Bono: una figura complicada

Ustedes, ¿qué piensan de Bono? Una opinión de Manuel Carreño sobre el líder de U2.

Todo el mundo tiene una opinión acerca de Bono. Buena, regular o mala. Pocos personajes de la historia del rock generan tanta controversia. Me pidieron que diera mi opinión sobre el cantante de U2 aprovechando el anuncio de su primer concierto en Colombia el próximo 7 de octubre. Creo que de todas las opiniones sobre el cantante, la que más me ha gustado y con la que más estoy de acuerdo es con este video de hace 10 años de la Muchachada Nui de España. Sin embargo ampliaré la idea.

U2 siempre tuvo una mirada distinta por ser la más importante banda de new wave, (un movimiento casi totalmente británico) en aparecer desde Irlanda. Eso hacía que sus letras y sus actitudes fueran especiales. Sus primeros álbumes fueron toda una reflexión sobre la guerra y los problemas sociales que vivían en su país natal. Lograron conquistar Europa a mediados de los ochenta y en 1987 se tomaron Estados Unidos con The Joshua Tree. Desde ahí todo empezó a cambiar para esta agrupación que con ese álbum se ganó el rótulo de agrupación de rock más importante del mundo, y que no se les fue nunca más.

Dieron muestra de su toma de Norteamérica y el mundo con su película/disco Rattle And Hum y cambiaron la historia del rock con Achtung Baby (1991). Desde ahí todo empezó a cambiar en un líder que siempre mostró ser carismático, y que los temas políticos le interesaban. A fines de los años ochenta el rock se volvió más políticamente correcto, apoyando las causas de ONG´s como Amnistía Internacional. Bono fue el abanderado de ese rock político y desde ahí dejó de ser el carismático líder de una banda para volverse un hombre influyente que hablaba con los líderes políticos del mundo. Nunca una figura del rock logró semejante perfil. Bono es y sigue siendo un hombre que tiene qué decir sobre todos los conflictos del mundo. Tanto su música como sus movidas humanitarias dan fe de eso.

Volviendo al principio, todos tienen una opinión sobre lo que hace Bono. A mi personalmente me parece que es una forma de unir política y rock que no me convence. El rock en sus inicios buscó ser incómodo para los políticos. Los líderes de las bandas más que ser unas figuras humanitarias, deben ser críticos de todo el sistema. No volverse parte del mismo.

U2 ha logrado convencer al mundo de que verlos es una experiencia que no es meramente musical. Que es un espectáculo a todo nivel y una reflexión que incluye lo político. Yo confieso que me gustaría ver el 7 de octubre a la banda de rock, la cual extraño, y no al espectáculo mediático, y a su líder, que genera una fascinación casi sectaria. Creo que no va  a pasar. Pero al menos pude dejar claro lo que siento por Bono. Si bien no creo que muchos compartan esta opinión, tampoco creo que a él le importase mucho saberla.

¿Qué te pareció este contenido?