[Reseña] Spider-Man: Homecoming, bienvenido a casa Spidey



¿Ya se vieron la nueva entrega del súperhéroe arácnido? Pues si no lo han hecho, los invitamos a leer esta reseña a ver si se antojan de ver en la pantalla grande esta historia; vieja conocida.

Spider-Man: Homecoming se estrenó el pasado 6 de julio.
Spider-Man: Homecoming se estrenó el pasado 6 de julio.
Diego Bolaños Estrada
Por: Diego Bolaños Estrada - Lunes, 10 Julio, 2017 - 15:16
En palabras del poeta norteamericano Robert Frost, “hogar es aquel lugar donde, cuando tienes que ir, tienen que dejarte entrar” y ese momento ha llegado para el Hombre Araña. Después del fracaso en taquilla de The Amazing Spider-Man 2, que no es tan maña como la pintan, Sony y Marvel llegaron a un acuerdo que le permitiera a Spidey regresar a casa.
 
Kevin Fiege logró hacerle entender en ese entonces a Amy Pascal y Michael Lynton de Sony que lo mejor para no seguir perdiendo el valor de su franquicia en el cine era permitirle a Spider-Man entrar al exitoso universo cinematográfico de Marvel, en donde su presencia ha sido reclamada por los fans por casi ya una década.
 
El trato se logró y para sorpresa de muchos, no hubo intercambio de cantidades absurdas de dinero, Sony le pagó a Marvel por la producción, le otorga los derechos de merchandising y se queda con la distribución y las ganancias. Una extrañamente amable forma de llegar a un acuerdo entre dos titanes de la industria.
 
Es por esto que el nombre Homecoming no es en vano. Estamos hablando de un nuevo Hombre Araña, un Peter Parker más cercano al universo Ultimate creado por Brian Michael Bendis que al comienzo del milenio acertadamente actualizó y expandió los orígenes del Hombre Araña permitiendo regresar a arcos de historia mas sencillos, llenos de problemas juveniles, momentos de acción y humor que se tradujeron de forma magistral en lo que viene siendo para muchos la mejor adaptación del espíritu del super héroe desde su primera aparición en el cine de la mano de Sam Raimi en 2002.
 
Jon Watts dirige esta nueva entrega y Tom Holland encarna el papel de un joven Peter Parker que lucha por buscar su lugar en el mundo tanto a nivel personal como en un universo lleno de super héroes y super villanos. Completan el reparto Marisa Tomei y Michael Keaton aportando un sello de calidad que nos presenta a un villano memorable que rompe con el mito de que lo peor de Spider-Man son sus villanos.
 
Marvel y Sony aciertan al sacar a Spidey de luchas épicas y majestuosas para llevarnos a la calle, al barrio, y con grandes referencias a viñetas memorables y conceptos fundamentales dentro del universo de Spider-Man, presentarnos una historia completamente fresca, nueva y cercana, que a propósito fue la clave del éxito de este personaje al llegar a los cómics en 1962.
 
La película satisface a espectadores casuales y fans por igual ya que no es necesario conocer absolutamente nada del pasado de Peter para conectar con el personaje principal y con las personas que le rodean, con sus problemas y aspiraciones, una vez mas Spider-Man nos inspira y nos conquista probando que es uno de los super héroes de comics más populares de todos los tiempos.
 
Ahora después de esta entrega Peter, más joven que adulto, deberá involucrarse de lleno en el MCU y en la serie de conflictos intergalácticos que rodearán Infinity War para regresar en un par de años para una segunda entrega pactada entre Marvel y Sony.