[Reseña] Los Increíbles 2: tan vigente como divertida

Pixar no decepciona (o casi nunca), el regreso de sus superhéroes llega en el momento perfecto.

Son contados los casos en los que hemos sufrido una decepción cinematográfica por parte de la mega compañía Disney/ Pixar, durante los últimos años nos han regalado títulos como Coco (2017), Intensamente (2015) y Buscando a Dory (2016) en los que la exitosa taquilla es un reflejo de su calidad narrativa y de producción, sin embargo para nadie es un misterio que la responsabilidad es mayor cuando se trata de la secuela de una reconocida historia. 

Este fue el caso de Los Increíbles 2 (2018), la esperada segunda parte de la historia de Mr. Increíble y su familia que llegó a nosotros 14 años atrás. En esta ocasión, el director y escritor de la cinta fue nuevamente Brad Bird (Ratatouille) quien se encargó de darle vida a los personajes en Los Increíbles (2004). 

Para empezar hay que decir que desde el momento en el que conocimos la primera entrega de esta historia hasta este momento, las producciones de superhéroes por parte tanto de DC Comics como de Marvel Studios ha crecido exponencialmente, y cada vez es más difícil, a mí parecer, que nos enganchemos con estas historias genuinamente pues han tenido que reinventarse las historias y narrativas de estos personajes que siempre 'salvan al mundo'. El humor, por ejemplo, ha sido clave, elemento que desde la película de 2004, la familia Increíble dominaba a la perfección, pero el reto de cautivar a la audiencia en 2018 era más alto.

Teniendo en cuenta eso, hay que resaltar que Los increíbles 2 (2018) no se puso a inventar nada, ni ha cambiar la estructura de su narrativa ni la psique de sus personajes, por el contrario potenció esos inmensos valores que planteó desde la primera entrega y llegó a contarnos una historia con elementos absolutamente vigentes en la actualidad como lo es el poder político, el poder de la mujer y su implicación social en la estructura casi medieval de la familia donde el hombre es quien debe trabajar, hasta el papel primordial que juegan los dueños de los medios y las comunicaciones.

Frases como "los políticos les temen a los superhéroes porque no conciben que alguien haga el bien sin esperar nada a cambio", hasta la difícil crisis personal a la que se enfrenta Bob Parr o Mr. Increíble al ver que su esposa, Elastigirl, es la heroína de la familia y el mundo, son sólo algunos ejemplos de cómo temas que hoy en día hacen parte de nuestra agenda diaria son abordados y retratados ingeniosamente en esta cinta. 

Por otro lado hay que decir, que aunque en historias como estas es fácil 'predecir' su desenlace, en Los Increíbles 2 (2018) logran llevarnos a lo largo de los 125 minutos de película, sin ningún afán de descubrir el final, es más, plantean de manera interesante la capacidad del hombre de derrotar a los súper con nada más que su capacidad de crear. 

El personaje de Jack-Jack, el bebé de la familia es uno de los protagonistas, pues es al único al que no le dan mucho tiempo al aire en la primera parte, pero que en esta logran desarrollar de manera divertida, incluso uno queda con la sensación de querer ver más de los particulares poderes de este pequeño. 

Hay que anotar, igualmente, que existen unos personajes no tan fuertes que ni son divertidos, ni aportan mucho a la historia, son una especie de nuevos superhéroes con los que se encuentran Los Increíbles y que a mi gusto superan lo caricaturezco y pudieron ser mucho mejores. 

Los Increíbles 2 (2018) logra hacer un empalme perfecto con Los Increíbles (2004) y hace parecer que el tiempo no ha pasado, que es una sola historia llena de acción y diversión, pero con un componente social y político que silenciosamente lo trae a nuestra actualidad y hace de esta película un imperdible de la sala de cine. 

¿La vieron? Vean el tráiler a continuación y si ya pasaron por los teatros nos cuentan qué les pareció...

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Register

Enviar