Fotos: Feria Odeón

Así se vivió la Feria Odeón

Durante cuatro días el arte hizo delirar los sentidos de los bogotanos con color, textura e interacción.

La Feria Odeón que se llevó a cabo del 27 al 30 de octubre en Bogotá fue una propuesta renovada en la que los espectadores disfrutaron de espacios sin barreras cargados de esculturas, pinturas, fotografías, color y muchas formas.

Espacio Odeón, que antes de aquel fatídico 9 de abril de 1948 (Bogotazo) era conocido como el Cinema Odeón, fue convertido en patrimonio histórico de la ciudad y actualmente ha sido destinado para la exhibición artística, en esta oportunidad el místico lugar albergó diversidad de matices del arte en tres plantas: sección general, planta libre y un espacio de programación en video.

La séptima edición de la feria contó con la participación de exponentes desde: España, Perú, Bolivia, México y Costa Rica. Más allá de servir como una vitrina comercial para los diferentes artistas, la feria buscó impulsar artistas relativamente nuevos, además de visibilizar aquel mundo del arte cambiante y mutado por un mercado creciente y dinámico.

El lugar sin duda le dio un toque muy especial a la experiencia que se enfrentaban los observadores. Dentro de Espacio Odeón, por su aspecto de abandono, es posible transportarse en el tiempo a aquel corazón de la ciudad que constituye el barrio La Candelaria sumando así mayor valor a la expreiencia. 


Además de esto se visibilizó la ruptura de las barreras (como las tradicionales paredes blancas o drywalls) así como la inclusión de sonoridades en algunas obras, conceptos políticos, estéticos, geográficos, entre otros que jugaban con los sentidos visuales de cada uno de los espectadores y permitían viajar no sólo por el barrio capitalino sino también por cada uno de los pequeños mundos creados por los artistas.

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar