[Reseña] El Guasón: todo mal tiene un origen

Vimos la esperada unión entre Todd Phillips y Joaquin Phoenix, El Guasón, y aquí está la reseña.

El mundo siempre ha sido un lugar lleno de luz y de sombras. Sin importar la etapa de la historia humana, las crisis muchas veces nos han llevado a pensar que estamos viviendo los peores tiempos. Sin embargo, la situación económica, las tensiones raciales, el hambre y la desesperanza siempre han estado presentes en nuestra historia.

En El Guasón (JokerTodd Phillips nos lleva a una Ciudad Gótica inspirada en la Nueva York de los años 70, para muchos, la etapa más oscura de la ciudad y en donde la esperanza parecía estar perdida. Este es el escenario perfecto para contar una historia que trata de explicar cómo se origina el mal en el mundo, y con la que muchas personas pueden llegar a sentirse curiosamente identificadas.

En ella conocemos a un Arthur Fleck, interpretado por un Joaquin Phoenix monumental, que carga con el peso dramático de la cinta desde el primer minuto y que logra llevarnos por un oscuro camino hacia el villano más importante de la historia de los cómics.

A nivel técnico es importante resaltar que la película tiene una ambientación impecable y una cruda fotografía que lleva al espectador por sensaciones y momentos que hacen de esta un viaje hacia las profundidades de la desesperación humana. A lo largo de dos tensas horas, Phillips y Phoenix entregan un relato coherente, complejo e incómodo que funciona como un gran espejo de la sociedad contemporánea norteamericana.

Es curioso cómo los medios y las autoridades se han encargado de dar relevancia a los temas violentos que trata la película. Curioso, porque Phillips no pudo encontrar un mejor momento para hacerlo y porque las autoridades han decidido tomar medidas desproporcionadas ante lo que consideran un riesgo de salud y seguridad en distintas ciudades norteamericanas. Algunos hablan de policías encubiertos en las proyecciones e incluso de un disparador de conducta agresiva en personas con condiciones mentales.

También es curioso porque es imposible no encontrar en Guasón una muy necesaria crítica sin excusas de la epidemia de muertes por armas de fuego en Estados Unidos, la preocupante situación social, económica y sanitaria, así como el pobre manejo de la salud mental y las tensiones sociales y raciales del mundo moderno.

En Joker podemos encontrar una fuerte influencia del clásico Taxi Driver de 1976, algo que le ha valido parte de la crítica negativa. No es coincidencia que ambas películas se ubiquen en el mismo espacio y tiempo. Además la participación de Robert de Niro tiende hacer del ejercicio una deliberada actualización del clásico de Scorsese.

Guasón, con una interpretación magistral, un guión contundente y un claro discurso social, se convierte en una obra necesaria para entender que hoy en día hay temas que no pueden tratar de ignorarse. La violencia y el mal tiene orígenes que es necesario enfrentar y que a pesar de lo oscuro que parezca el presente, las crisis no duran para siempre. Siempre vendrán tiempos mejores, si hacemos algo al respecto.

Calificación: 4.5/5

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar