Foto: unsplash

¿Puede el gaming acelerar el avance de la tecnología 5G?

La cuarentena ha visto la llegada de una gran cantidad de jugadores casuales que se han dado la oportunidad de participar de multijugadores en línea.

Un siglo después de la última gran pandemia global, las costumbres de entretenimiento han cambiado sustancialmente y han revelado el potencial ilimitado de internet para ofrecer contenidos que generan dinámicas sociales sin precedentes en la historia de la humanidad.

Una de las formas de entretenimiento que más ha cambiado en las últimas décadas es la de los videojuegos. Hace tan solo 10 años, nadie se habría imaginado que el alcance de las plataformas de gaming iban a contar con una presencia tan importante en nuestras vidas. Al igual que muchos otros formatos, la cuarentena ha planteado un enorme reto y oportunidad para la industria que hoy en día vive una verdadera revolución, permeando canales nuevos y tradicionales con fenómenos como los eSports.

Según el estudio Mobility Report 2020 de de la compañía sueca de telecomunicaciones Ericsson, el aumento de la cantidad de datos descargados en las redes fijas y móviles durante la cuarentena fue de entre un 20 y 100% globalmente, dependiendo de las medidas estrictas de confinamiento a causa del COVID-19 en cada país. Una de las actividades que provocó este aumento fue el gaming, pues al haber más gente en casa con tiempo para jugar en línea, entre marzo y mayo incrementó casi un 30% el uso de aplicaciones y plataformas de videojuegos.

La popularidad del gaming ha ido en aumento desde hace varios años y la cuarentena ha visto la llegada de una gran cantidad de jugadores casuales que se han dado la oportunidad de participar de multijugadores en línea y que se suman a veteranos experimentados que han aprovechado el tiempo extra en casa para subir su rango. Esto ha llevado a una sobrecarga de muchas de las redes de comunicaciones globales llevando incluso a autoridades de algunos países a solicitar a los ciudadanos un uso responsable de las redes.

Ya existen juegos que ocupan entre 100 y 150 GB en la consola o PC, y muchas personas descargan archivos muy grandes en estos dispositivos. Para poder contar con una buena experiencia de streaming de juegos en las redes actuales, se requiere una latencia de entre 60 y 100 milisegundos. Sin embargo, para poder manejar juegos complejos, con ritmos veloces, gráficos hiperrealistas y experiencias en realidad virtual sin problema alguno, la transferencia de información que se necesita es menor a los 10 milisegundos.

El efecto 5g

Tal y como ha sucedido en otras industrias, estas nuevas necesidades han implicado una verdadera revolución tecnológica, la cual ha vuelto a poner en la agenda los procesos de modernización hacia la el 5G.  ”Las capacidades ampliadas de esta tecnología no tendrían problema en soportar tal nivel de incremento en el tráfico de datos. 5G impulsará la cantidad de información que se puede enviar y la velocidad de transferencia (o latencia) en que se hace,” menciona Catalina Irurita, VP de Marketing, Comunicación y Relaciones Institucionales de Ericsson para Latinoamérica Norte y Caribe. Las redes 5G que ya se encuentran activas en el mundo tardan entre 20 y 30 milisegundos en enviar esos datos, mientras que las más sofisticadas llegan a alcanzar menos de 10 milisegundos de transferencia.

Este incremento de velocidad y mayor capacidad de transferencia creará experiencias de streaming de juegos mucho más robustas y estables. El despliegue de redes 5G es inminente en Colombia, esperemos que este avance impulsado por las necesidades tecnológicas sin precedentes, implique un salto de calidad no solo en la productividad, también en el floreciente mundo del gaming competitivo colombiano.

 

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'Me gustó'.