Las 10 mejores películas del 2020

Este es el conteo de Radiónica dedicado a quienes aman el cine.

El 2020 está llegando a su fin y si algo nos mantiene cuerdos son las series y películas que nos han acompañado durante el confinamiento, lo cual es curioso porque la industria audiovisual es uno de los sectores más golpeados por la pandemia, ya que el cierre de los teatros y el congelamiento de los rodajes ha complicado el panorama para la industria audiovisual.

Solo en Colombia se calcula que hasta agosto se generó una pérdida de más de 338 mil millones de pesos, y en Estados Unidos, el mercado más grande del cine, se registró la peor taquilla en 40 años. 

Pero por otro lado, el consumo de servicios de streaming se duplicó, según un estudio elaborado por Sherlock Communications, el 22 % de los colombianos encuestados ahora tiene dos servicios de este tipo. Esto sin duda está transformando la industria del cine que se vio forzada a estrenar la mayoría de sus películas en este tipo de plataformas, y eso tiende a ser positivo y a la vez negativo.

De hecho desde que Netflix sacó largometrajes como “Roma” (2018) y “El Irlandés” (2019), la industria se sumergió en un debate sobre la participación en festivales de películas estrenadas en internet, y la ausencia de títulos taquilleros en las salas de cine también es un problema en un país como el nuestro, donde el Fondo de Desarrollo Cinematográfico (FDC) -que ayuda a la producción local- y se financia de la venta de boletas. Y si bien poco a poco la gente está regresando a los teatros que ya abrieron, se va a requerir mayor tiempo para que la industria se recupere del todo.

Por otro lado, este año tuvimos un respiro de la saturación de películas de Hollywood con tramas mediocres y presupuestos desbordados, y las plataformas digitales incluso han generado un efecto democratizador porque por el mismo precio por el que se va a una sala se puede disfrutar de cine de autor y cine de superhéroes sin salir de casa. Lo cual permite que muchas personas se acerquen a otro tipo de formatos al que normalmente no tienen acceso. 

Este top busca repasar películas que nos invitan a otras miradas del séptimo arte. Realizaciones que nos retan y activan todos nuestros sentidos. Que juegan con nuestras emociones y nos llevan a mundos hermosos y aterrorizantes. A pesar de todo las complicaciones que vivimos a lo largo del 2020, afortunadamente este año tuvimos estrenos excelentes en todos los géneros cinematográficos, películas que valen mucho la pena y que deben ser disfrutadas antes de que llegue la ola de películas con temáticas pandémicas. 

Así que preparen las crispetas y disfruten las diez mejores películas del 2020 de Radiónica. 

 

10.) Borat: Subsequent Movie Film

La irreverencia y sátira social de Sacha Baron Cohen siguen siendo necesarias para el mundo en el que actualmente vivimos, sus personajes traen críticas incómodamente reflexivas sobre lo que significan las relaciones entre países de diferentes latitudes. Borat, según su creador había quedado sepultado luego de su controvertida película inicial del 2006, pero sacó del baúl de la ficción a este periodista kasajo para desafiar con estilo propio a Estados Unidos y el Gobierno del ex-presidente Donald Trump.

Aquí, Borat Sagdiyev debe realizar un nuevo viaje para ofrecer a su hija Tutar como la nueva esposa del ex-vicepresidente Mike Pence, todo durante un momento tensionante y coyuntural alrededor de la pandemia del COVID-19, sin olvidar las elecciones de 2020.

Como siempre, la burla y el engaño son parte de la ecuación hacia personalidades reales, donde en este caso hasta Rudolph Giuliani, abogado de Trump, fue víctima de sus mofas.

Los falsos documentales o ‘mockumentaries’ son producciones con características bastante detalladas, por lo cual este actor los lleva a un nuevo nivel de engaño y realidad.

 

9.) El Hombre Invisible

Universal quiere volver a relucir su catálogo de monstruos y personajes siniestros que brindaron bastante gloria durante la era dorada de Hollywood. Algo que salió muy mal con el universo planteado desde “La Momia” protagonizada por Tom Cruise, pero muy bien gracias a la mente maestra de Leigh Whannell con el Hombre Invisible, el mismo creativo detrás de películas de horror tan importantes como “Saw” e “Insidious”.

El segundo trabajo de este australiano como director (luego de “Upgrade”) logre de manera muy inteligente deconstruir la historia original de H.G. Wells, para así traer un relato lleno de misterio, suspenso y drama, donde se tocan temas tan actuales y pertinentes como la violencia contra la mujer, las relaciones tóxicas y la salud mental. 

Protagonizada por Elizabeth Moss (“The Handmaid 's Tale”), esta es una producción inteligente que trae consigo grandes reflexiones contemporáneas en clave de terror.  

