"El Roller Derby es empoderamiento femenino"

El Tercer Torneo Roller Derby dejó como campeonas a las Bone Breakers. Compitieron Complot Combativo, Titanias, Coalicion y Rock And Roller Queens, las subcampeonas. Entrevistamos a su capitana.

Usando patines Ridell de cuatro ruedas paralelas, cascos Triple 8, protectores en todo el cuerpo, y uniformes marcados con apodos que no llevaría una patinadora de hielo delicada (como "Ayudante de Satán", "Hellvetica" o "Rathalia"), es difícil distinguir a las abogadas, arquitectas o enfermeras dentro de las jugadoras de equipos colombianos de Roller Derby como Rock And Roller Queens, Complot Combativo Bone Breakers.

Cuando están compitiendo, patinando y bloqueándose las unas a las otras en un óvalo de 26 metros de diámetro, que parece pequeño para todo lo que transcurre dentro de él; sobrepasándose, cayendo, golpeándose y "jameando", buscando anotar todos los puntos posibles durante una hora de competencia, son guerreras de otra especie. 

El Roller Derby, practicado en Colombia desde 2009, es un deporte de contacto fuerte y constante; de velocidad, resistencia, fuerza y técnica de patinaje. Por esto, quienes lo juegan en el país, en su inmensa mayoría mujeres entre los 15 y los 40 años de edad, de cualquiera de las 18 ligas de ciudades como Bogotá o Palmira, se parecen más a la vecina tatuada con camiseta de Misfits -a la que usted no se atreve a hablarle-, que a quienes son en realidad cuando no llevan uniforme y patines puestos. 

Seguramente, entre las 14 jugadoras que conforman cada equipo hay una "ruda" o "punkera", o como quiera que los estereotipos la etiqueten. Pero, al igual que las demás, es parte de un grupo diverso que trabaja al unísono, formado por mujeres de diferentes edades, orígenes y profesiones, que se reune a entrenar cuatro veces a la semana (en el caso de Rock And Roller Queens), trabajando y entrenando duro físicamente para competir en torneos locales, nacionales e internacionales. 

Uno de estos fue el Tercer Torneo Nacional de Roller Derby, al que asistó Señal Radiónica el pasado viernes 8 de agosto. Se realizó en el Coliseo PRD, cerca al Museo de los Niños, y tuvo como invitado al juez estadounisense Professor Murder, árbitro rosa de la WFTDA (Women’s Flat Track Derby Association), el organismo que regula oficialmente el deporte en Estados Unidos y todo el planeta. 

Vean lo que nos encontramos:  
 

 

Actualmente, unos 19 equipos reconocidos compiten en torneos nacionales, con el apoyo del Comité Colombia. Las Rock And Roller Queens, por ejemplo, han ganado dos de estos y desde este año se preparan para competir y ser ranqueadas dentro de las 60 mejores ligas del mundo por la WFTDA en Estados Unidos. 

El origen del Roller Derby se rastrea a ese país, precisamente. A finales del Siglo XIX se allí hicieron las primeras carreras en patines, pero es en 1935 cuando aparece el nombre de Leo Seltzer en Chicago, a quien se le atribuye la creación de la primera liga oficial de Roller Derby. 

Su estética y reglas actuales, sin embargo, son diferentes y mucho más recientes. El deporte, como se juega hoy, nació en un evento que poco tiene que ver con un torneo reglamentado, un freak show con espíritu rockabilly organizado en 2001 por un tipo llamado "Devil Dan" (Daniel Eduardo Policarpo), un músico desconocido y oscuro de Austin, Texas, ciudad donde ahora están los mejores equipos, como las Texecutioners

En Colombia, particularmente, la historia reciente del Roller Derby es menos rara y circense, menos "a la Policarpo"

 


María Paola Hernández. 

