La mujer y la industria musical un debate que recién comienza

Las bandas Lilith, Blutónica y Lost Sequences hablan acerca del papel de las mujeres en la industria musical colombiana.

Desde hace cientos de años, las diferencias entre mujeres y hombres en la industria musical han sido enormes. Históricamente las mujeres se han enfrentado a situaciones de discriminación en aspectos como: el ámbito social, económico, cultural, y político. Diariamente artistas, compositoras, e intérpretes luchan por romper con esa brecha de género de la cual hacen parte por el simple hecho de ser mujeres. 

Según un informe de la organización sin ánimo de lucro Women in Music, la división entre hombres y mujeres aún sigue siendo baste significativa, ya que las mujeres cuentan con una presencia del 30% dentro de las artes musicales, contrario a los hombres que cuentan con un 70% de participación.  

“La discriminación, el acoso sexual, la escasez de oportunidades para el progreso profesional, la brecha salarial, la falta de visibilidad, es algo muy común en la industria de la música, y por supuesto, nos enfrentamos a los prejuicios comunes que existen contra las mujeres”, afirma Neeta Ragoowansi, miembro de Women in Music.

Sin embargo, esta distancia de igualdad de género ha servido como inspiración para que muchos colectivos tanto artísticos como culturales se interesen en promover la conciencia, la diversidad, el patrimonio, y las oportunidades de las mujeres en las artes musicales. En el caso de Colombia, colectivos como Todopoderosx, Nótt, Los Rulos Vinyl Club, y Pez Alado, buscan fortalecer la red de trabajadoras del sector musical con perspectiva de género.

Aunque poco a poco y con mucho esfuerzo, las mujeres han ido adquiriendo una respetable posición en la sociedad musical, donde aportan creatividad y talento a los diferentes géneros musicales. Incluyendo géneros considerados como “fuertes”, “potentes” y “rudos”, en los que la mayoría de sus integrantes son hombres. 

Para Verónica Sabbag, diplomática de la Unión Europea y fundadora de la ONG United Voices 4 Peace, “esto es un tema social muy grave, sinceramente, la falta de representación de las mujeres, la falta de igualdad, es un tema que nos toca directa o indirectamente a cada uno; nos toca de manera diferente, pero a todas y todos nos toca”. 

Después de que se realizara en la ciudad de Medellín el encuentro The Selector Pro Colombia 2020, que tuvo el objetivo de proporcionar instancias de formación, intercambio y profesionalización para la Nueva Industria Musical, una de las conclusiones que hubo fue la falta de promoción y reconocimiento de la participación de las mujeres en la industria, pues si bien existen géneros musicales que las integran de manera directa, aun falta mucho por hacer desde la educación y el conocimiento en nuestro país y el mundo. 

“Los patrones son más o menos evidentes. La música tradicional tiene más participación femenina que otras músicas”, afirma Daniela Trujillo, integrante del colectivo Todopoderosx

Actualmente, en nuestro país las agrupaciones femeninas enfocadas al género del rock and roll han ido en aumento. Lilith de Medellín, Blutónica de Cali, y Lost Sequences de Bogotá, hacen parte de esta red de artistas que impulsan y animan a otras mujeres a seguir haciendo rock. 

En Radiónica conversamos con estas tres agrupaciones sobre el rol de la mujer en la industria musical colombiana.

¿Cómo ha sido el trato de la industria musical hacia las mujeres?

Blutónica: Digamos que a nivel visual, la mujer ha sido símbolo de belleza, sensualidad y atracción. Desde hace 30 años en las carátulas de los discos aparecían mujeres, hablando de la industria musical colombiana. Sin embargo, creo que en el rock and roll ha sido diferente; se ha mostrado a la mujer como un símbolo de fuerza, rebeldía, resistencia. Pienso que ahora sí se le está dando más cabida a la mujer. Se están abriendo otras puertas y no solo a la mujer como símbolo de sensualidad y belleza sino a la mujer en su rol de música e intérprete. Ahora, las mujeres cuentan con un mayor rol protagónico”. 

Lost Sequences: Si ponemos el contexto histórico, podríamos decir que ha sido una lucha buscar esos espacios. También desde el ser profesional. Creo que hay espacios en la industria más abiertos para otro tipo de géneros que para las mujeres. El trato hoy en día es más abierto. Actualmente se están abriendo estos espacios.

Lilith: Sabemos que la industria de la música es un mundo difícil de entender, más aún, para nosotras que empezamos tan jóvenes e ingenuas en tantos temas. Esto nos hizo enfrentarnos a varias situaciones incómodas y malucas, que por un lado no pasaron a mayores y por el otro lado se convirtieron en un aprendizaje para todas… Para saber cómo actuar, cómo reaccionar.

¿Creen que el ser mujer afecta el desarrollo artístico dentro de la  sociedad?

Blutónica: No, creo que por el contrario. Es una gran virtud el hecho de que podamos romper con ese estigma de que por ser mujeres no podemos hacer muchas cosas, cuando realmente no es cierto. Todos y todas tenemos la capacidad de expresar y de dar a conocer los talentos que tenemos.

Lost Sequences: Creo que la mujer ya se está empoderando de su labor creativa y su trabajo artístico, está abriéndose más espacios y metiéndose más adentro de la industria mostrando sus acciones, sus creaciones, exponiéndolas, presentándolas a un público e impactándolo también. Siento que nos hace falta un poco de impulso, de ganas individuales para que esto nos lleve a lo colectivo y de lo colectivo a lo más grande. Hacer conciencia individual, de que todas lo podemos hacer, de que todas tenemos ese arte por dentro; solo es que lo exploremos y lo saquemos a la luz. El arte vive en todos los seres humanos, sino que algunos los explotamos de una manera y otros de otra. Tratar de que el mundo se innunde de arte, es la meta.

