Los personajes más traicioneros del cine

Cinco discípulos de judas que pegaron "la puñalada trapera" en el cine.

Traición.

(Del lat. traditĭo, -ōnis).

1.    f. Falta que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener.

2.     loc. adv. Alevosamente, faltando a la lealtad o confianza.

 

Algunas personas tienen por lo menos la delicadeza de sonrojarse, otras, por el contrario, van por la vida buscando el lodazal más puerco para hacer la zancadilla con vileza, alevosía y ventaja. A continuación cinco personajes del cine que le rayaron la cara, y bien feo,  a sus compañeros de historia.

Como mi intención no es que me tachen de traidor, una vez digo: ALERTA DE SPOILER.

Cypher
Matrix

Cypher está “jarto” de comerse siempre la misma “changuaza”; esa masa que parece una mezcla entre engrudo y mazamorra; esa que Morfeo, en un acto de distópica tacañería, les da para que no mueran de inanición a bordo de la nave. Además súmenle que Cypher quiere plata, fama y vestirse con algo más que ropa sacada de una trituradora.

¿Entonces qué hace el hombre? Pues se amanguala con el pulcro e imbatible agente Smith, y revela, sin el menor asomo de asco, la posición de los que hasta ese momento habían sido sus compañeros de tripulación. Neo, el elegido, el llamado a ganar la guerra contra las máquinas, está en peligro, pero eso muy poco le importa a Cypher que cierra el trato, mientras ve con lujuria un corte de carne termino tres cuartos que venden en el asadero más exuberante de la Matrix.

Otra razón, y esto ya es pura interpretación de su servidor, es que Cypher estaba cansado de decir Nabuconodosor, cada vez que le preguntaban por su lugar de trabajo.

Lotso
Toy Story 3

Este oso de peluche irrigado con aroma a fresa, nos demuestra que la traición no siempre viene amarrada con alambre de púas. Lotso se muestra servicial, cariñoso (o mejor, cariñosito) y fiel a su estética, pero cuando llega el momento, saca las garras y hace más daño que el oso de The Revenant.

 Woody y el parche luchan contra esta fuerza oscura (y rosadita) por salir con vida del basurero al que cayeron con estilo. En un punto le salvan la vida al peluche, ¿y cómo les agradece este oso infeliz? Los deja a su suerte en este camino de chatarra que los conduce a una muerte lenta y dolorosa; una muerte que es como para derretirse.

Renton 
Trainspotting 1

De todos los caminos que tenía para recomponer su vida, Renton chose la traición. Claro, él no es una figura ejemplar y sus amigos no es que hagan trabajo comunitario cada ocho días… Sin embargo, traición es traición.

Después de vender un paquete de droga por mucho más de lo que esperaban, Begbie, Sick Boy, Spud y Renton, viven un momento de exaltación y camaradería en ese cuarto de hotel; un lugar que de muchas maneras marca el principio de vidas menos deplorables. El caso es que mientras todos duermen, Renton choose levantarse, choose ponerse los zapatos, choose tomarse un vaso de agua y choose agarrar el bolso con la plata e irse.

Claro, Renton choose la vida, pero también choose dejar a sus socios viendo un chispero.

Mr. Orange
Reservoir Dogs

Un grupo bien particular de cacos toma el desayuno, mientras charlan despreocupadamente sobre las motivaciones fálicas que tuvo Madonna para componer "Like a Virgin". Ahí está Mr. Orange. En apariencia un sujeto amistoso - y hasta maleable - que entabla una bella amistad con Mr. White, uno de los ladrones más experimentados de este arcoíris criminal, cuyo objetivo es robar una joyería. 

A Mr. Orange le sale la sangre a borbotones producto de un balazo, y mientras agoniza en el sucio piso de una bodega abandonada, es acusado de ser un infiltrado de la policía. 

Mr. White se indigna, pone su vida en riesgo y hasta mata a sus amigos de toda la vida por defender al moribundo, que al final, termina por confesarle que todos los que lo acusaban de ser un policía estaban en lo cierto. Como a Rafa en Los Simpson, podemos ver el momento exacto en el que a Mr. White se le rompe el corazón.

Clemente y Diógenes
La Gente de la Universal

En realidad toda la película está llena de discípulos consagrados de la traición, pero les voy a pedir que nos concentremos en este par.

Diógenes es un sargento retirado de la policía que tiene una agencia de detectives llamada ‘La Universal’. En esta agencia comparte labores con su esposa Fabiola y su sobrino Clemente.

Cierto día, un español que está preso los contrata para que sigan a la actriz porno con la que engaña a su esposa (¿Se dan cuenta? Otro traicionero. Bueno, no nos desviemos). Los detectives se turnan la vigilancia de la artista erótica (permítanme el eufemismo) que en efecto engaña al español con el abogado que quiere sacarlo de la cárcel. (¿Ven? No se hace un caldo).

Mientras Diógenes juiciosamente chupa frío vigilando el cuarto de esta artista de las posiciones sexuales (permítanme otrico), Clemente le cae a Fabiola, la esposa de su tío, y sobre el lecho matrimonial le pintan la cara al pobre Diógenes. ¿Pobre? No, no, no… Pues el sargento retirado termina haciendo lo mismo con Margarita, la estrella del cine para adultos que  con tanto esmero vigilaba.

 

 

¿Qué te pareció este contenido?