 

En el país, comenzó a practicarse en 2009 gracias a Maria Paula Hernández (foto) una publicista y creativa que se interesó en el juego, entre otras cosas, gracias a una película de ese mismo año protagonizada por Ellen Page (JunoDrew Barrymore, llamada Whip It; la cual cuenta la típica historia de una adolescente rebelde que quiere irse de un pueblo demasiado conservador, y que encuentra la libertad en el contexto del Roller Derby. 

Aunque bastante alejada de la realidad, como nos contó Maria Paula, la película fue un motivo para que ella se interesara en cómo organizar una liga, un torneo y una competencia importante de Roller Derby en el país.

Muy juiciosa, estudió el reglamento y fundó la primera liga del pais bajo los estándares de la WFTDA, cuya directora ejecutiva es la norteamericana Juliana González, a quien la bogotana ha invitado varias veces a torneos colombianos y quien apoya ligas nacionales y equipos como el de María Paola, las Rock And Roller Queens. 

Ellas han logrado dos campeonatos nacionales, y en gran parte (ocho de ellas) son las mismas jugadoras que integran la Selección Colombia de Roller Derby. Entre sus filas, además, está la campeona de hockey nacional Catalina Martínez. 
 

De los primeros juegos al empoderamiento

Casi seis años después de el primer partido de Roller Derby que se jugó en Colombia, ese momento en que patines, tatuajes (¡bueno, ya sabemos que no todas tienen!), fuerza y belleza ruda se juntaron por primera vez, María Paola, las Rock and Roller Queens y el resto de equipos nacionales, que se extienden por 18 ciudades de Colombia, no han dejado de ver cómo crece el deporte en el país, y no parece que vaya a dejar de hacerlo.

Hoy, las ligas bogotanas cuentan con el apoyo del IDRD e incluso las han invitado a que den a conocer el Roller Derby en colegios, donde las niñas pequeñas ya comienzan a entusiasmarse desde temprano y a buscar apodos que vayan con su nueva personalidad en patines. 

Entrevistamos a María Paola, capitana de Rock And Roller Queens, para saber más del origen del Roller Derby en Colombia, cómo funcionan los torneos, cómo puede ser alguien parte de un equipo, qué hay que tener en cuenta, cuánto se debe entrenar, y qué significado tiene este deporte, más allá de las pistas, para la vida de las mujeres que se matan entrenando para bloquear, luchar y jammear en el óvalo. 

"Desde mi experiencia, y lo que llevo practicando este deporte en Colombia", dice María Paola, "el Roller Derby da lugar a la construcción de nuevas oportunidades deportivas, y distintos proyectos de vida, a un amplio rango de mujeres, creando hábitos saludables, disciplina y compromiso. Las mujeres que logran romper los patrones y se destacan en espacios que ellas mismas han creado, cosechan éxitos y esto genera empoderamiento." 

Léanla a continuación, pero antes vean este video que explica rápidamente cómo funciona un partido de Roller Derby, que tiene, casi, más jueces que jugadoras. Con todo lo que pasa en la pista, van a ver ustedes, tantos árbitros parecen necesarios. Son más de siete en el óvalo y 11 en planillas. Juzguen ustedes mismos. 

 

 

¿De dónde salió la idea de montarse en patines e irse a los empujones con otras mujeres?

El Roller Derby empezó en el 2009. Mi equipo Rock And Roller Queens somos pioneras en Colombia. Luego el deporte se popularizó en Medellín y creció con más equipos en Bogotá.

Inicialmente yo lo había descubierto en Estados Unidos, pero vi una película que se convirtió en un referente para cualquiera que quiera conocer el deporte: Whip it con Drew Barrymore, que aunque no se acerca mucho a la realidad del deporte, ayudó a que se diera a conocer en Suramérica.
 

¿Cómo es esa realidad en Colombia?

Después de investigar sobre el deporte nos dimos cuenta de que existía una asociación que regula el Roller Derby a nivel mundial, la WFTDA, que regula la práctica en pista plana, porque hay dos tipos, otra con peralte, y entonces empezamos a averiguar cómo entrar. Hicimos las vueltas y en este momento la liga bogotana es la única en Colombia y en Suramérica que es miembro oficial de la organización. Así que ya podemos competir internacionalmente.

