La OMS considera la obsesión por los videojuegos como trastorno mental

La Clasificación Internacional de Enfermedades incluirá dentro de su próxima edición los problemas asociados a los juegos digitales. ¿Qué tan aficionados a los videojuegos son?

Los videojuegos y la adicción a los mismos es un tema amplio y muy debatible, pues en el entorno de la salud existen todo tipo de posiciones. Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) tomó una decisión frente al tema y por primera vez este será incluido en la próxima edición (2018) de la Clasificación Internacional de Enfermedades (que no se ha actualizado desde hace casi 28 años). Sí, el trastorno por videojuegos será considerado como una enfermedad mental.

Los once (11) videojuegos de 2017

Aunque no se ha estipulado de manera concreta la definición del trastorno, la OMS ha afirmado que: “el trastorno por videojuegos se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego continuo o recurrente”.

Según la OMS el trastorno se puede identificar a través de las siguientes características: no controlar la conducta sobre la frecuencia de juego, dar prioridad al mundo digital y perder el interés frente a otros estímulos del entorno manteniendo dichas conductas a pesar de la aparición de consecuencias negativas.

Vladimir Poznyak, responsable del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, en declaraciones a New Scientist afirmó: “Los profesionales de la salud deben reconocer que el desorden en los juegos puede tener serias consecuencias para la salud. La mayoría de las personas que juegan a videojuegos no tienen un trastorno, al igual que la mayoría de las personas que beben alcohol tampoco tienen un trastorno. Sin embargo, en ciertas circunstancias, el uso excesivo puede generar efectos adversos”.

Supernintendo en Colombia: recuerdos de una época mágica

Para que el patrón de comportamiento afecte al individuo en el ámbito social, personal y familiar, debe ser excesivamente obsesivo como lo explica uno de los borradores de la definición: "El comportamiento del juego y otras características son normalmente evidentes durante un período de al menos 12 meses para que se asigne un diagnóstico, aunque la duración requerida puede acortarse si se cumplen todos los requisitos de diagnóstico y los síntomas son graves".

El trastorno se ha venido valorando hace más de una década. Después de cientos de investigaciones y trabajo arduo, se ha decidido reconocer de manera oficial la adicción a los videojuegos como un desorden e incluirse en el próximo manual de diagnóstico.

Tamagotchi regresa, ahora en dispositivos móviles

Es necesario decir que la OMS destacó que no se trata de afirmar que cualquier jugador posee un trastorno, sino mostrar que existen personas obsesionadas con los videojuegos y esto les genera problemas en el ámbito personal y mental, afectando así la posibilidad de tener una vida en óptimas condiciones.

¿Qué piensan ustedes frente a este polémico tema?, ¿cada cuánto juegan videojuegos?, ¿toman precauciones?, ¿les importa el tema?

¿Qué te pareció este contenido?

Para comentar debe Registrarse

Enviar