 

8.) Los Caballeros

Al buen estilo de esta institución del cine británico, Guy Ritchie regresa con una nueva y vertiginosa historia de crímenes y mafias, similar a sus días en cintas pasadas como “Juegos,Trampas y Dos Armas Humeantes”, “Snatch” y “RocknRolla”. Aquí como es habitual para este tipo de producciones, reunió un elenco con lo mejor de lo mejor, trayendo actores de la talla de Matthew McConaughey, Jeremy Strong, Colin Farrell y Hugh Grant.

La película, narrada de manera cíclica, cuenta los ires y venires de Michael Pearson, un estadounidense que luego de montar un imperio de tráfico de drogas en Inglaterra, decide retirarse del negocio con varias controversias encima, ya que la competencia desea hacerse con su poder.

Recientemente, Ritchie admitió en una entrevista que este proyecto estaba pensado en un principio como una serie de televisión, algo que se hará pronto una realidad conectada con este intrincado relato. 

 

7.) Mank

Esta es la historia detrás de una de las mejores relatos que se han contado en la pantalla grande. En 1941 Orson Wells dirigió y protagonizó “El Ciudadano Kane”, una película revolucionaria no solo por su excelente trama sino por la estructura narrativa creada por el guionista Herman J. Mankiewicz, mejor conocido como Mank, quien se basó en la vida del magnate de los medios de comunicación William Hearst para hacer su obra más importante, escrita mientras lidiaba con el alcoholismo, varios huesos rotos por un accidente de carro y un sin fin de problemas personales. 

Garry Oldman, de forma magistral interpreta a Mank, un tipo brillante y caprichoso con una lucha contra Hollywood para sacar adelante este guión.

A parte de la atrapante historia, esta película está llena de referencias al cine clásico, no solo porque se grabó en blanco y negro sino por el estilo de la fotogafía, la banda sonora y los guiños al viejo cine como con las llamadas marcas de cigarrillo en el borde la pantalla. Esta es una historia emocionante y humana, hecha al estilo de la era dorada del cine estadounidense, que llega muy bien en estos momentos de extrema digitalización. 

 

6.) Retrato de una Mujer en Llamas 

El fuego de un amor prohibido es uno de los temas que todas las culturas del mundo han tratado de distintas formas, pero la directora francesa Céline Sciamma, en su cuarto largometraje, le da una mirada moderna, política, contestataria y muy apasionada.

“Retrato de una Mujer en Llamas” es una historia de amor lésbico ambientada en el siglo XVIII, y que comienza en 1770 cuando Marianne (Noémie Merlant), pintora, es contratada para hacer un retrato de Héloïse (Adèle Haenel), quien acaba de salir del convento y pronto se casará. Pero Héloïse se niega a aceptar su destino y no quiere ser dibujada, por lo que Marianne debe trabajar en secreto. 

Haciéndose pasar por una dama de compañía, la pintora empieza a ganarse la confianza de su retratada y poco a poco va armando la cálida imagen que plasma en el óleo por las noches. Pero así como este cuadro se va creando, lo mismo pasa con el amor entre estas dos mujeres que se entregan a una pasión secreta.

Esta película ganó el premio a mejor guión en el Festival Cannes y es una obra impecable, no solo por su conmovedora y atrapante trama, sino porque cada detalle está pulido al máximo, desde el vestuario y los paisajes, hasta el desarrollo de este amor condenado al fracaso pero nunca al olvido. 

 

5.) La Fortaleza

Hay quienes están dispuestos a hacer lo que sea por un equipo de fútbol. Y "lo que sea" resulta literal: pasar horas en una fila, saltar y cantar durante todo el partido, tatuarse el escudo, pelear contra los hinchas contrarios e incluso viajar por todo el país escondido en un camión.

“La Fortaleza” es una película documental que sigue el viaje de tres barristas del Atlético Bucaramanga que van como polizones en los camiones hasta Popayán para ver al equipo jugar la primera final del ascenso a la A. 

Este es un crudo retrato de los límites de la pasión y de cómo un equipo de fútbol se vuelve el sentido de una vida. Estos muleros no tienen nada más a parte del equipo, su vida, sus sueños, sus acciones, girar alrededor de la barra.

Marginalidad, pobreza, soledad son los elementos que se transmiten con esta historia que es presentada de una forma muy honesta. Sin poses, sin pornomiseria, sin exageración. Este es un viaje de varios años con altas y bajas, un drama de la cotidianidad envuelto en la pasión del fútbol

 

4.) Los 5 Sangres

El director afroamericano más reconocido de Hollywood, quien ha contado varias de las historias más apasionantes e inspiradoras alrededor de esta comunidad en los Estados Unidos, decidió regresar una vez más para aprovechar la actual ola cinematográfica que busca reflexionar sobre sus derechos en plena época de Donald Trump, pretendiendo además rescatar parte del legado del cine Blaxploitation heredado desde los años 70.

