La ciencia del amor

“¿Qué es el amor? Todavía no lo decido”... LosPetitFellas

¿Cómo definirían ustedes el amor?... No es una tarea fácil verdad, y claro depende de qué clase de amor estamos hablando, ¿romántico, maternal, platónico, entre amigos? Tal vez podemos decir que el amor es eso que sentimos pero muchas veces no podemos explicar y si todavía no encuentran las palabras adecuadas pues la RAE, la ciencia y la psicología ya lo hicieron.

Según la RAE (Real Academia Española) el amor es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser, también es la tendencia a la unión sexual.

Para la ciencia el amor o más bien ‘el juego del amor’ es un proceso neurológico que se produce en el cerebro y que involucra diferentes partes como el hipotálamo, la corteza prefrontal, la amígdala, el núcleo accumbens y el área tegmental frontal.

Y en la psicología vamos a hablar sobre una de las definiciones más comunes del amor según el psicólogo Robert Sternberg, quien revolucionó este significado cuando publicó la Teoría Triangular del Amor. Este teoría consiste en que las relaciones, según Sternberg, son una combinación de tres elementos fundamentales: intimidad, pasión y compromiso, pero no siempre es la combinación de estas tres al mismo tiempo, a veces solamente puede ser una o tal vez dos y por eso para él existen diferentes etapas o tipos de amor.

Entendiendo la diferencia entre estos tres significados y por supuesto el que cada uno de ustedes quiera darle, es momento de conocer cómo funciona el amor biológica y científicamente.

Para llevar a cabo este proceso neurológico llamado amor se necesitan dos hormonas muy importantes, que ojo no son las únicas que se utilizan, pero sí son indispensables, estas son la oxitocina y la vasopresina. Ambas hormonas son producidas por el hipotálamo y la glándula pituitaria es la encargada de liberarlas, este proceso sucede tanto en hombres como en mujeres.

Cuando la oxitocina y la vasopresina interactúan con el sistema de recompensa dopaminérgico (conjunto de mecanismos realizados por el encéfalo que permite asociar situaciones a una sensación de placer) pueden estimular la liberación de dopamina por parte del hipotálamo (así mismo como pasa con las drogas...).

Todo comienza con una mirada, un intercambio de saludos, una foto, una conexión tal vez, según la psicóloga Helen Fisher las fases del amor son el deseo, la atracción y el cariño.

Seguramente han escuchado la mítica expresión de sentir mariposas en el estómago, pues amigos esta es una reacción química del cerebro y corresponde a la primera fase del amor, la del deseo. Lo que sucede aquí es que se segregan las hormonas sexuales estrógenos en mujeres y testosterona en hombres. La adrenalina (hormona y un neurotransmisor) hace que el corazón se acelere, la boca se seque y las manos suden… ¿Les ha pasado? Bueno pues he aquí la explicación.

Después de pasar por la primera fase, los nervios, la emoción y la adrenalina, si seguimos en este proceso nos encontramos con la segunda etapa: la atracción, acá es cuando entra en función la dopamina, según un estudio realizado en la Universidad de Stony Brook de Nueva York, aquellas personas que estaban en la primera fase del enamoramiento poseen una intensa actividad en el área ventral tegmental, a la que podríamos considerar como una especie de fábrica de dopamina.

Ya no hay vuelta atrás, ese amor ha pasado por las diferentes etapas mencionadas anteriormente y se han dicho esas dos palabras que lo cambian todo: Te Amo. Para poder enamorarnos son necesarios los neurotransmisores: adrenalina, dopamina, serotonina, oxitocina o vasopresina.

Neurotransmisores como la adrenalina, dopamina, serotonina, oxitocina o vasopresina son fundamentales a la hora de intentar comprender la razón por la que nos enamoramos. Los estudios demuestran que la primera vez que nos enamoramos, los niveles de serotonina se desploman y los centros de recompensa del cerebro se inundan de dopamina. Esto significa que su efecto es similar al de una droga.

¿Una droga? Sí, así como lo leen, resulta que al tener deseo sexual o sentir amor romántico se activa la ínsula (estructura del cerebro humano) y el núcleo estriado, esta área está directamente asociada a las drogas, según esto “el amor es realmente un hábito que está formado por un deseo sexual que se retroalimenta a través de una recompensa”, este es el mismo proceso que sucede en las personas adictas a las drogas.

El amor y las drogas inundan el cerebro con dopamina, la cual causa una poderosa sensación de recompensa que provoca un círculo vicioso entre euforia, deseo, dependencia y abstinencia.

¿El Amor es ciego?

