Buenavista Social Club celebra su aniversario #25 y presenta “Vicenta”, una canción nunca antes escuchada

Del aniversario surgieron nuevas ediciones que nos brindan la oportunidad de revivir las sesiones en las que este fenómeno musical global nació.

“Vicenta” sigue la historia de un incendio que destruyó casi todo el pueblo de La Maya, cerca de Santiago de Cuba el 1 de abril de 1909. Este lugar, lleno de plantaciones de banano, café y cacao, fue donde nació y vivió toda su infancia Eliades Ochoa, guitarrista de la agrupación. Esta canción es uno de los temas inéditos extraídos de las sesiones del álbum de 1996 que han sido seleccionados para estas ediciones por el productor, Ry Cooder y el ejecutivo, Nick Gold. Es un dúo vocal entre Buena Vista protagonizado por Ochoa y Compay Sengundo, quien también compuso la canción. 

“Sin platanal no valgo na’, no valgo na’ sin platanal”, dice una de las estrofas de este tema que guarda toda la magia y la atmósfera que caracteriza al sonido cubano y que apenas fue lanzado el pasado 8 de junio en YouTube y al día de hoy ya tiene 27 mil visualizaciones. 

World Circuit anunció algunos detalles de las ediciones del aniversario del grupo que estarán disponibles el 17 de septiembre de este año y que incluyen 2 LPs, 2 CDs Deluxe Book Pack, 2 CDs Casebook, 2 LPs Gatefold Vinyl y formatos digitales. Con estas se pretende celebrar el aniversario número 25 de la primera grabación del álbum, por lo que esta contendrá el álbum original remasterizado por el ingeniero ganador del Premio Grammy,  Bernie Grundman, así como pistas nunca antes escuchadas de las cintas de la sesión original de 1996, incluida "Vicenta”. Además habrán nuevas notas, fotografías y letras inéditas, con más biografías, impresiones artísticas y una historia escrita del legendario Havana Club original disponible exclusivamente en el formato Deluxe Book Pack.

Tanto para los fanáticos nuevos y viejos, la mística del grupo sigue vigente conservando su característico sonido. El 26 de marzo de 1996, el trío formado por el director de orquesta cubano, Juan de Marcos González, el productor y guitarrista estadounidense, Ry Cooder, y el productor y propietario del sello discográfico británico, Nick Gold, reunieron un grupo improvisado de músicos cubanos en los estudios EGREM/ Areito en Centro Habana. La mayoría eran célebres veteranos de la época dorada de la escena musical cubana de los años cuarenta y cincuenta. Ninguno de ellos tenía idea de que las grabaciones que estaban a punto de producir cambiarían la vida de muchas personas, incluidos ellos mismos, y cambiarían para siempre el papel que la música cubana juega en el mundo. "Buena Vista Social Club" fue el nombre que se le dio tanto a este extraordinario grupo de músicos como al disco grabado en tan solo siete días.

El estudio, propiedad del sello nacional de Cuba, EGREM, se instaló originalmente en la década de 1940 y es célebre como una gran joya en la historia de la grabación. Su gran sala con paneles de madera permitió que la grabación se llevara a cabo con el conjunto completo tocando "en vivo", lo que le da al oyente la sensación de estar ahí, justo en ese espacio compartiendo con los músicos. 

Desde ese momento estaba claro que estaba ocurriendo algo muy especial, pero nadie podría haber predicho que 'Buena Vista Social Club' se convertiría en un fenómeno mundial. En el año 97 recibió un Grammy y con 8 millones de copias superó en ventas a cualquier otro disco del mismo género. El impacto de esas sesiones todavía se siente 25 años después gracias a que la vitalidad, la rica historia y la cultura de Cuba se perciben en cada una de las canciones con su fuerza original. La aclamación del álbum radica en el talento de músicos como Ibrahim Ferrer, Eliades Ochoa, Compay Segundo, Rubén González y Omara Portuondo, que han inspirado procesos como una película premiada de Wim Wenders y han contribuido a popularizar la rica herencia musical de Cuba. 

Juan de Marcos González, músico y productor que ha dedicado su carrera a visibilizar la riqueza de la música cubana, afirmó: “Buena Vista Social Club ha sido probablemente el disco más importante de la música cubana de finales del siglo XX, y definitivamente el que reabrió las puertas del reconocimiento internacional de 'Son Cubano'. Veinticinco años después todavía puedo sentir las vibraciones positivas del estudio y, por supuesto, el placer de haber contribuido en cierta medida al disco que rescató la música de mi país y muchos de sus grandes intérpretes de las sombras”.

Aquí puedes preordenar las ediciones de 25 años y también puedes ver el video de “Vicenta”: 

¿Qué te pareció este contenido?