Providencia regresa de Canadá con sonidos beligerantes