00
Días
00
Horas
00
Minutos
00
Segundos

Rock al Parque 2017, balance general

La edición número 23 de Rock al Parque ya es historia y aquí hicimos un balance. ¡Gracias a ustedes por estar ahí!

Iván García

Mi agrupación favorita de rock al parque 2017: Acid Yesit. Esta banda de Pasto me sorprendió porque su propuesta musical es avanzada, demuestra un rango amplio de influencias que van del rock progresivo hasta el metal, pasando por el folclor del sur colombiano. A punta de vientos, batería, bajo y guitarra, esta banda instrumental nos recordó que en Nariño se hace buena música, con mucho profesionalismo y alta calidad.

Lo bueno del festival: el festival en sí, ya que es una oportunidad para el público bogotano (y de paso abierto para el que quiera llegar de otras ciudades) de tener este acceso gratuito a un cartel de bandas y artistas con una infraestructura a la altura de cualquier festival masivo.

Por mejorar: la zona de prensa frente a la tarima del escenario Plaza y Bio. Mucho espacio entre la banda y el público. Eso debe ser un foso para fotógrafos, no un parchardero. Y si es necesario tener ese espacio, que sea lateral, como lo hubo en una edición anterior. El público es el que debe estar más cerca de los artistas, y eso lo saben las bandas. El cantante de H2O, por ejemplo, se pasó a trompicones por entre los "periodistas" para llegar hasta donde estaba el público real y así poder dedicarle unas cuantas melodías.


Óscar Romero (videógrafo)

Mi banda favorita: Los chinos de la china, Zhaoze. Esta definitivamente para mí fue una de las mejores propuestas de este rock al parque 2017. Mientras veía su interpretación recreé imágenes emblemáticas de las películas de Takeshi Kitano y el mismísimo Park chan-wook. Música novedosa, emocional, atrevida, por momentos me vi de ojo cerrado.

Lo bueno del festival: Definitivamente 2 Minutos. Los años 90 a mí me dieron el cine y el punk. A dos minutos yo los conocí rebobinando casetes con un esfero en 9 de bachillerato. Mosca se paró en el escenario plaza con la banda y me tomó un par de minutos entender lo que representaba por fin verlos en vivo, canciones emblema como Ya no dos igual y Valentín Alsina me sonaron en frente, ya no en una cinta desgastada. Amenos, comprometidos, compactos y con una actitud que han construido durante 30 años. Ese era un pogo con el que estaba en deuda.


Laura Ubaté

Mi banda favorita: Me llevo en la memoria la presentación de Lamb of God para el cierre de la tarima Plaza el primer día de festival. La conexión con la audiencia fue inmediata, tocaron todas las canciones más queridas de su discografía y las ejecutaron de manera impecable. No olvidaré como temblaba el piso del Simón Bolívar por los más de 15 pogos que ocurrieron en simultánea, los múltiples coros y cabezas sacudidas al unísono. Eso es puro Metal.

Lo bueno del festival: Valió la pena apostarle a nuevas bandas colombianas alternando con bandas internacionales, el público apoyó a una y otra, refrescando los sonidos que ya eran conocidos por la audiencia. El otro acierto fue programar bandas de subgéneros jóvenes como post rock, fusiones de rap y jazz, estos sonidos enriquecen la vanguardia. De celebrar la invitación del Festival a grupos como Reencarnación (Medellín), Estado de Coma (Cali) y Darkness (Bogotá), esto fue una apuesta por la memoria del rock nacional que será inolvidable.

Por mejorar: Considero que la programación del escenario Plaza el día domingo estuvo un poco desconectada con lo que esperaba la audiencia, lo que hizo que Cómo Asesinar a Felipes no tuviera tan buena asistencia de público y el cierre de death y brutal metal contrastara demasiado con el resto de tarimas.


Héctor Mora

Lo mejor del festival: El ambiente general y buen comportamiento de los asistentes que incluso disfrutan el Festival de forma diferente a las tradicionales. Ferias de emprendimiento, juegos, etc. La gran variedad de estilos musicales que convivieron en todas las tarimas. Y el nivel de las bandas colombianas participantes fue muy parejo por arriba. 

Por mejorar: La cancelación de la invitación a Paul Gillman por supuestas razones de seguridad sustentadas (sin antecedentes) en la intolerancia de los asistentes. Fue claro el desconocimiento del público y del verdadero sentir del Festival por parte de directivas del IDARTES.


David Rentería (Radióna 3)

Mi banda favorita: Fueron muchas pero me tocara elegir tan solo una me voy con la agrupación argentina Sig Ragga. Desde que empezaron la presentación me llamó la atención por la puesta en escena, todos los músicos vestidos con enterizos blancos y la piel de color plateado. Empezaron con una canción cercana al gospel pero desde la segunda canción llenaron el escenario Bio de su propuesta de reggae fusionado con jazz y rock progresivo. Me gustó que estéticamente no caen en el cliché de la mayoría de bandas de reggae, al verlos uno se imagina una cosa y lo sorprenden con otra además la voz del cantante, aunque por momentos se asimila a la de Guillermo Bonetto de Los Cafres, se sale de lo normal que he escuchado en este género que es uno de mis favoritos.

