[Reseña] God of war: Kratos ha vuelto

Les contamos qué nos pareció la nueva entrega del videojuego God of war, una apuesta para los gamers de Playstation.

En el agitado mundo de los juegos AAA moderno, los exclusivos son todo y Playstation ha tenido claro que debe cuidar sus propiedades para mantener su posición dentro de la actual guerra de consolas que en estos momentos tiene nuevos actores en el mercado.

Por esa razón fue una gran sorpresa ver una versión reimaginada de Kratos en el anuncio de God Of War, una de las marcas más exitosas de Playstation se reveló completamente difernte y en un escenario más bien absurdo. El hijo de Esparta se encontraba vagando por los fríos parajes del norte de europa e interactuando con la mitología nórdica. Carece de sentido, ¿no?

Han pasado 8 años desde la última entrega dentro de la línea de historia principal de God Of War y vemos a un Kratos en otra etapa de su vida. De una edad mayor y con un hijo, emprende una aventura de la que al principio no sabemos nada, pero que, en este momento y escenario se desarrolla de una manera muy sencilla.

Este nuevo comienzo le permite a la saga retomar cierta inocencia, disminuir la escala y dejar atrás esos enfrentamientos épicos contra criaturas mitológicas e inagotables hordas de enemigos que eran despedazados como si fueran hormigas, todo para dar paso a combates más cuerpo a cuerpo, nuevas mecánicas y construir un crescendo maravilloso que le da a este título, un lugar de lujo dentro de la franquicia.

A diferencia de sus antecesores, esta entrega lleva la serie a la mitología nórdica, pero es anterior a los vikingos. Seis de los nueve reinos de la mitología nórdica pueden ser explorados. La mayoría del juego tiene lugar en el reino de Midgard, habitado por humanos y otras criaturas, siendo técnicamente el mismo en el que el mundo griego de los otros títulos había existido.

En este mundo Kratos y su hijo deben emprender una aventura en la que el padre espera introducir a su hijo a la madurez. La relación entre ambos es accidentada, casi la que puede existir entre un padre ausente y un hijo que aunque reconoce su autoridad, la cuestiona internamente.

Es a partir de esto que las mentes de Santa Monica Studio nos presentan una hermosa historia, increíblemente ejecutada, con visuales de altísima calidad y que a manera de cámara única (el juego podría jugarse sin un corte de principio a fin, y son casi treinta horas de juego) brinda una experiencia cinematográfica de gran factura y de una inmersión, que aunque ya había sido explorada en otros títulos, sin duda llega a su punto más alto en este juego.

La mecánica también es completamente diferente, en esta oportunidad contamos con una nueva arma, un hacha con habilidades parecidas al martillo de Thor que además cuenta con muchos trucos y que conforme aumenta la experiencia del personaje, desbloquea movimientos espectaculares, tan vistosos como a los que nos tiene acostumbrados la franquicia, pero que no pierde novedad, cada golpe, corte, movimiento y lanzamiento del hacha se siente con un poder tremendo y divierte desde el inicio del juego hasta su último combate.

Kratos debe contar con el apoyo de su hijo en todos los enfrentamientos, convirtiéndose en pieza fundamental de una coreografía que dependiendo de las habilidades desbloqueadas y la pericia del jugador, da paso a combates llamativos que nunca aburren.

Encontrar un nuevo enemigo siempre es emocionante. Esto viene entrelazado con la exploración de mundos majestuosos y enormes, llenos de tesoros y acertijos que hacen de esta aventura algo apasionante. Para Kratos, su hijo y el jugador, cada elemento es importante, pero lo es más la aventura.

Finalmente el apartado gráfico es un punto alto en la historia de los juegos de consola, aunque el juego está optimizado para la más reciente y poderosa PS4 Pro, en la versión regular tiene difícil comparación con otro título, la calidad de las texturas, luces, profundidad de los mundos y cantidad de frames por segundos es envidiable y en PS4 Pro llega a niveles de competición.

God Of War es todo lo que un título de la franquicia debe ser hoy en día, un blockbuster imperdible. Uno de esos juegos que si o si, cualquier amante de la franquicia o de los juegos de aventura debe tener la oportunidad de jugar, de recorrer y de conocer.

Quién diría que después de todos estos años y en lo que algunos considerarían, el ocaso de su vida, la aventura más grande de Kratos aún estaba por llegar. Estamos ante el que es uno de los juegos del año, aunque con con éste, la competencia tal vez ya haya terminado.

¿Qué te pareció este contenido?

1 comentario

Para comentar debe Registrarse

Enviar
Imagen de Carlos Herrera
Carlos Herrera
Buen Artículo !