Lilith: Si, porque de una u otra manera la subjetividad que hemos configurado a lo largo de nuestra existencia, le da cierto color, cierto matiz e identidad, al desarrollo artístico de lo que pasa propiamente en la sociedad colombiana. Creemos que esa multiplicidad de subjetividades que vienen desde lo femenino tienen un impacto en ese desarrollo.

¿Sienten que en pleno siglo XXI cosifican a la mujer?

Blutónica: Hay de todo en el siglo XXI. Gracias a la educación hay oportunidades de ser como queremos ser. Es más cierto lo sincero que el cosificar a un ser humano.

Lost Sequences: Todavía la cosifican, porque a causa de la violencia física, verbal, psicológica, sexual, se beneficia un colectivo, una persona y todavía esto sucede por fama, dinero, placer. Es muy lamentable que aun en la sociedad esté el peso de la falta de valor, de respeto, de igualdad de tolerancia, y no solo hablar como hombre o mujer sino como simples seres humanos, despojar a alguien de su dignidad es algo erróneo, algo que no debería ser así. Somos las chicas que hemos llevado de esta situación durante todo este tiempo y aún más en el siglo XXI.

Lilith: Consideramos que no es de cierto modo, es un hecho. La cosificación de la mujer sigue presente en todos los planos, social, educativo, artístico, y es un problema al que nos vemos sometidas, todas, diariamente.

¿Creen que es aún muy fuerte y visible el estigma de: “los chicos son mejores”?

Blutónica: Bueno, creo que aún es fuerte este pensamiento y esto se evidencia por la sorpresa que genera el hecho de ver a una mujer tocando guitarra, bajo, batería, aunque ahora son más las mujeres que lo hacen, seguimos siendo minoría. El talento se puede desarrollar de igual manera independientemente del género. 

Lost Sequences: Hoy en día existen alianzas a nivel de género en el metal, entonces las mujeres pueden ser perfectamente Frontman caracterizándose en un sonido. Me parece que hoy en día no hay tanta estigmatización en pro de los hombres, lo que enriquece la cultura del metal como tal. Como grupo hemos sentido apoyo de nuestros compañeros de bandas de hombres. 

Lilith: No tanto como antes, pero sí, es fuerte y es visible ese estigma. Es algo con lo que tal vez como cantante no siento mucho, pero si veo alrededor o al momento de montarme una guitarra encima que la gente dice: ‘Vamos a ver cómo le va’. Ese estigma sigue pasando no solo con la música, sigue pasando con muchas profesiones en las que no sé porqué pensaban que es que un hombre lo hace mejor. No es así, sin embargo, sé que progresivamente vamos a ir cambiando esa imagen a través del talento y a través de todos los movimientos que se están gestando para dar claridad de que al fin y al cabo todos y todas somos iguales y tenemos las mismas capacidades a desarrollar.

¿Aún se ven inmersas en entornos machistas?

Blutónica: Sí, creo que es algo que aún está presente, es fuerte y es difícil de romper porque son años de historia, donde la sociedad piensa que la mujer de pronto no tiene la mismas capacidades que los hombres, cuando realmente no es así. Siempre en el entorno del audio, de la música, siempre se lucha con eso. Se ha avanzado pero digamos que es una lucha constante.

Lost Sequences: No hemos presenciado situaciones machistas, todo lo contrario, hemos recibido muy buena acogida, tanto de hombres como de mujeres y eso es bacanísimo porque cumple con nuestras expectativas iniciales, ya que eso es lo que queremos. Que seamos conocidas como una banda que hace metal, y no sentirnos ni más ni menos que otras bandas por ser mujeres.

Lilith: Lamentablemente creo que para las mujeres latinoamericanas es algo común estar inmersas en esos entornos machistas, es decir, con solo salir a la calle hay esas situaciones en las que uno se siente incómoda, e incluso puede llegar a sentir temor. Sin embargo, creo que en el entorno familiar, laboral, académico y musical ha cambiado un poco. Sentimos que nuestros compañeros de bandas nos miran con respeto, admiración, y con ese sentimiento de colaboración entre bandas que nos parece muy valioso. Hemos sido partícipes de grandes resultados gracias a muchas mujeres que han luchado y que se han ganado su lugar en la industria musical.

¿Sienten que el rol de la mujer en el aspecto artístico ha evolucionado? 

Blutónica: Totalmente, cada vez es más el apoyo que tenemos las mujeres en torno a todo, no solo en la música. También porque ha sido una lucha constante de nosotras como mujeres, de abrirnos espacios y de buscar oportunidades que, por un pensamiento quizás erróneo de muchos años, está presente pero, evidentemente sí ha evolucionado y cada vez tenemos más visibilidad como intérpretes, artistas, y sí, creo que es un paso muy grande que se ha dado. Aún hay mujeres que se cohíben un poco de mostrar todas esas virtudes que tenemos y que somos en un 100% capaces de cumplir.

Lost Sequences: Las mujeres en este siglo están más decididas, más fuertes a tomar decisiones en campos que antes no eran tan comunes para las mujeres. Es muy interesante porque nos habla del empoderamiento desde el poder explorar, conocer y evolucionar.

Lilith: Eso es evidente. Cuando uno mira la clave histórica del país, uno ve que el papel de la mujer ha ido fortaleciéndose, no solamente en términos de aparición dentro del panorama sino en términos de creación, producción, y ejecución.

¿Qué te pareció este contenido?