Un tejido para arropar a las víctimas del conflicto

En conmemoración del 9 de abril un manto cubrió la sede de la Comisión de la Verdad.

Todas las personas que vivimos en un mismo territorio somos como las hebras de un gran manto, el cual nos une como individuos y en el que cualquier diferencia de raza, género, edad desaparece porque esta diferencia es lo que nos constituye como humanos. Lamentablemente, debido a las décadas de violencia, en Colombia ese manto está lleno de huecos. Unos huecos sobre los cuales, gracias al trabajo de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, poco a poco se ha ido tejiendo parches que vuelvan a unir ese tejido social. 

Precisamente en el marco del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctima, Los Costureros de la Memoria, un colectivo que se define como: “un espacio de encuentro, sanación, y construcción colectiva en el que, desde el acto de coser y otros saberes”, junto con la Comisión de la Verdad, tejieron un manto de 540 metros para arropar y abrazar la sede de Comisión. 

Esto forma parte de un proceso de sanación, encuentro y desahoga que decenas de víctimas del conflicto han tenido a través de la costura. Cada puntada sirve para cerrar las heridas. 

A parte de este acto simbólico se celebró el encuentro digital “Tejiendo la Verdad”, en el que participaron varias organizaciones. 

Según el Observatorio Distrital de Víctimas, en Bogotá “residen 360.018 víctimas del conflicto, de las cuales el 53,2% son mujeres, el 46,7% hombres y el 0,1% son personas LGBTI”. Por eso es vital como sociedad abrazas a estas personas, reconstruir ese tejido social y asegurar la verdad y la no repetición.

Pueden ver el encuentro “Tejiendo la Verdad” aquí. 

¿Qué te pareció este contenido?