 

¿Cuántas ligas hay en Colombia, quién las organiza?

Tenemos un Comité Colombia conformado por todas las capitales de todas las ligas. En Bogotá hay siete, y hay también en Bucaramanga, Cali, Armenia, Ibagué, Manizales, Pereira y otras. En total hay 18 ligas en todo el país y en ese comité nos turnamos la organización de los torneos. El primero lo organice yo, después las chicas de Medellín y este volvió a Bogotá, con otra liga de la ciudad como organizadora. Nosotros también hemos organizado un torneo latinoamericano de Roller Derby.

 

¿Cuantos equipos hay en una liga, cómo se conforman?

En mi liga, por ejemplo, tenemos la Titular A, que es la que tiene más nivel y experiencia, y luego sigue la B que juegan torneos distritales y que también ranqueó para entrar a los torneos nacionales. Y tenemos también el grupo base que son las que apenas comienzan a entrenar.

 

¿Cada cuánto organizan torneos?

El torneo nacional es anual, el latinoamericano cada dos años y el distrital también. Hacemos además uno al año para ranquear a los nacionales, porque ya somos muchas ligas en Bogotá para presentarnos todas, entonces solo pasan cuatro. El porcentaje de equipos depende de la zona del país y adicional a eso, como somos parte de la WTDFA estamos compitiendo afuera. En mayo estuvimos en Fort Lauderdale, en el Beach Brawl, un torneo para ranquear allá. Llegamos sin ranking alguno y de 205 ligas miembros de todo el mundo, quedamos en el puesto 124 con tres partidos jugados.
 

¿En la formación, la jammer se rota?

Hay personas que se destacan en el juego. Hay unas que son solo jammers y otras pívots, que son las que tienen una raya y coordinan a las cuatro bloqueadoras restantes. Hay personas que pueden ser las dos, pero depende. En nuestro equipo, en un partido suave, rotamos más personas de jammers para no desgastarlas, pero en partidos exigentes como el que tuvimos contra Bone Brakers casi siempre jugamos con tres jammers y de resto bloqueadoras.

 

¿Cómo fue competir en el Beach Brawl?

Nos dio mucho miedo porque era la primera vez lo hacíamos por fuera de Colombia y no sabíamos como estaba el nivel, que aunque no está muy alejado de nuestros objetivos, nos falta un poco de fuerza. Sin embargo, nos gustó mucho, ganamos uno y perdimos dos, pero nos fue muy bien y anotamos buenos puntajes, digamos que 100 y nos hicieron 200, lo que no es una diferencia muy amplia. Entonces seguiremos trabajando para ranquear el otro año y si tenemos un buen puesto dentro de las primeras 60 ligas del mundo podemos ir a semifinales y finales.

 

¿Si alguien quiere participar en un equipo, o armar el suyo propio cómo lo hace?

Si quieren empezar un equipo, pueden hacer una convocatoria entre amigas y empezar digamos con 10 personas, lo mínimo para jugar, incluso cinco. Los partidos se juegan entre grupos de cinco. Es importante contactarse con una mesa en Bogotá que organizamos y con el Comité Colombia. Nosotros, las Rock And Roller Queens las podemos invitar a entrenamientos para que aprendan, o pueden buscar a cualquier equipo de sus ciudades, que normalmente están en convocatorias permanentes. El nuestro lo hace cada tres meses. La chica que quiera entra al grupo base, pasa unas pruebas, tiene que tener el equipamiento adecuado, y pasaría a la titular B y luego otras pruebas para la A.
 

 

Las Rock And Roller Queens en el Beach Brawl de Fort Lauderdale, 2014. Foto: cortesia de Renata Aldana.
Las Rock And Roller Queens en el Beach Brawl de Fort Lauderdale, 2014. Foto: cortesia de Renata Aldana.

 

¿Qué habilidades necesita una persona para pasar las pruebas y ser parte de un equipo?

