[Reseña] Battlefield V

Siguiendo la tendencia del modo Battle Royale en los FPS modernos, Battlefield V se siente más como una actualización que como un nuevo juego.

Tras un breve y atrevido paso por la primera guerra mundial, la franquicia bandera de EA nos presenta un título que como es tradición se enfoca en la experiencia en línea con propuestas que, en su versión actual, no traen mayor sorpresa al agitado campo de combate por el dominio del modo multijugador en línea.

El juego cuenta con un breve modo historia que sirve de nuevo como una introducción a las mecánicas de juego. En estas historias encontraremos parte de los escenarios en los que se desarrolla el grueso del juego que son sus mapas en línea.

En cuanto al componente gráfico estamos como siempre ante uno de los juegos más exigentes y refinados de la temporada. Desarrollado por DICE, el motor gráfico mantiene la estética cruda y realista de la entrega anterior y nos ofrece nuevos escenarios entre los que se destacan Rotterdam, Países Bajos y Noruega, nuevos frentes de batalla que tratan de incorporar nuevas narrativas y personajes en búsqueda de la inclusión y diversidad que refresquen y representen un espectro más amplio del conflicto más grande en la historia de la humanidad.

Estos escenarios tienen gran detalle y una disposición muy bien balanceada que por momentos ofrecen unas de las postales más vistosas que haya visto en un FPS.

Esta decisión va de la mano de la incorporación de personajes femeninos que fueron básicamente todo lo que quedó de la propuesta inicial del juego que vimos tras su anuncio a principio de año y que fue muy mal recibido por los jugadores que sentían perder la fidelidad histórica que había caracterizado a la franquicia.

Fue esta fuerte crítica la que llevó a los desarrolladores a echar para atrás varias propuestas de personalización que incluían personajes más coloridos, armamento y accesorios que no llegaron a la versión final del juego.

En cuanto a la dinámica de juego, Battlefield V no decepciona, estamos ante una de las entregas más dinámicas y divertidas de la franquicia. Su sistema de progresión no presenta mayores cambios.

Grand Operations continúa siendo la propuesta más atrevida de la franquicia, es la versión mejorada de las Operaciones de Battlefield 1. Esta experiencia modular recorre la operación durante varios "días" ficticios, donde cada día viene representado por una ronda en una combinación de mapa y modo que dota de vida a la narración.

Las acciones del jugador, su escuadra y su equipo realicen el primer día repercutirán directamente sobre la narrativa y mecánica de juego al comienzo del segundo día, que hará lo propio sobre el tercer día, y así sucesivamente.

Lamentablemente los cambios que requirió el motor del juego tras la decisión de DICE de echar atrás parte de la propuesta visual inicial han dado como resultado un juego que por momentos parece sentirse incompleto pero que promete mejoras en los próximos meses, entre ellas el esperado modo Firestorm que es la esperada propuesta Battle Royale del juego.

Lo importante es que a pesar de estos detalles, que no son menores, estamos ante un juego muy competitivo y que solo espera no repetir la suerte de su primo Star Wars Battlefront II. Mientras EA y DICE no abandonen el juego y cumplan con las promesas asumidas, Battlefield V tiene todo para estar a la altura de la saga y ser uno de los blockbusters de la temporada.

Calificación: 8/10

¿Qué te pareció este contenido?