Björk en el Sónar: ícono de la música, la creatividad y la tecnología

Con una muestra audiovisual, una conferencia y una sesión de ‘dj’, la islandesa inauguró el festival de música avanzada...

Björk fue y sigue siento la protagonista de la 24º edición del Festival Sónar en Barcelona. Fue, porque el miércoles 14 de junio dio la charla inaugural del Sónar+D, el Congreso de Cultura Digital y Tecnologías Creativas, que este año centra sus ponencias en los últimos avances en Inteligencia Artificial y Realidad Virtual aplicada a las artes. Y ahí estuvo la islandesa también con su muestra Björk Digital, inspirada en su más reciente trabajo dicográfico: Vulnicura (2015). 

El recorrido de 90 minutos que ofrece Björk Digital inicia con Black Lake, videoclip co-dirigido con Andrew Thomas Huang (Family / Stonemilker), aliado de Björk que además en su momento afirmó que Black Lake es su vídeo más ambicioso hasta la fecha (2015); los motivos serán evidentes después de que ustedes decidan sumergirse en esa producción de 10 minutos de duración en la que no sólo participaron Björk y Huang como autores, también fueron fundamentales las contribuciones del estudio Wolf & Crow, la coreógrafa Erna Ómarsdóttir o el director de arte Thorgeir Odinsson, así como la del arquitecto David Benjamin, entre otros. 

 A través de trabajos digitales, vídeos y utilizando la realidad virtual, la muestra Björk Digital recopila los últimos proyectos de la artista con programadores y artistas como Michel Gondry, Spike Jonze y Nick Thornton Jones, entre otros, sin olvidar ofrecernos un repaso por sus primeras colaboraciones audiovisuales en la década de los noventa.

La realidad virtual no es sólo una continuidad natural del vídeo musical, sino que posee un potencial teatral más profundo”, con esta frase Björk da la bienvenida a la exposición que estará disponible hasta el 24 de septiembre en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona después de haber pasado por Sidney y Tokio, únicas tres ciudades en que la cantante presenta de manera conjunta su exposición y una sesión nocturna de música electrónica.

La exposición se trata de Björk siendo Björk, una muestra de Björk para Björk, por este motivo, tal y como anunció en su charla de 30 minutos, el resto de la jornada tuvo un perfil más bajo: “Cuando vas a la exposición: solo soy yo, yo y yo. Por eso, esta noche seré más discreta”, dijo haciendo referencia a la sesión nocturna en la hizo de Dj durante 4 horas: "Es algo que hago desde pequeña. En Islandia, cuando vas a un bar y la música no te gusta, te levantas y la cambias. Así empecé. Luego, crear tu propia música puede ser tan claustrofóbico que siempre va bien desfogarse con la música de otros". 

En la charla también hizo referencia al sexismo en la música recordando que cuando empezó a ofrecer sesiones de dj fue criticada por esconderse tras las máquinas y dedicarse simplemente a presionar el botón: "Son críticas sexistas. Parece que no quieran ver que yo hago mis propios arreglos y produzco mi música", lamentó al igual que en ocasiones anteriores dejando más que clara su posición respecto a un tema que no sólo ella ha querido exponer mediáticamente. 

Björk se multiplicó por 3 para su participación en Sónar 2017, tal como lo que es, un icono de lo multidisciplinario; fue protagonista de una exposición de realidad virtual, habló de su faceta como Dj en una charla de 30 minutos y luego compartió música durante 4 horas. 

¿Qué te pareció este contenido?