¿Alguna vez pensaron en poder escuchar el cambio climático?

Daniel Crowford revolucionó la forma de comunicar este problema ambiental. El músico y estudiante de la Universidad de Minnesota, sorprendió a la comunidad científica y al mundo entero con una melodía.

Daniel transformó las cifras y las gráficas de la evolución del calentamiento global en una partitura de violonchelo. El resultado de este trabajo es un conjunto de notas que llamó “Canción del calentamiento de la tierra”.

La idea surgió después de una conversación con el profesor de geografía Scott St. George, quien le expresó la necesidad de convertir los datos en música y así lograr un acercamiento más sensible y agradable de los hallazgos de la ciencia al mundo.

Crowford materializó la idea teniendo como base los datos arrojados por una investigación sobre el calentamiento de la tierra realizada por el Instituto Goddard en el 2011.

En la Canción del calentamiento de la tierra, el músico usó los tonos bajos para representar los momentos de más baja temperatura y los agudos para los años más calurosos. Las temperaturas recorren en total 3 octavas del violonchelo.

El año más frío, 1909, tiene la nota más grave. Cada semitono ascendente corresponde a un incremento de temperatura de 0,03 ºC, y cada año es una nota de esta canción que recorre la historia climática de la Tierra desde 1880 hasta 2012.

Los invitamos a escuchar 130 años de calentamiento global interpretados por Crowford, así como a contribuir cada día para que el pronóstico de aumento de temperatura promedio del planeta para finales de este siglo (1,8 ºC) no se hagan realidad. 

¿Qué te pareció este contenido?