Un nuevo micrófono abierto: Los Monólogos femeninos

Un encuentro de amigas, una noche de chistes, cuentos, historias o música. Nace un espacio en Medellín para la expresión femenina con un micrófono abierto.

Eso es Monólogos Femeninos, un encuentro para crear redes de manera colaborativa, un encuentro para la libre expresión, para el aprendizaje a través de las experiencias de sus asistentes. Esta es una iniciativa de Laura Restrepo, conocida en el ambiente musical como Felisa.

Por eso hablamos con ella, para preguntarle, no a modo de monólogo sino de entrevista, sobre la experiencia de este proyecto femenino pero incluyente, diverso, musical y cultural.

¿En qué consiste un micrófono abierto?

Es un evento en vivo en el que un grupo de personas se reúne personalmente y, aquellas que lo desean, se turnan para salir al frente, tomar el micrófono y presentar algo a los demás asistentes.

Pueden ser obras propias o interpretaciones de otras artistas que admiran. Pueden ser escritos cortos, música, stand up comedy, poesía, artes visuales, danza, teatro, cuento o cualquier producto de su creatividad.

¿Qué buscan con estos encuentros y por qué son importantes?

Ofrecer un espacio seguro para que las mujeres de una ciudad se encuentren personalmente, se expresen sin miedo a ser juzgadas y creen redes colaborativas entre ellas.

Creemos que hacen falta más espacios en los que las mujeres de una comunidad se encuentren presencialmente. Cada día se pasa más tiempo en interacciones digitales, pero creemos que los eventos cara a cara desarrollan habilidades únicas e imprescindibles para la democracia. Monólogos Femeninos es un espacio donde se encuentran mujeres que probablemente no se conocen pero que comparten una experiencia común: ser mujer en latinoamérica. Al compartir y escucharnos se crea una catarsis colectiva que incentiva la expresión individual y fortalece las redes de colaboración.

¿Se pueden replicar estos espacios?

El modelo de Monólogos Femeninos es flexible. Lo puede organizar desde una organización comunitaria o también tener mayor alcance y ser patrocinado por entidades privadas o instituciones públicas. Sin importar su tamaño hay unos elementos comunes:

  • Una(s) organizadora(s) que se encarga(n) de conseguir el lugar, hacer la convocatoria, tener las condiciones técnicas, anotar las mujeres que quieren participar y hacer que se respeten unos acuerdos básicos para que el espacio sea seguro.
  • Un grupo de mujeres que quieran participar.
  • Un colaborador que puede ser un espacio físico, un centro cultural, un colectivo, una entidad pública o privada.
  • Abrir el espacio de manera periódica una vez al mes o cada dos meses

Monólogos Femeninos es un formato replicable y desentralizado. Actualmente se está haciendo en ciudades como Medellín, Bogotá, CDMX Sevilla.

¿A dónde quieren llegar con los Monólogos Femeninos?

Queremos que más mujeres de diferentes ciudades y comunidades creen este espacio de encuentro periódico y poder crear una red de Monólogos Femeninos donde se puedan dar colaboraciones y oportunidades.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar