Carolina Sanín lanza “Tu cruz en el cielo desierto”

La escritora colombiana publicó su más reciente libro, una confesión erótica de pasión que ya está disponible en plataformas digitales.

El pasado 3 de abril la escritora bogotana Carolina Sanín anunció a través de redes sociales su nuevo libro publicado con Laguna Libros: “¿Se acuerdan del tema de mi traga de Twitter, que tanto los deleitó el año pasado, cuando no había coronavirus y éramos inocentes? De esa traga trata mi nuevo libro. Del amor de no tocar. De ayer.”

El libro iba a ser lanzado en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FilBo) pero tras la pandemia del Covid-19 y la eventual cancelación de todos los eventos culturales del país, el lanzamiento se trasladó a las plataformas virtuales y se llevó a cabo el pasado 8 de abril por medio de una tertulia entre la escritora y el también autor de varias obras literarias Giuseppe Caputo.

El sello independiente Laguna Libros (editorial que ya había publicado a la escritora) presentó el libro por medio del editor, amigo y exestudiante de Carolina Sanín, Pedro Lemus.

“Tu cruz en el cielo desierto” narra y describe la relación que nace en Twitter entre la escritora y un poeta chileno. La obra retrata la esfera privada y la esfera pública de las relaciones eróticas y amorosas, que como la misma escritora confesó, escribió en la ebriedad del amor.

En un principio el libro iba a ser un texto breve para la web, sobre el amor y la seducción, sin embargo, a medida que Carolina escribía fue tomando forma y rumbo propio, y lo terminó escribiendo en tan solo tres meses.

 

Durante el lanzamiento del libro Giuseppe Caputo hizo diferentes preguntas a Carolina, aquí dejamos algunas de las respuestas de la escritora sobre el libro:

 

Portada del libro

La portada minimalista, sin imagen y con tipografía elegante fue creada por Felipe Gonzáles, director y diseñador de la editorial. Al respecto comentó Sanín, “Siempre había querido un libro sin imagen y con una letra muy sobria…me gustó enseguida, las imágenes suelen ser referenciales por lo que sobran o pueden determinar la lectura, y aunque no es malo, quería que fuera muda la portada, en el libro hay espacios escandalosos, internos, eróticos, era como poner piel a una carne, era muy raro y muy redundante”. 

 

Autor y narrador

“…Me parece una diferencia falsa, lo que está ahí lo digo yo, solo que yo contengo muchas voces… a veces narro en tercera persona, otras en primera y también en segunda. Es la división del sujeto que escribe para poderse mirar.”

El personaje

“Es un personaje que creé, no solo para escribir sino para vivir el amor…Yo quise poner al hombre en el lugar del amado, un poeta feminizado que debe serlo para crear a la amada que se masculiniza”. 

“También es la historia de dos personas que se enamoraron y no se vieron, es la historia de un donjuán, un seductor que enreda a alguien y hace querer cosas que no puede dar… es la historia de un #MeToo, de una burlada”.

Twitter

“En Twitter no hay penetración… Es una pared. El otro siempre es un fantasma, casi en todas las redes; porque su carne no está ahí, sin embargo, la carne está presente y está siendo afectada. Me hace pensar en Dante y la Divina comedia en donde las almas tienen un cuerpo con el que pueden existir”.

“La persona es objeto de amor y devoción, un deseo infinito, un amor por la realidad, la curiosidad por el mundo… Era un amor virtual de sexting espiritual donde se disolvía el cuerpo por la humedad y la fiebre”. 

Deseo

“Es un deseo de sentir, de ser afectado, el dolor es drama y la dramatización es dolor real… Al desear la unión amorosa, quiere ser clavada en la verga, orada; un hueco que te apuntala y te inmoviliza… El sentimiento es el deseo de sentir más y de sentir por los otros, la enamorada quiere sentir el sentimiento de los otros, porque tienen una historia que no ha querido escuchar. Es un deseo por ser atravesado por el dolor del otro, un homenaje a la vida nueva.” 

 

Escribir sobre sexo

“Era un deseo que venía y se iba con la misma excitación sexual. Pensaba en la escritura excitada sexualmente, ella misma deseante, que se desvanecía luego y terminaba no haciéndolo… Luego tuve esta relación con esta persona y hablamos mucho ¡y ahí estaba la escritura de los chats sexuales! …Quiero volver a escribir del sexo de manera más exploratoria… uno puede hacer que otro tenga una erección o se moje y eso es increíble, como tal el tacto real, no como sensación de poder. Que otra persona que no te conoce se excite es tener contacto con otros…”
 

Perdón

“El libro es una confesión, es una terapia católica o psicoanalítica, el libro fue un remedio… Era para contar la necesidad de siempre culparse a sí mismo o al otro, pero hay una infinidad de narrativas que se pueden hacer en todos los casos.”

Cuarentena

“Esto fue muy rápido, este nuevo modo de vida en sí… El libro me parecía tan obsoleto, es un lamento por el otro y ahora si lo hubiera tocado me habría contagiado… El amor se contagia del objeto amoroso de su amigo, se contagia de la lectura”. 

El libro de Carolina Sanín sale en un momento perfecto, donde se ha restringido el tocarnos, abrazarnos y besarnos; se lanza en una época crítica que nos invita a reflexionar aún más sobre las relaciones sociales y el papel que juegan las herramientas virtuales que tenemos a la mano.

¿Qué te pareció este contenido?

Tú votaste 'No me gustó'.