Lo bueno del festival: Buena participación de las mujeres, muchas bandas con ellas como protagonistas, bajistas, guitarristas, bateristas en los tres escenarios o bandas confirmadas en su totalidad por ellas como Nervosa de Brasil, Poker y Sin Pudor de Bogotá, se hizo claro que no es necesario ubicar un escenario exclusivo para ella pues medidas como esta en ocasiones no ayudan mucho. Otra aspecto positivo en mi concepto fue que muchas bandas fusionan el trash, el rock, el punk y los demás géneros con sonidos latinoamericanos, eso es lo que nos hace diferentes ante el mundo.

Por mejorar: El sonido en la tarima principal tuve errores alcancé a contar a tres bandas que se les apagó completamente. Todo muy positivo y me gustó mucho el sábado, el 'Día del metal' que por primera vez asistí este día de sonidos extremos.


Iván Samudio

Mi banda favorita: Acid Yesit. Últimamente el sur del país nos ha sorprendido con agrupaciones alucinantes, las cuales consiguen fusionar de manera particular lo tradicional con el rock. Este quinteto que usa saxofones y un formato base de banda de rock, logra fusionar géneros como el noise, el metal y el jazz; todo un laboratorio experimental donde lo pesado y ecléctico se mezclan de una forma agradable, divertida y contundente. Es como si Les Claypool, Marc Ribbot y John Zorn se hubieran encontrado en Pasto para hacer musica.

Lo bueno del festival: Una curaduría y programación que ratificaron la inclusión desde muchas perspectivas, la participación femenina y la unión con lo tradicional.


Eduardo Rendón (Radiónica 2)

Mi banda favorita: Los Suziox. ¿Cómo no emocionarse viendo a una de las mejores bandas de punk del país reventando el escenario principal de Rock Al Parque? Los Suziox de Medellín hicieron su debut en el festival con una contundencia y fuerza que sorprendió a desprevenidos y atentos que presenciaron a una banda de culto apoderándose de la tarima con clase y potencia. Ya clásicos no sólo del punk colombiano sino del latinoamericano como Armas Silenciosas, Dios TV, Perfección o Secuestrados fueron cantadas a todo pulmón entre pogos y banderas que sirvieron de paisaje a uno de los mejores conciertos de todo Rock Al Parque 2017.


Juan Jaramillo (Producción)

Mi banda favorita: UMZAC. Una propuesta con un futuro muy prometedor dentro de la escena del metal colombiano. Se han arriesgado a introducir ritmos e instrumentos de la región andina en un género que había estado escaso de creatividad durante los últimos años en el país. Su potencia en vivo y la capacidad para rescatar nuestras raices con valentía y determinación hacen de esta una banda para seguirle el rastro. Son, sin duda, ese aire que la hacía falta a los sonidos extremos del país.

Lo bueno del festival: La diversidad de propuestas que pasaron este año por las tarimas del festival. Jazz, Blues, Ska, Punk, Metal, Rock n' Roll y una infinidad de géneros y fusiones se hicieron presentes y fueron capaces de convivir sin ninguna clase de altercado. Me sorprende como este año la gente fue mucho más receptiva con las propuestas nuevas y se arriesgó a conocer lo que se esta haciendo a nivel musical en el país, eso es un gran punto a favor de nuestra escena cultural. Uno de los proyectos que más me sorprendió y me llenó de alegría fue la convocatoria de los CLAN en los que bandas de niños y jóvenes pudieron subierse al escenario y empezar a tener contacto con otro tipo de público y ambiente diferente al de los festivales de colegio y los salones comunales. Este es un bonito detalle que ayuda a fortalecer los procesos de formación musical y nos hace soñar con una gran calidad en los músicos del futuro. Roots Of Rock, Tijax, Valentain y The Feedback son apuestas hacía el futuro y vale la pena estar pendientes de sus novedades y apoyarlos.


Lorena Rojas (Community Manager)

Mi banda favorita: Death Angel. Las guitarras estridentes tocaron cada fibra en mi, los poderosos sonidos no me dejaban alejarme del escenario y canción tras canción, junto al público comprendí porqué desde 1982 son considerados como una figura indiscutible del trash metal.

Lo bueno del festival: Puede que Rock Al Parque sea un festival gratuito, pero en esta edición contó con la presencia de grandes artistas, que sorprendieron con sus presentaciones. Es un espacio para descubrir sonidos, para recordar esos que olvidamos y disfrutar de la música sin importar el género.

Por mejorar: El festival todavía debe mejorar los problemas de sonido, Draco Rosa salió al escenario y el público no escuchaba, el sonido debe ser impecable en un evento tan importante como éste.

¿Qué te pareció este contenido?