¡No más Millennials! (ni anti Millennials)

Dejemos de echarle la culpa a los Millennials de todos los males que existen. Pero sobre todo, dejemos de decirles Millennials...

Aunque no es algo nuevo, en los últimos meses he visto cómo aparecen artículos, memes y todo tipo de lecturas que incitan a armar una especie de guerra generacional entre la gente mayor de treinta y los llamados “Millennials”.

En muchos de esos artículos los mayores culpan a los Millennials prácticamente de todo: que no leen, y no buscan (y por consiguiente no saben) nada. Que su actitud es pedante y excluyente. Que están tan metidos en el mundo digital que no es fácil hablar con ellos de manera tradicional, ETC. No necesito dar más ejemplos porque seguro ustedes han visto las mismas opiniones. Todas ellas con prejuicios que no aguantarían ningún estudio serio

De la misma manera, aquellos que señalan a los Millennials ya ni siquiera  tienen claro de qué rango de edad se está hablando, y prácticamente terminan refiriéndose a cualquier persona menor que el que escribe sobre ellos. Es decir, el rango de Millennials es cada vez más grande.

El término al que tantos usos se le ha dado parece haber sido acuñado por los autores Neil Howe y William Strauss, quienes en 1991 publicaron el libro 'Generations'. Ellos hablaban que los Millennials serían los nacidos entre 1982 y 2004. Desde ahí mucha gente ha hecho distintos cálculos y le han dado a esta generación todo tipo de culpas: los extraños Millennials no entienden a los virtuosos Generation X.

Aunque yo reconozco utilizar el término en modo de broma a mis amigos y amigas más jóvenes que yo, la verdad es que el término, y las críticas que se le hacen, me parece que solo aportan una mirada muy reducida sobre las nuevas generaciones y la forma de interactuar. Es un término contundente. Y los términos contundentes solo generan prejuicios.

Yo soy profesor desde hace quince años, y aunque es cierto que a medida que pasa el tiempo es más difícil conectar culturalmente con los estudiantes, también creo que: A) eso es algo normal a medida que el profesor y el alumno se van superando en edad y B) depende del profesor o del jefe, lograr encontrar una forma de comunicarse. No al revés.

A los Baby Boomers se les acusó de no conectarse con sus padres, y a la Generación X también. Es algo perfectamente normal. Ver a los jóvenes como una amenaza y no como una generación de la que podemos aprender cosas es una perdedera de tiempo.

Entonces dejemos de echarle la culpa a los Millennials de todos los males que existen. Pero sobre todo, dejemos de decirles Millennials. A estas alturas no sabemos si estamos hablando de nosotros mismos.

¿Qué te pareció este contenido?