Lo bello de la fragilidad en el nuevo video de Pedrina

Pedrina se convierte en puente para quienes necesitan hablar y no encuentran las palabras en 'Háblame'. Les contamos

En todas las relaciones hay un ‘tiempo fuera’, una pausa necesaria que nos pone frente a un escenario que asusta: reparar o soltar. Hemos estado ahí, al borde de cada una de las puertas, nos hemos visto envueltos en un nudo que termina en otra piel y es difícil encontrar el extremo del hilo porque en momentos de pánico, la quietud e indiferencia hacen de las suyas.

Entonces viene el silencio y todas las palabras se hacen inadecuadas, se convierten en reproche, queja, más y más distancia, pero ese es el momento justo para permitir que las canciones hablen.

"Dices que estás cansado
Que yo soy quien discute
Quieres que todo fluya
Lo que dañado está lo puedes arreglar"

En honor a la fortaleza, Pedrina nos presenta el video de Háblame, el cuarto track de su primer larga duración ‘Prisma’ (2018). Esta canción nace durante una de sus primeras giras por México en las que estaba durante largos periodos lejos de su pareja y se hizo valiente a través de la música. Bajo la producción de Rino films y con la dirección de arte de Delfina Dib, el videoclip recrea a través de tres personajes, una boxeadora, una chicha de burbujas y una escultura, las sensación de fragilidad y vulnerabilidad que nos habita cuando los problemas del corazón aquejan.

Todos los personajes son interpretados por la artista, quien a través de un performance de baile lleno de movimientos robóticos, cuenta cómo actúan en el cuerpo esos sentimientos que cohíben y asfixian.

Cada uno cuenta una parte de la canción a partir de los elementos de arte que los componen, para lograrlo fueron elegidos diferentes materiales industriales como espuma blanca, ping pones, lazos y otros elementos comunes como flores, papel, televisores e incluso frutas, para construir la metáfora acerca de lo delicado y muchas veces efímeras que pueden llegar a ser las relaciones.

Frente a esa sensación de fragilidad, Pedrina cuenta que “Esa es la belleza del amor, saber que nada es seguro y por eso los momentos de dificultad son lo que más enriquecen, no solamente en el amor sino en la vida. Creo que no hay que temerle al conflicto, a las dificultades, a los momentos difíciles, sino aceptarlos y sobrellevarlos porque uno sabe que va a tener solución, sea el final de la relación o la continuación. Cualquiera que sea el desenlace, siempre va a ser para bien porque va a dejar un aprendizaje y es el flujo que las circunstancias deben tener”

Así que ya saben, aunque falten las palabras siempre quedan las canciones y como dice Pedrina, el amor se trata de “aprender a soltar y desprenderse de la persona que amas, si es necesario, o  si ambos están dispuestos a valorar la relación, a trabajar por ella porque nada se da gratis”. Hablemos y estemos siempre dispuestos a esuchar:

 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me da igual'.