[Reseña] Call Of Duty: Black Ops 4

Jugamos y hablamos acerca de esta nueva entrega, todo un Battle Royale al estilo COD.

Desde el lanzamiento en 2007 de Call Of Duty: Modern Warfare, Activision nos ha entregado la franquicia más exitosa y vendedora de la industria de los videojuegos. Con más de 250 millones de copias vendidas hasta 2016, Call Of Duty es sin duda alguna un titán del entretenimiento digital, pero su proceso anual ha despertado con los años ciertos inconvenientes inherentes a la publicación anual.

Al igual que EA con FIFA, aparte del desarrollo gráfico y la incorporación de estrellas del cine y el deporte, estas franquicias no habían presentado mayores cambios en su esencia, lo que ha llevado a los editores de ambas franquicias a explorar nuevas mecánicas, dinámicas y modos de juego. 

En el caso de la saga Black Ops, COD se ha caracterizado por ser la franquicia más exitosa entre los jugadores en línea y, en esta oportunidad, su desarrollador: Treyarch Games, de la mano de Activision, decidió tomar una decisión que puede ser la solución al dilema del lanzamiento anual de la marca.

Para esta ocasión han decidido abandonar el modo historia y explotar de lleno los fenómenos impulsados por títulos como Overwatch, Player Unknown Battlegrounds y Fortnite en lo que resulta una siendo una revolución positiva para la marca.

El juego cuenta con un total de diez especialistas, seis de los cuales regresan de la primera entrega, mientras que los otros cuatro son nuevas adiciones entre los que encontramos a Tavo Rojas, conocido como “Nomad”, el primer especialista colombiano en la franquicia. Cada especialista cuenta con habilidades únicas que complementan y balancean la experiencia competitiva por equipos muy al estilo Overwatch en donde la estrategia, la experiencia y la afinidad se convierten en variables que afectan de forma dinámica la experiencia de juego.

Black Ops también ingresa a la tendencia del modo Battle Royale disparada por los éxitos de PUBG y Fortnite introduciendo su modo Blackout. Este modo además de contar con los mapas más grandes que se hayan utilizado en la saga, introduce vehículos y modos especiales que definitivamente traen un nuevo aire a la franquicia. El modo Zombies, otra de las marcas de la casa también ha recibido tratamiento 2018 modificando algunas de las mecánicas de juego que facilitan la llegada de nuevos jugadores, y procurando aumentar tanto el reto como la diversión.

Estamos hablando de un COD moderno, consciente de las tendencias actuales y destinado a jugadores jóvenes con orientación a la interacción social, online y competitiva. Es por primera vez en mucho tiempo que podemos estar hablando de un nuevo Call Of Duty.

No nos queda claro si esta es una tendencia de Activision que buscará enfocar cada franquicia de la saga Call Of Duty hacia un público objetivo pero se agradece que el equipo de desarrolladores concentre sus recursos, creatividad y experiencia a llevar más allá el género de disparo en primera persona, que es esencialmente el mismo desde hace más de 20 años.

Ojalá veamos esfuerzos similares para aquellos que apreciamos el modo historia, pero por lo pronto, el turno es para aquellos amantes de los juegos competitivos en linea, aquellos que se subieron a la tendencia del Battle Royale y los que valoran experiencias en línea ideadas para mantener la diversión para largo. Si usted encaja en alguno de esos grupos, este es el Call Of Duty que hay que comprar, sin la menor duda.

Calificación: 9/10

¿Qué te pareció este contenido?