Sí, cuando la persona se encuentra en la etapa del enamoramiento se activan los circuitos cerebrales de la confianza que ayudan a consolidar el vínculo entre las dos personas, “el amor es ciego, porque esa emoción oculta los defectos del otro, acerca el uno al otro y hace desaparecer las distancias creando confianza”, afirma la catedrática de Bioquímica y Biología Molecular Natalia López-Moratalla.

¿Cómo saber si se está enamorado?

El enamoramiento comienza cuando hay conocimiento o sospecha de que hay una relación de reciprocidad. Todo comienza en la corteza cerebral, después el sistema endocrino y finalmente tenemos una respuesta fisiológica todo esto por la segregación de dopamina en el hipotálamo.

Si han sentido o sienten algunas de estas reacciones, no hay vuelta atrás… están oficialmente enamorados: 

  • Intenso deseo de intimidad y unión física con el individuo
  • Deseo de reciprocidad
  • Temor al rechazo
  • Frecuentes pensamientos del individuo
  • Pérdida de la concentración
  • Fuerte actividad fisiológica en presencia del individuo
  • Idealización del individuo

Todas estas reacciones se producen cuando una persona está enamorada y se activa el núcleo accumbens, una estructura muy importante para el sistema de recompensa del cerebro, el cual se activa y produce una profunda sensación de placer y euforia.

Tipos de amor según la psicología

Según la Teoría Triangular del Amor planteada por Robert Sternberg hay siete tipos de amor:

  • Cariño: se refiere principalmente a la amistad verdadera y su principal o el único componente es la intimidad. Los miembros de la relación se sienten cercanos y confiados, pero no existen deseos de tener relaciones íntimas o de comprometerse.
  • Encaprichamiento o flechazo: En este caso la pasión es el componente central y único, no existe ni intimidad ni compromiso. Es el típico “amor a primera”. Suele definir a las relaciones cortas y superficiales pero de gran intensidad.
  • Amor vacío: el componente principal es el compromiso. No se experimenta ni intimidad ni pasión, a pesar de la decisión de amar y estar con el otro. Por ejemplo las relaciones de conveniencia o las relaciones de larga duración.
  • Amor romántico o enamoramiento: predomina en la relación la intimidad y la pasión, pero no el compromiso. Existen intensos sentimientos de atracción y excitación hacia el otro, junto a sentimiento de confianza y cercanía. Este amor puede transformarse más adelante si aparece el componente del compromiso o deshacerse con el paso del tiempo.
  • Amor fatuo: se caracteriza por la presencia de la pasión y el compromiso, pero no de la intimidad. Es un compromiso poco profundo, en el que existen el deseo y la excitación de vivir experiencias íntimas, pero no se experimenta una verdadera conexión con el otro.
  • Amor compañero: la intimidad y el compromiso están unidos, pero sin la existencia de la pasión. Es el tipo de amor de las relaciones duraderas, en las que se carece del deseo y la excitación pero se disfruta de la compañía y el cariño hacia el otro. Es muy común en las grandes relaciones de amistad y en las parejas maduras.
  • Amor consumado o amor perfecto: combina los tres componentes intimidad, pasión y compromiso. Es el amor completo. Representa la relación ideal que casi todo el mundo quiere, pero que pocos alcanzan y mantienen, según Sternberg. Aunque no es difícil de alcanzar si es difícil de mantener.

Datos Curiosos:

  • Según un estudio de la Universidad de Winsconsin no es posible la amistad entre individuos de distinto sexo, ya que una de las partes (o las dos) en algún momento llega a desarrollar un grado diferente de atracción sexual debido a que hombres y mujeres entienden muy distinto los mensajes que reciben del sexo opuesto.
  • Es importante saber diferenciar entre el gustar y querer, porque cada una de estas se procesa en una parte diferente del cerebro y también se ve de manera diferente en las culturas. Por ejemplo a diferencia de los occidentales, los orientales toman más en cuenta los aspectos negativos de las parejas.
  • Científicamente el amor para siempre no funciona si solamente se basa en el amor, es una utopía, el amor no basta y es necesario aportarle energía y esfuerzo a la relación.

"Escucha, Morty. Lamento decirlo, pero lo que la gente llama 'amor' es sólo una reacción química que motiva a los animales a aparearse. Es un golpe duro, Morty, y lentamente se desvanece dejándote varado en un matrimonio fallido. Yo lo hice. Tus padres lo harán”.

¿Están de acuerdo con la teoría de Rick & Morty o ustedes todavía creen en el amor?

Nosotros somos unos fieles creyentes del amor, científico, psicológico, biológico, nos encanta dar y recibir amor y por eso vamos a celebrar un importante acontecimiento, casaremos a una pareja (legalmente) y con todas las de la ley durante el Festival Estéreo Picnic.

¿Se animan? ¿conocen a alguien que quiera participar?

¡Casaremos a una pareja en el Festival Estéreo Picnic!

¿Qué te pareció este contenido?