¿Recuerdan la historia de los peces del Infierno en Los Simpson? Bueno, esta historia ya contada de muchas maneras en el entretenimiento fue repensada con cinco soldados afroamericanos que luego de participar en la Guerra de Vietnam deciden regresar en su vejez por un botín escondido durante aquellos días de conflicto. Aquí se traen a colación varias cavilaciones sobre el trato de la sociedad estadounidense hacia los afroamericanos, donde el gran Chadwick Boseman nos dejó una de sus últimas actuaciones antes de su fallecimiento el pasado 28 de Agosto.

 

3.) Ya No Estoy Aquí

Migración, soledad, violencia, abandono y cumbia, son estos los elementos que conforman la fascinante película estrenada en Netflix, un retrato hermoso y triste de la esencia de la latinoamericanidad, el mestizaje.

Ulises (Juan Daniel Garcia Treviño) es un joven que vive en un barrio marginal de Monterrey y pertenece a la cultura urbana de los Kolombia o cholombianos, amantes de la cumbia rebajada. Sus días pasan entre música, concursos de baile y la delincuencia que se vuelve tan sofocante, que Ulises se ve obligado a emigrar a Nueva York. 

Una vez en la gran ciudad, solo, discriminado y sin donde caerse muerto, Ulises se aferra a lo único que lo mantiene con vida, la cumbia. Esta es una atrapante historia contemporánea presentada sin filtros, ni poses.

“Ya No Estoy Aquí” habla de la alegría de pertenecer a algo más grande que nosotros, a una cultura y a un territorio que le da sentido a la vida. La película es a la vez una reflexión acerca de la tragedia de ser arrebatado de ese espacio y perderlo para siempre, un drama que se vive todos los días en nuestra región.

Secuencias de baile alucinantes, un guión conmovedor y atrapante y una banda sonora genial, hacen de este largometraje una joya moderna del cine mexicano. 

 

2.) Tenet 

A pesar de que esta cinta fue el conejillo de indias para probar la asistencia a las salas de cine durante la pandemia del COVID-19, es pertinente decir que Christopher Nolan sigue siendo un maestro para hablar sobre el tiempo, el espacio y sus efectos en la pantalla grande.

Aquí, el actor John David Washington interpreta a un agente de la CIA sin nombre que debe realizar una serie de misiones donde el tiempo ha sido alterado, todo dentro de viajes complejos para evitar que se desate la tercera guerra mundial.

La crítica desde dos puntos de vista muy dicientes llegó a una conclusión clave, esta no es una típica película de acción, y como buena producción de Christopher Nolan, hay que verla con mucho detenimiento y atención, porque cualquier detalle por pequeño que parezca, resulta significativo para una historia compleja.

Vale la pena distinguir el trabajo actoral de Robert Pattinson, quien con papeles como este sigue demostrando que su calidad profesional dejó hace mucho tiempo atrás aquella sombra adolescente de “Crepúsculo”.

 

1.) Bacurau 

Esta es una película que corta el aliento y constantemente jugando con todos los sentidos. Esta obra es surrealista, experimental, delirante, arriesgada, y con elementos muy sencillos logra causar sensaciones que van desde el calor y la sed a la angustia y el odio.

Una de las cosas más curiosas de esta película es que no tiene un personaje principal claro, el protagonista es Bacurau, un diminuto pueblo ubicado en algún punto del norte de Brasil, tan remoto que no aparece en los mapas. Un día al pueblo llegan un grupo de blancos extranjeros  que quieren asesinar a todos sus habitantes pero se encuentran con una feroz resistencia. 

Entre la lisergia y el delirio, “Bacurau” plantea un crítico discurso anti Bolsonaro, ya que sus personajes son negros, mulatos y personas no binarias que enfrentan una fuerza que los quiere destruir porque si.

Este largometraje tiene un toque muy similar a los trabajos de El Grupo de Cali, en donde a veces el espectador no sabe qué está pasando pero no puede dejar de ver porque está hipnotizado.

Este pueblo atrapa en un angustiante y desértico limbo en el que no hay ley ni orden y que, curiosamente, está hiperconectado con un montón de pantallas de celulares que constantemente aparecen en las manos de los actores. Esto crea una especie de distopía retro futurista queer que cautivó a la crítica internacional, ganó el premio del jurado en Cannes, y que sin duda es una de las mejores películas latinoamericanas de los últimos tiempos. 

¿Qué te pareció este contenido?