Niño gritando. Foto de Jason Rosewell en Unsplash.com

Según este estudio los sonidos repetitivos son música para el cerebro

La repetición de frases es asociable con melodías, pero investigadores afirman que es posible que ocurra con otros sonidos diferentes al habla.

Es usual que algunas frases que escuchamos a diario tiendan a quedarse en nuestra cabeza por horas e incluso terminemos tarareándolas o cantándolas de manera inconsciente. Pero, estudios científicos afirman que podría ir mucho más allá de las palabras para convertirse en música en el cerebro humano.

Por lo general en el ámbito musical se incluyen repeticiones en las canciones, mejor conocidas como coros, que es lo que normalmente se graba primero en las mentes gracias a la repetición. Según un estudio publicado en Music & Science, el simple hecho de repetir algo ya sea palabras, frases o ruidos, puede llegar a crear una melodía en nuestro sistema nervioso.

La ciencia demuestra que ir a conciertos conduce a una vida más feliz

Psicólogos de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, descubrieron que cuando palabras o frases se repiten en un par de ocasiones, pueden empezar a sonar más como un canto que como hablar.

Saquen sus audífonos y presten mucha atención a la parte del audio donde se menciona lo siguiente: “The sounds as they appear to you are not only different from those that are really present, but they sometimes behave so strangely as to seem quite impossible. But they sometimes behave so strangely. Sometimes behave so strangely. Sometimes behave so strangely. So strangely. So strangely. So strangely. So strangely”.

¿Percibieron el tono melódico de las palabras al momento de ser repetidas? Puede que no sea algo que llame demasiado la atención pues el habla y el canto poseen una gran relación, pero también es posible imaginar los sonidos repetitivos, más allá de las palabras que parecen adquirir un toque musical al momento de ser repetidas.

Para comprobar esta hipótesis los investigadores recolectaron unos 20 clips de sonidos ambientales, incluyendo gotas al caer, hielo rompiendose, entre otros. Estos fueron reproducidos a 58 estudiantes de licenciatura. Inicialmente el sonido solo (una ballena cantando), posteriormente se fue incrementando (se repite la llamada de la ballena). En la medida que se repetían los sonidos, los participantes los valoraron como que contenían cierto tono musical.

Estudio revela la canción más triste de Radiohead

A grandes rasgos el estudio permitió concluir que la repetición puede abarcar una amplia variedad de sonidos más allá del habla o el canto, y que, tal y como lo afirma el enunciado, los sonidos repetitivos son música para el cerebro.

¿Qué sonido repetitivo consideran música para sus oídos?

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar