AC/DC: una banda que se niega a morir

A pocas semanas del estreno de su álbum “PWR/UP”, repasamos el inmortal legado de esta leyenda del hard rock.

Una de las cosas más bellas del rock es su mutagénesis, cada década de su historia viene con una historia nueva: cambio de sonidos, revoluciones culturales, y subidas y bajadas de popularidad, esta música ha logrado mezclarse con el ADN humano y contrario a lo que algunas leyendas del género opinan, el rock está muy lejos de morir. El mejor ejemplo de esto es AC/DC.

Cuando esta banda australiana comenzó a tocar en 1973, se estaba viviendo uno de los momentos más emocionantes y fértiles de la música occidental. Esa fue la época del nacimiento del hard rock y con la influencia tomada del rock n roll y el blues, mas la crudeza y el carisma propios, AC/DC no solo ayudó a consolidar el género sino que contribuyó a popularizarlo en todo el mundo. 

47 años después, el rock y el mundo han cambiado mucho. Las dinámicas de la industria de la música, las nuevas tecnologías y los gustos del público han hecho que vivir de la música sea complicado. La imagen del rockstar es algo que prácticamente ya no existe y son muy pocas las bandas capaces de llenar estadios, por eso es fascinante que AC/DC esté a punto de sacar un nuevo álbum. 

En uso de la palabra "histórico" se ha tornado banal, pero el lanzamiento este 13 de noviembre de “PWR/UP” (2020) es algo realmente histórico por muchas razones. No solo porque es un disco de rock vieja escuela publicado en medio de la pandemia, sino porque AC/DC es un grupo que ya no debería existir; a lo largo de su carrera esta banda ha sufrido golpes tan duros que normalmente acabarían con cualquier otra agrupación. Pero AC/DC no es cualquier banda y gracias a la tenacidad y el talento de los hermanos Young y compañía, se ha convertido en uno de los fénix más luminosos de la historia del rock. 

Son muy pocos los grupos en la historia de la música que continuaron tras, la muerte de su vocalista y frontman. En 1980 Bon Scott, quien en el 74 se unió a la banda creada por Malcolm y Angus Young, murió de intoxicación etílica en el carro de un amigo suyo después de una noche de excesos en Londres. Cuando Scott entró a AC/DC puso la pieza que faltaba para que esta fuera una gran banda, fue él el responsable del toque agresivo e irónico que caracteriza al grupo, su carisma sobre el escenario convirtió al frontman de AC/DC en una leyenda. 

Cinco discos de estudio y uno en en vivo dejó Scott como legado. Pocos meses antes de su muerte se había lanzado “Highway to Hell” (1979) y AC/DC estaba en el pico de su carrera. En un momento tan duro, la única solución que los hermanos Young encontraron para superar el duelo fue encerrarse en el estudio. El resultado llegó el 25 de julio de 1980 cuando se estrenó “Back In Black” y los fanáticos de la banda quedaron anonadados. 

Para empezar, un cambio tan radical de formación puede ser un acierto enorme o un fracaso total. En este caso el que asumió la responsabilidad de poner el pecho y la voz fue Brian Johnson, quien llegó a darle su marca personal a la banda y la consagró del todo en el panteón del rock. 

Con más de 50 millones de copias vendidas desde su lanzamiento, “Back In Black” es el álbum más vendido de la historia del rock y el segundo más vendido de la historia de la música después del “Thriller” (1982) de Michael Jackson. “Back In Black” fue el mejor homenaje que se pudo hacer a la memoria de Scott y marcó una nueva y grandiosa etapa en la historia de AC/DC, una que le dio fuerza y actualidad durante las décadas del 80 y el 90. 

Pero la llegada del nuevo milenio complicó las cosas. El internet y el éxito del formato MP3 cambiaron las reglas de la industria musical. A parte la masificación del denominado "indie" cambió el sonido del rock y otros géneros musicales cautivaron los oídos de las nuevas generaciones. Aún así, y a pesar de que los discos de AC/DC empezaron a recibir malas críticas por ser considerados muy similares entre ellos, la popularidad de la banda no bajó. No solo por los temas clásicos que componen su legado, sino porque todo buen fan de rock sabe que el poder de esta música se siente en vivo y AC/DC es un grupo experto en hacer conciertos espectaculares. 

Durante los últimos 20 años, AC/DC se ha dedicado a viajar por todo el mundo con su poderoso show en vivo. Escenarios gigantescos y alucinantes, luces, pirotecnia y su desbordado talento. Así es como la banda se ha mantenido activa a pesar del paso del tiempo y a pesar de haber recibido durante los últimos años sus golpes más fuertes. 

Primero, en 2014 Malcolm Young fue diagnosticado con demencia senil por lo que tuvo que abandorar su carrera musical y fue remplazado por su sobrino Stevie Young. Luego, en 2015 el baterista Phil Rudd, quien tuvo una primera etapa con la banda de 1975 a 1983, y que en ese entonces iba tocando con el grupo desde el 95, fue arrestado por posesión de drogas y supuestas amenazas de muerte a una persona. Y para rematar, en 2016 Brian Johnson fue diagnosticado con problemas auditivos que lo obligaron a dejar los escenarios justo antes de la gira Rock or Bust. Su reemplazo fue el complicado Axl Rose de Guns N' Roses, quien no fue muy bien recibido por los fanáticos que devolvieron sus entradas, pero aún así pudo terminar el tour.  

En 2017, Malcom Young falleció a causa de su enfermedad y Angus tuvo que enfrentar la difícil realidad de que su banda estaba completamente desmoronada. Cualquiera pensaría que después de todo esto AC/DC estaba acabada, pero en el rock, rendirse no es una opción; Angus Young compuso un álbum nuevo, y para materializarlo reunió a una formación de lujo compuesta por Phil Rudd, quien absuelto de sus líos legales y después de pasar una temporada detenido, volvió a tomar las baquetas; Cliff Williams, quien se encargó del bajo desde el 78 al 2016 y se había retirado de la banda hasta que volvió a recibir la llamada de Angus; Brian Johnson, quien se ha recuperado de sus problemas de salud y sigue cantando como siempre; y Stevie Young, quien con mucho carácter no solo reemplazó a su tío, sino que mantuvo su legado vivo.  

Esta es básicamente es la formación del “Back To Black”, y al igual que en 1980 el objetivo de esta producción es homenajear a un compañero caído y demostrar toda la fuerza de la banda. “PWR/UP” llega en el momento en el que más se necesita que la estridencia del rock suene duro, además este disco es la culminación de una carrera brillante y única. Jamás vamos a volver a ver a una banda como AC/DC, por eso rendimos tributo a este ícono del rock con las Las 50 de AC/DC

¿Qué te pareció este contenido?