Una nueva película para revisitar la Toma del Palacio de Justicia

'Salvador', la película de César Heredia, no llega aún en su fase de exhibición, pero la vimos en el Bogotá Audiovisual Market - BAM y les contamos.

La ópera prima del realizador bogotano César Heredia nos ubica en 1985, en la toma del Palacio de Justicia, acontecimiento que además de muertos y desaparecidos dejó numerosos enigmas, asuntos que tres décadas después siguen sin resolverse. Y en ello radica, también, la importancia de revisitar nuestra historia a través de las artes, no solo buscando hacer memoria de los acontecimientos, también obligándonos como nación a revisar el presente a la luz del pasado, aún no claro, no escrito en su totalidad. 

Y si bien la ficción no cumple la función específica de investigar y denunciar como sí lo han hecho trabajos documentales como 28 horas bajo fuego (2008) y La Toma (2011), películas como Siempreviva (2015) y Antes del fuego (2015) han contado historias poderosas a través de personajes particulares de aquellos días negros para nuestra historia, contribuyendo así a la memoria social de nuestro pueblo, y engrandeciendo nuestro cine, dándole un lugar y también una función, la de contarnos y escribir nuestras propias historias. 

Salvador llega por el mismo camino de las películas ya mencionadas. Producida por María Fernanda Barrientos, la historia de César Heredia, es una historia de amor, la de un sastre y una ascensorista, él vive en Bogotá con su hermana y su sobrino, y ella ha llegado con su hija desde Caquetá buscando un lugar mejor para vivir, pero se ha encontrado con una ciudad donde abundan los atracos a mano armada, y donde los asesinatos extrajudiciales, los secuestros y desapariciones, fueron llenando la agenda de los medios. 

Esta película brilla por su dirección de arte, hay un sinfín de guiños a los años 80: la música, donde predominan los boleros y la salsa; Bogotá como locación, con edificios grises y casonas amplias, plazas de luz tenue y calles ruidosas y estridentes, por aquellos días de amenazas, desapariciones y muertes violentas, militarizadas.  

También hay numerosas referencias cinematográficas, películas como Extraña regresión de Jairo Pinilla, Alas de libertad de Alan Parker con Matthew Modine y Nicolas Cage en los protagónicos, Rambo II, también en cartelera nacional, y las del Carlos Julio ‘El Gordo’ Benjumea, que en los primeros años de la década participó el El inmigrante latino, Padre por accidente, y/o Bonaparte investigador privado

Salvador tiene mucha más fuerza en esa recreación acertada, sensible y meticulosamente cuidada de la década de los 80 que en la historia de amor que nos presenta, que finalmente es la forma en la que Heredia buscó llevarnos a los hechos en que se enmarca el drama y su desenlace, que es el que ya conocemos, inconcluso, abierto, un hueco en la memoria de este país que se esfuerza por revisarse, y donde películas como esta juegan un papel fundamental. 

*Salvador de César Heredia y María Fernanda Barrientos acaba de ser galardonada en el BAM por Señal Colombia. Competía en la categoría Ficción con películas como Ruido (Marco Vélez), Luz (Juan Diego Escobar) y Gallo de pelea (Harold de Vasten).

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar