MC Ari y Lianna tienen algo que decirnos sobre la última vida

MC Ari y Lianna hacen nuestra canción de la semana: La última vida

Luis Román, más conocido como MC Ari, describe a Yury Sunshine como un amigo de esos que da el rap. Hace más de una década que sus caminos se juntaron en la senda del hip hop y aunque sus cimientos musicales se anclan en la misma época pero no en la misma ciudad –Ari es de Cartagena y Yury de Barranquilla- han logrado edificar la relación a punta de colaboraciones musicales. Para Ari, Sunshine tiene toda la pericia para ser llamado una leyenda del hip hop nacional y precisamente la historia de ‘El Sinsonte’, el último álbum del cartagenero, arranca con esta relación: fue Yury el encargado de erigir el puente entre Ari y El Arkeologo – el mismo que conocemos como Gambeta, una de las partes esenciales de Alcolirykoz-, quien se convirtió en el productor de esta placa discográfica.

“Yo creo que ya tenemos el man que suena como a ti te gusta”, le dijo Yury a Ari, y fue cuestión de un intercambio de correspondencia para que se sellara una relación laboral que mutó en confraternidad.

Después de la correspondencia, Ari viajó a Medellín para grabar y, aunque ya existía confianza, el encuentro hombro a hombro fue fundamental. “En vez de debatir sobre las diferencias que tenemos, nos aferramos a lo que teníamos en común”, cuenta Ari. Y eso que precisamente tenían en común no podía ser otra cosa que la música, el gusto por raperos similares y  por sonidos o estéticas particulares. No le inquieta aceptar que él y el Arkeologo son diferentes en muchas cosas, pero haberse empapado de su universo y viceversa, hizo que la relación trascendiera a la música.

Según Ari en el proceso creativo  pueden pasar dos cosas: o se escogen temas que se adapten al instrumental o a veces no tienes el tema, entonces escribes específicamente lo que pide ese instrumental. En el caso de La última vida pasó lo segundo y junto a Lianna lograron construir un cierre paliativo de un álbum que se siente feroz en la mayoría de las canciones. La participación de Lianna es indispensable para que esta canción se sienta parsimoniosa y honda.

“Ari me invitó a participar en esta canción cuando ya estaba lista, no fue un proceso que arrancamos de cero juntos. Ari ya estaba finalizando el proceso del disco y hacer una colaboración era algo que queríamos hacer desde hace un tiempo, así que me monte de una en esa idea, la grabamos acá en mi casa con el Arkeólogo y nos pusimos a experimentar con las ideas melódicas con las que arranca la canción; teníamos varias referencias por ese estilo y empezamos a probar y a grabar todo para luego elegir. Igual con la letra, que es algo que está muy ligado a nuestro proceso, a encerrarse en sí mismo para crear, a apostarle todo a esto porque acá ganamos y perdemos, es nuestra última y única vida y la llenamos de sentido haciendo música”, cuenta Lianna. 

Si hay algo que conectó a Lianna con Ari es la manera cómo vive la música: “ lleva muchos años en esto y lo hace por que lo ama y necesita y eso me inspira mucho; ademas, se junta con el Arkeólogo que es también de la misma escuela en ese sentido y me siento orgullosa de poder ser parte de proyectos así, me gusta y siento que es lo que alimenta que esto siga creciendo”. 

Definitivamente fue adrede que este corte se situara en la conclusión de un álbum de 16 canciones. “Es un disco bastante denso; empieza con una plegaria y termina con un outro con un nombre bastante diciente: ‘egotrip’. La última vida es la salida a ese outro, después que se ha pasado por todo el proceso de la densidad y de canciones fuertes, este tema es el puente final hacía la salida del disco, como una sinopsis de la experiencia de todo el álbum”, explica MC Ari.

Y al final, esta canción y en general todo El Sinsonte, es un acontecimiento que se presenta para agregarle al rap nacional otro punto cardinal para explorar: Cartagena.

¿Qué te pareció este contenido?