Arlo Parks: convirtiendo poemas y cartas en canciones

Tras estar en la lista Sound of 2020 de la BBC y firmar con Transgressive Records, Arlo Parks trabaja en su primer trabajo discográfico.

Su nombre de pila es Anaïs Oluwatoyin Estelle Marinho. Mitad nigeriana, cuarta parte de Chad y cuarta parte francesa, Arlo Parks nació en Londres pero aprendió a hablar francés antes que inglés y cuenta con una amplia influencia de sonidos y autores que la han llevado a explorar la poesía, literatura y música logrando una propuesta que se nutre de sonidos el berdoom pop, el indie y el R&B.

Después de "Cola" este año ha presentado "Black Dog", una sencilla y hermosa canción que funciona como una carta o un llamado de atención para actuar frente a la depresión, y que ha confirmado que el proyecto de esta mujer a punto de cumplir 20 años, tiene un potencial interesante.

Arlo pasa la cuarentena en casa de sus padres en Londres. Para ella, lo que ha sucedido este año ha sido una mezcla de sentimientos entre gratitud, inspiración y decepción:”Quedarme en la casa de mi familia ha sido encantador. Y estoy agradecida de quedarme con mi familia, he sido bastante productiva en términos de escritura para el álbum, pero por supuesto ha habido altibajos”.

 

 

En su nuevo sencillo, "Black Dog", llamado así por el término que usaba Winston Churchill para referirse a su depresión, ella se refiere a una escena poderosamente habitual para aquellos que tienen algún ser querido que se enfrenta ante una de las epidemias más fuertes de nuestra época.

”Realmente quería ser directa al respecto y abrir una conversación sobre la salud mental, creo que mucha gente lucha con eso y quería que esas personas se sintieran menos solas cuando escucharan mi canción”.

Este no fue un ejercicio accidental, "Black Dog" es poderosa porque es sencilla y honesta: “La escribí para un amigo mío que estaba pasando por un momento difícil y se suponía que debía explorar su vida cotidiana, también hablé sobre cómo puedes sentirte impotente cuando alguien a quien amas tiene dolor, así que esa fue la relación, la situación que inspiró la canción”.

Antes de convertir sus palabras en canciones, Arlo Parks también empezó escribiendo poesía, y es muy consciente del poder de la palabra escrita o relatada. En mayo pasado fue nombrada embajadora de la organización benéfica para la prevención del suicidio Calm y filmó una pieza de campaña en palabra hablada para promover su mensaje. Considera que la línea entre la música y la poesía todavía es muy tenue,“Cuando escribo un poema, nunca estoy segura de si seguirá así o si se convertirá en música, creo que a veces escucho una pieza instrumental o una pieza musical y luego tal vez vuelva a un poema porque creo que funcionaría mejor así”.

Es consciente que su familia y formación han aportado mucho a la construcción del proyecto musical en el que se ha estado convirtiendo: ”Creo que todas estas influencias lo hacen todo más fácil, porque al escuchar tantos tipos diferentes de música, puedo tomar pequeñas partes de géneros muy diferentes y usarlas para hacer algo único que suene a mí”.

El año pasado fue bastante agitado para ella, sin embargo la actualidad global la ha afectado como a innumerables artistas emergentes que tenían sus ilusiones puestas en un año prometedor. A pesar de esto, Arlo Parks entiende que es necesario seguir adelante. “Teníamos muchos festivales planeados, teníamos una proyección de alrededor de 30 festivales y estaba emocionada de poder hacer muchos espectáculos y llegar a mucha gente, pero creo que me dio la oportunidad de trabajar en la escritura de nueva música, así que también obtuve algo positivo, pero fue decepcionante”.

Es innegable que el impacto económico y social de este 2020 no tiene precedente, de igual forma artistas como ella son conscientes del valor del arte en momentos de crisis, para Arlo no hay duda de que esto se verá reflejado en el arte que está por crearse: ”En mi caso, tengo mucho más tiempo para reflexionar y creo que veré un hilo conductor que unirá mucha de la música que se hace en este momento. Creo que va a haber mucha música emocional y música que profundice en cómo se siente la gente. Creo que este cierre global tendrá un gran efecto en la música”:

 

 

Actualmente Arlo Parks se encuentra trabajando en su álbum debut, ha presentado material adicional incluyendo un increíble cover de "Creep", que toma otra perspectiva en su interpretación y el mundo en el que vivimos.

"Black Dog" comenzó como un poema que había escrito y la grabación se realizó en la sala de estar de un amigo, sin embargo, para su disco planea grabar en diferentes lugares. “Creo que probablemente voy a escribirlo de la misma manera usando el mismo proceso, pero la grabación será en una variedad de sitios distintos, así que viniendo de la poesía, creo que explorará nuevos terrenos y experimentaré un un poco”.

¿Qué te pareció este contenido?