a tocar con un cubano que se llama Liván.

(N): Que es el fundador de los Orishas, el negro, rapero, flaco.

(L): Flaco Pro se llamaba.

(G): Las dejo, mucha suerte y buen concierto.

(L): Gracias

(N): Chao.

¿Qué te pareció este contenido?