‘13 Reasons Why’: una serie a la que le sobran razones

Por si no se la han visto, les recomendamos la serie que puso un tema sobre la mesa del cual todos debemos hablar.

El pasado 31 de marzo Netflix estrenó su nuevo gran éxito. Basada en el libro del mismo nombre escrito en 2007 por Jay Asher, 13 Reasons Why es una adaptación para televisión realizada por Paramount. El libro fue un best seller en Estados Unidos y fue publicado en más de 24 países como una obra fundamental para entender al adolescente norteamericano moderno y enfrentar el suicidio como una problemática que en Estados Unidos ha aumentado hasta llegar a su punto más alto en los últimos 30 años, de acuerdo con cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Aplaudida por la crítica por su tratamiento de problemáticas actuales como el bullying, cyberbullying, la depresión, el abuso sexual, el suicidio y el consumo de drogas y alcohol, Jay Asher logró en su libro exponer la vulnerabilidad de los adolescentes en los tiempos de la pos verdad, las redes sociales y el matoneo.

La serie que fue planeada originalmente como una película protagonizada por Selena Gómez (que ejerce como productora ejecutiva), cuenta con las labores de dirección de Tom McCarthy, quien estuvo a cargo de la ganadora del Oscar Spotlight (2016) y que trata el escándalo de pederastia que golpeó a la comunidad católica de Boston, Estados Unidos en el año 2002.

Queda claro que una película se habría quedado corta en el objetivo de experimentar el drama y sufrimiento que la historia presenta a lo largo de 13 capítulos bien balanceados, en un crescendo impecable que logra todo lo que se propone camino a un final que satisface y que deja suficientes cabos sueltos para una segunda temporada.

La historia se centra en los acontecimientos que llevaron al suicidio de una joven llamada Hannah Baker, quien deja una colección de 13 cintas en formato casete en donde explica las razones de su decisión y quiénes son las personas que de una u otra forma tuvieron impacto en sus últimos días de vida.

Es para destacar el cuidado y crudeza con la que la serie plasma las dificultades que un adolescente tiene que enfrentar en el siglo XXI y la fidelidad e impacto de los hechos narrados en el libro que precisamente este año cumple una década. 13 Reasons Why se convierte en un verdadero llamado de atención al cuidado que estamos dando a nosotros mismos y a aquellos que nos rodean en un mundo plagado de amenazas que muchos padres no vivieron.

Es una serie difícil de ver, tensa, cruda, totalmente pertinente y relevante que cumple su cometido poniendo sobre la mesa el tema del suicidio infantil que ha sido por muchos años una problemática enorme para varios sistemas educativos, pero a su vez un tema tabú que se omite en muchas charlas familiares y escolares. Solo en Colombia, en el año 2015, el suicidio fue la cuarta causa de muerte violenta con 2068 casos, de los cuales el 48,74% sucedió en edades entre los 15 y 34 años; de esos, la mayoría estaba en el rango de edad de 20 a 24 años, con 302 casos, de acuerdo con el informe Forensis 2015 del Instituto Nacional de Medicina Legal.

En medio del mar de adaptaciones cinematográficas de best sellers juveniles como Los Juegos Del Hambre, Beautiful Creatures, El Juego de Ender, Cazadores de Sombras, El séptimo hijo o Divergente, 13 Reasons Why se convierte no solo en una obra fundamental para jóvenes, padres y educadores en pleno 2017, sino evidencia el poco avance que se ha logrado en los últimos diez años para enfrentar, prevenir y evitar los flagelos que los jóvenes sufren en su entorno social, escolar y familiar moderno.

¿Qué te pareció este contenido?