U2 en Bogotá, ¡por fin!

Definitivamente vimos uno de uno de los mejores, si no el mejor, concierto que se ha hecho en Colombia, U2. Lean aquí cómo lo vivimos.

Por muchos factores Bogotá y Colombia tuvieron ayer su noche soñada, esa que por años estuvo en conversaciones de amigos, foros y artículos de prensa. Anoche, la deuda de más de 30 años de U2 con el país se saldó de la mejor forma que podía hacerse, celebrando una obra maestra que se convirtió en la mejor carta de presentación ante un público que esperaba solo lo mejor de Bono y su combo.

Bono: una figura complicada

Con una producción única U2 demostró por qué durante las últimas dos décadas se ha mantenido como uno de los espectáculos más destacados y exitosos del mundo. Diseñado por Willie Williams, los contenidos especiales a cargo de Anton Corbijn y el artista JR, maravillaron a los asistentes de una noche mágica e inolvidable.

Como es costumbre en el caso de U2, la producción que se pudo ver en Bogotá implicó un despliegue de tecnología sin precedentes y una de las propuestas visuales más impresionantes que se puedan ver en la actualidad. El escenario fue construido con un árbol que se extiende cerca de 9 metros por encima de una pantalla de 14 metros de altura y 60 metros de ancho pintada en plateado y dorado para imitar el diseño de arte del disco original de 1987. Para lograr esto, el montaje estaba apoyado en marcos de carbono creados con tecnología que U2 implementó por primera vez en el mundo para uso comercial.

The Joshua Tree, la esencia de U2

La presentación contó con el Sistema de Transmisión de Video 4K (UHD) de PRG, el cual permitió operar con imágenes en tiempo real desde distintos puntos del escenario, entregando 60 frames por segundo con una resolución UHD de 3840x2160 pixeles. Un sistema de transmisión que puede ser montado en una hora y está diseñado para ser operado por un ingeniero en video, eliminando la necesidad de numerosos equipos en tarima y consola.

Pero no hablemos más de lo técnico. Todo este montaje no era para menos, se trata del aniversario de un álbum que con 30 años de historia es aún una de las obras más importantes y vigentes del rock moderno. Con letras que resultaron de los viajes de la banda a través de Estados Unidos y temas sociales que tanto le apasionan a Bono, ‘The Joshua Tree’ es completamente relevante hoy en día dada la situación de la política mundial, en donde temas que se creían superados como el racismo, el extremismo político, la desigualdad y el machismo, han vuelto a ser preocupantes.

Un set reinterpretado con una actualidad y maestría única, que demostró con creces su importancia en el tiempo y que le permitió a los asistentes ver a una banda que después de tantos años sigue en el punto alto de su carrera.

U2 probó ser uno de los más grandes shows de la historia. Mullen y Clayton, impecables como siempre aportaron lo suyo. Por su lado, The Edge hizo gala de los solos, riffs y efectos que han hecho de su estilo un referente convirtiéndolo en uno de los mejores guitarristas del mundo. Lo de Bono es otro cuento, con los amores y odios del mundo entero, debido a su popularidad y beligerancia política, queda claro que como frontman y vocalista tiene una capacidad única de conectar con un público que no le negó nada al cuarteto de Dublín. Una presentación épica, llena de mística y emoción en la que se pudo ver más de una lágrima, un grito herido, besos apasionados entre el público y momentos de emoción como pocas bandas pueden generar en un mismo concierto.

U2 y Noel Gallagher cantan juntos Don’t Look Back In Anger

La presentación inició con una selección de canciones que sirven como un rompehielos infalible. Sunday Bloody Sunday, New Year's Day, Bad y Pride (In the Name of Love), dejaron al público listo. Con ese inicio muchos de los asistentes podían respirar tranquilos y tachar canciones de su lista de imperdibles. Vendría un recorrido actualizado, revitalizado y vigoroso por 'The Joshua Tree' con una vitalidad impresionante para después dar paso a una tanda de hits que con canciones como Beautiful Day, Elevation y Vertigo, debieron dejar satisfechos a los fans más jóvenes de la banda.

U2 estrena el primer sencillo del nuevo disco: You're The Best Thing About Me

El cierre empezó con una recién lanzada You're the Best Thing About Me a la que se le nota la falta de kilómetros; Ultraviolet con una maravillosa referencia a las mujeres que han marcado nuestra historia entre las que se encontraban Totó La Momposina, La Pola y Katherine Ibargüen; Todo para cerrar con una One dedicada al momento histórico de Colombia sellando una presentación majestuosa e impresionante que quedará grabada en la memoria de los asistentes como solo los conciertos pueden hacerlo, solo que en este caso, es más que probable que sea el mejor y más importante que se haya experimentado en Bogotá.

U2, gracias por venir.

¿Qué te pareció este contenido?