El Roller Derby es exigente. Primero les enseñamos técnica de patinaje. Hay q estar pensando mucho en el juego porque hay diferentes formaciones, estar pendiente de la jammer, de los muros y formaciones, reagrupaciones muy rápidas, así que tienes que dominar la técnica perfectamente de patinaje para jugar, y no estar pensando digamos, “cómo voy a darme la vuelta para un lado”. El cuerpo ya se debe mover solo patinando y sigue concentrarse en el juego. También hacemos un preparamiento físico que incluye gimnasio y bicicleta, por ejemplo. Digamos que es una vida deportiva exigente, pero uno va cogiendo ese acondicionamiento con el tiempo.
 

¿Ya lo están practicando niñas más pequeñas?

Hay algo súper bonito y es que siempre hemos recibido apoyo del IDRD y su programa “Deportes urbanos y nuevas tendencias”. Ellos ayudan a la organización de los eventos nacionales y latinoamericanos, y tienen escuelas gratuitas en los colegios para niñas chiquitas. Hace 20 días estuvimos en una clase con ellas, enseñándoles, y se emocionan mucho.
 

Es un deporte fuerte ¿Son comunes las lesiones?

Hay que saber que es un deporte de contacto. Las lesiones más comunes son de ligamentos, de rodilla como en el fútbol, pero entrenamos muy duro para que las caídas que un espectador puede ver muy fuertes, sean realmente caídas controladas. Todo lo que hacemos en la pista se entrena: las caídas, las formaciones, ir rápido a la caja de penalización; todo es controlado para sufrir el menor riesgo
 

Me imagino que la gente piensa que ustedes son “rudas”. ¿Cuál es el perfil de las jugadoras de tu equipo? 

Hay de todo, en mi equipo hay desde abogadas, hasta enfermeras, publicitas diseñadoras y arquitectas. Es un grupo muy amplio. A veces la gente tiende a decir que es de chicas tatuadas, lo cual es falso. Las que estamos tatuadas somos como tres no más (risas).

Los deportes de contacto femenino no son muy comunes, pero igual es como cualquier deporte, de fuerza, resistencia, disciplina y constancia; tienes que dedicarte a eso y tener la actitud para hacerlo. Mi equipo se ha caracterizado por eso, por mujeres muy fuertes, constantes y disciplinadas.
 

Y los hombres en el Roller Derby, ¿son como ese viejo dicho de “hombres en la cocina"?

Hay una asociación de Roller Derby masculino, pero es más pequeña que la de mujeres. En Colombia hay menos equipos, solo tres, versus 19 femeninos. Igual el roller es iniciativa femenina.

¿Pero es una iniciativa femenina y de empoderamiento?

Desde mi experiencia, y lo que llevo practicando este deporte en Colombia, pienso que le ha dado seguridad a las mujeres que lo practican, y su faceta de rollers es un nuevo rol en sus vidas. Se sienten protagonistas y les da un nuevo aire a sus vidas. Eso es empoderamiento, es súper bonito. No se bien como sea en Estados Unidos pero acá estos 5 años que llevamos se vive así. Da lugar a la construcción de nuevas oportunidades deportivas y distintos proyectos de vida a un amplio rango de mujeres creando hábitos saludables, disciplina y compromiso.

Las mujeres que logran romper los patrones y se destacan en espacios que ellas mismas han creado, cosechan éxitos y esto genera empoderamiento. El Roller derby y en general el deporte, brinda a las mujeres un papel protagonista en sus vidas, crea un espacio de crecimiento propio, aporta seguridad y les ayudas a realizarse como mujer y como persona en todos los ámbitos de su vida.

¿Qué les falta a las Rock And Roller Queens para ser más fuertes por fuera de Colombia?

Yo creo que tiempo, y que el equipo esté más unido y tenga más fuerza física. Las chicas en Estados Unidos son muy fuertes y grandes. Digamos que no todas, y en estatura somos de su promedio, pero sí son muy fuertes entonces hay que trabajar mucho en eso 


rockandrollerqueens.com
@rollerqueens

¿Qué te pareció este contenido?