Beyoncé y Jay-Z se inscriben con su nuevo video en la historia del arte

Vean el videoclip de 'Apeshit', grabado en el Museo del Louvre.

Sí, Beyoncé y Jay-Z ya se inscribieron en la historia del arte, lo hicieron con su vídeo para la canción Apeshit, donde vemos a la pareja más poderosa de la industria musical en las salas del Museo del Louvre, solemnes y desafiantes entre algunas de las obras maestras de las colecciones francesas, entre ellas La Gioconda de Leonardo da Vinci, la Venus de Milo, la Victoria de Samotracia, la Pietà de Rosso Fiorentino, Las bodas de Caná de Veronese y distintos cuadros del neoclásico Jacques-Louis David y del romántico Théodore Géricault.

El video es el primer avance del álbum conjunto de Beyoncé y Jay-Z llamado Everything is Love, el mismo que firman con el nombre artístico de The Carters. Los rodajes en el Museo del Louvre son habituales hace varios años, pero según informa el diario El País, ninguno a la fecha había tenido acceso a galerías y lienzos de la misma envergadura.

Ambos (Beyoncé y Jay-Z) han visitado el Louvre cuatro veces en los últimos diez años. La última vez, en mayo de 2018, nos propusieron esta idea. Los plazos eran muy cortos, pero el proyecto convenció rápidamente al Louvre, porque su propuesta demostraba un verdadero vínculo con el museo y con las obras que les habían marcado”, respondió un portavoz de la pinacoteca a EL PAÍS.

En Apeshit, Beyoncé y Jay Z, The Carters, inscriben la presencia negra en la historia del arte reclamado un lugar para ella en las salas del museo, donde no abundan las representaciones de lo negro. Este clip y cada uno de los detalles con los que se hizo reivindica un lugar para la identidad negra en las salas de los museos, en la historia del arte, en la historia de la humanidad. Unos segundo antes del final verán Retrato de una mujer negra (1800), celebración de la abolición del esclavismo en las colonias francesas tras la Revolución de 1789, expuesto en el ala Sully del Louvre, verán  que Beyoncé, previo a esa imagen, y no por casualidad, luce el mismo tocado que la esclava con el seno desnudo del cuadro de Marie-Guillemine Benoist.

 

¿Qué te pareció este contenido?