[Reseña] El Rey León

"Esta es de esas películas que dividirá a la crítica y al público"

Calificación: 4/5 

Con unos enormes zapatos que llenar, Jon Favreau reúne toda su valentía y decide, después de adaptar El Libro de la Selva (2016), irse de frente contra la joya de la corona: El Rey León. 25 años después y con un desarrollo técnico sin precedentes, el director se enfrenta al dilema eterno: Remake (lo más apegado al original) o Reboot (usar el material original para expandir la historia más allá de sus confines y limitaciones de época y contexto).

Para esto hay que tener claras las implicaciones que vienen con la tarea. El Rey León es sin duda alguna la película animada más importante de Disney, una obra que a pesar de su controversia (su nunca aclarado origen en la obra de Osamu Tezuka) abrió una nueva época de superproducciones que probablemente no existirían de otra forma.

Para gran parte de su audiencia infantil fue un punto de inflexión en sus vidas, hay niños que enfrentan el duelo por primera vez a través de los ojos de Simba.

Su música, su estética, todo acerca de El Rey León es icónico. ¿Hay una mejor forma de contar esta historia? Yo lo dudo mucho.

En esta oportunidad Disney ha decidido irse a lo seguro y presentarnos la misma historia que amamos y conocemos, abandonando las limitaciones de la época y abrazando las limitaciones del look realista para contar El Rey León como un documental de National Geographic o BBC Earth, un verdadero homenaje al reino animal que es una maravilla de ver. Es verdad que se pierden algunos elementos característicos de los musicales animados, pero para aquellos que conocen la obra al pie de la letra también hay magia en ver a estos entrañables personajes tomar vida, respiran, caminan, existen en las sabanas de África, esto no es un detalle menor.

Esta es de esas películas que dividirá a la crítica y al público, para el ojo entrenado habrá poco valor cinematográfico, y muchos fanáticos no lograrán revivir las sensaciones de su infancia. Pero hay otra forma de verlo.

Hay quienes cuestionan, critican y desaprueban la decisión de los realizadores de no actualizar la historia y la narrativa a la época actual, pero la opción de actualizar la narrativa visual, tratando de acercarse lo más posible a la obra original es igual de valiosa y tal vez más arriesgada. En donde la crítica ve una aburrida adaptación a gráficos por computadora, otros muchos vemos un increíble esfuerzo por traer nuevas audiencias al documental de ciencia y naturaleza. Te presento la historia que amas, lo más cercano al mundo natural.

Para esto hace uso de todas las herramientas que la tecnología puede brindar, pero también de la narrativa visual del género que sin dudas inspirará a viejos y nuevos espectadores a aproximarse a otras obras y a reafirmar el aprecio por la naturaleza y sus animales.

La música también ha cambiado con este objetivo, al escuchar la banda sonora se nota cómo Hans Zimmer (que también hizo la banda sonora del clásico de 94) ha abordado la obra con una estética propia de la musicalización documental y es hermosa. También aquí está claro que es imposible superar la música original, pero también es imposible no emocionarse con estas versiones de melodías que están grabadas de forma imborrable en nuestra memoria.

Los mensajes están, la historia ha sido cuidada y respetada, los riesgos y las decisiones han sido tomadas. Tenemos una versión actualizada de El Rey León que cumplirá con su misión de llenar las salas de cine y llevar esta maravillosa historia a un nuevo público que con suerte entenderá un mensaje aún más importante: si no reaccionamos, en un par de décadas estos animales serán de nuevo más fantasía que realidad.

 

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar